Dos balas muy perdidas

7.9
Dos balas muy perdidas Las mellizas Sterling y Blair compaginan su vida de adolescentes en un colegio religioso de élite con su nueva y singular ocupación: cazarrecompensas.
# Formato Idioma Fecha Total Descargas Descargar
1 720p BluRay Español Latino 27/08/2020 26 Descargar
2 720p BluRay Español Latino 24 Descargar
3 720p BluRay Español Latino 27/08/2020 21 Descargar
4 720p BluRay Español Latino 27/08/2020 19 Descargar
5 720p BluRay Español Latino 27/08/2020 19 Descargar
6 720p BluRay Español Latino 27/08/2020 19 Descargar
7 720p BluRay Español Latino 27/08/2020 21 Descargar
8 720p BluRay Español Latino 18 Descargar
9 720p BluRay Español Latino 27/08/2020 18 Descargar
10 720p BluRay Español Latino 27/08/2020 19 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Hotel Bombay

Acción Drama Historia Suspense
7.3

Hotel Bombay Mumbai, 2008. Los huéspedes del hotel Taj Mahal Palace viven momentos de terror. Un grupo de terroristas paquistaníes invade el lugar y mantiene a las personas como rehenes durante 68 horas. Desesperados, un grupo de funcionarios y huéspedes toman coraje para intentar revertir la situación.   Hotel Bombay Critica No sé si refleja bien lo que ocurrió realmente, los hechos en los que se basa, pero sí que dibuja acertadamente el ambiente y también los contrastes entre la mentalidad india y la occidental, concretada fundamentalmente en la actitud que adoptaron muchos trabajadores del Hotel donde se desarrolla la trama, que por otra parte contrasta con la que mantuvieron los cuerpos policiales, como si se trataran de ciudadanos de dos países distintos, antes que ciudadanos del mismo país con distintas sensibilidades. Quizá refleja mejor la situación de indefensión o de desamparo que se vivió que el horror que sufrieron las víctimas, bastante desdibujado. Sí que mantiene la tensión por el desenlace que les espera a los protagonistas de la historia, aunque hay momentos en que se hace algo monótona en ese sentido, dando la sensación de que le sobra metraje. Esta parte de trhiller cojea ostensiblemente porque los terroristas no están bien reflejados, ni psicológica ni emocionalmente. No hay prácticamente diferencias entre ellos, ni jerarquía, ni distintas inquietudes. Y quizá lo peor es que su actitud emocional permanece invariable durante todo el tiempo, como si los trágicos acontecimientos que están viviendo no les afectaran de ningún modo, ni para bien ni para mal. Se comportan con la frialdad de profesionales, pero con la despreocupación propia de adolescentes, como si con ellos no fuera la cosa. Tampoco está bien tratado quien se supone que los dirige, porque carece de la necesaria complejidad para resultar atractivo cinematográficamente, En definitiva, la película es atractiva, pero tiene sus carencias.  

Mente indomable

Drama
8.1

Mente indomable Will es un joven rebelde con una inteligencia asombrosa, especialmente con las matemáticas. El descubrimiento de su talento por parte de los académicos le obligará a elegir entre seguir con su vida de siempre -un trabajo fácil, buenos amigos, muchas cervezas y alguna bronca- o aprovechar sus grandes cualidades intelectuales en alguna universidad. Sólo los consejos de un solitario y bohemio profesor le ayudará a decidirse.     Mente indomable Critica La historia es magnífica y dura, el guión y los personajes estan muy bien construidos y el resultado son momentos de buen cine y de gran dramatismo. El guión es tan bueno, que eclipsa todo lo demás. Van Sant dirige con su peculiar estilo sutil y austero. La fotografía es muy correcta retratando el barrio de Hunting, llegando a su clímax en la escena del parque, sin duda la escena más emotiva. Los personajes acompañan bien, sobretodo el profesor Lambeau; pero sin duda son los personajes de Damon y Williams los que llegan al alma, si Damon hacen un trabajo mas que notable, Williams vuelve a salirse para interpretar a un tipo genial de una forma genial. Ambos protagonizan la escena más dramatica.

Não Se Aceitam Devoluções

Comedia
5.8

Não Se Aceitam Devoluções Juca Valente (Leandro Hassum) posee un quiosco en la costa de São Paulo y solo le interesa la diversión. Coqueto eterno, odia las grandes responsabilidades y no cree que llegue a tener nada serio con nadie. Pero su vida toma un giro totalmente diferente cuando una exnovia estadounidense llega con un bebé y desaparece dejándolo con él. Juca pronto se va a los Estados Unidos, con la intención de devolver al niño, sin siquiera imaginarse que comienza a gustarle la idea de ser padre. Remake de la exitosa película mexicana 'No se aceptan devoluciones'

Mano de obra

Drama
8.4

Mano de obra Francisco estaba construyendo una lujosa casa en México donde un fatal accidente provocó la muerte de su hermano. Cuando Francisco se entera de que su cuñada viuda no recibirá una compensación del opulento dueño de la casa, buscará justicia.   Mano de obra Critica Interesante y honesta propuesta mejicana que tiene además como acierto, la brevedad de sus ochenta y dos minutos de duración para contar una historia muy local en su ubicación, pero universal en su concepto. Un principio potente, denuncia las miserables condiciones laborales de un grupo de trabajadores de la construcción en el barrio JALALPA de CIUDAD DE MÉJICO, una humilde barriada habitada por las clases más desfavorecidas. Lo que comienza siendo un cine social denuncia realista muy a lo KEN LOACH, pronto pasa a convertirse en algo mucho más amplio, en una reflexión sobre lo miserable de la condición humana, la traición y el engaño.

La boda de la abuela

Comedia
4

La boda de la abuela La Abuela ha decidido casarse con Julio, el que por años ha sido el cuidador de su casa en Cuernavaca. Aunque no están muy de acuerdo con la situación, las familias de ambos se reúnen durante un fin de semana para celebrar el matrimonio. A pesar de sus múltiples diferencias, todos tratan de llevar la fiesta en paz, pero esto resulta mucho más complicado de lo que parece. La boda de la Abuela peligra por culpa de sus nietos y solo ellos pueden hacer que tenga un final feliz. Secuela de la película de 2015 'El cumple de la abuela'.     La boda de la abuela Critica Tras ‘El cumple de la abuela’, comedia estrenada en el año 2015 que planteaba de manera no del todo lograda una comedia protagonizada por una actriz madura, algo poco habitual en el cine nacional, ahora llega una secuela dándole continuidad a esa historia. Esta segunda entrega, de la que el próximo año se estrenará la tercera parte titulada ‘El testamento de la abuela’, comete los mismos errores que su antecesora, desaprovechando a una actriz del tamaño de Susana Alexander y sobre todo abandonando por largos momentos al personaje de la abuela, con el motivo de desarrollar los conflictos de los personajes jóvenes. En una reunión familiar, la abuela (Alexander) le comunica a su familia su decisión de volver a casarse, la sorpresa es que lo hará con el que es su jardinero (Dino García) por lo que todos deberán volver a reunirse para recibir y conocer a la familia del novio, una conservadora familia del norte del país. El humor no funciona nunca de manera constante, ya que depende de los actores que están a pantalla para que la comedia se active, siendo la misma Alexander, Macaria, Tiaré Scanda, Rodrigo Murray y Armando Hernández quienes tienen los momentos mejor logrados a lo largo de esta secuela. El relato presenta un formato de película coral que va moviendo el foco entre el asunto relacionado con la boda de la abuela y la llegada de la familia del novio, la cual peca de un grosero estereotipo norteño y cierto patetismo recurrente, y pierde bastante interés cuando se ocupa de las historias y conflictos de los nietos, Luis Arrieta, Luis Ernesto Franco y Marimar Vega, quienes tienen los momentos y conflictos menos interesantes y poco logrados, donde la película se cae de manera estrepitosa ante lo poco logrado del manejo de la comedia. Si bien es verdad que hay algunos momentos que consigue arrancar algunas risas, en general la puesta en escena se antoja y el abordaje de ciertas temáticas se antojan pasadas de moda, en una película que no llega a funcionar del todo y desaprovecha a lo más potente de su reparto.

The Little Stranger

Drama Fantasía Misterio Terror
5.6

The Little Stranger En la Gran Bretaña posterior a la Segunda Guerra Mundial, un médico visita una mansión llamada Hundreds Halls, donde su madre trabajó una vez como enfermera. Los propietarios están a punto de perder la casa porque no pueden pagar los impuestos, y dicen que el fantasma de la primera hija de su madre habita la casa. El médico se obsesiona con casarse con una de las hijas de los dueños... The Little Stranger Critica Esto no es una película. O más bien, no nació con la intención de serlo. Guarda más similitudes con un ensayo, con un modesto experimento literario, y por lo tanto no sorprende que en su origen sea un relato de la autora Sarah Waters. Lenny Abrahamson podría haber jugado con él para hacerlo más cinematográfico, pero al conservarlo sin apenas cambios desde su fuente original consigue una pieza curiosa, más cuidada en sus detalles de lo que aparenta. Precisamente en ‘The Little Stranger’ no existe, a priori, ningún detalle que destaque por encima de los demás. La llamada interrumpiendo la gris mañana del Doctor Faraday aparece como otro encargo similar a tantos, del pueblecito natal en que eligió quedarse tras la muerte de sus padres. Nada rompe la rutina, nada la altera demasiado, como si la mortaja llamada 2º Guerra Mundial hubiera cubierto todo el campo. Pero entonces, al entrar en la mansión llamada Hundreds Hall propiedad de la familia Ayres, recuerda una época de esplendor en la que él y su madre tenían permiso para formar mínima parte de ese cuento de hadas que era la aristocracia inglesa, en la cima de su poder cuando no tenían dificultades económicas de las que encargarse. Poco queda de esa ilusión en la familia que se encuentra, con el piloto de guerra Roderick tristemente desfigurado, junto a su hermana Caroline y su madre Mrs. Ayres viviendo en la sombra del legado que tenían, malvendiéndolo pieza a pieza porque hasta ellos no se pueden resistir demasiado a los tiempos que están cambiando. La tristeza se ha instalado en la casa, una callada desesperación anida en sus paredes, y la prosperidad ha quedado enterrada en el jardín trasero. Casi como si el niño Faraday, al arrancar discretamente un yeso ornamental la tarde de la celebración, fuera responsable de precipitar un futuro en que cada humilde volvería a reclamar su parte. Sin embargo, idealizada aquella impresión infantil, Faraday encuentra excusas para quedarse, al principio apoyado por un vago sentido del deber, y más tarde aferrándose a la fantasía increíble de que Hundreds Hall podrá reconvertirse en el hogar que soñó alguna vez. Hace de Roderick un sujeto de trabajo, de Mrs. Ayres su confidente de paseo, de Caroline su objeto de deseo… pero olvida que la casa tiene sus propios planes para ellos. La clave fascinante en esta historia, hasta admirable por lo bien tratada, es la sensación de que existe un “algo” inquietante, un no-sé-qué constante, apagando la llama de felicidad cada vez que esta empieza a avivarse. Lo menciona Roderick casi al principio, clamando que una presencia le odia y le observa desde los pasillos, pero no hay por qué prestarle atención a los delirios de un enfermo torturado por la medicación. Es poco después, cuando Mrs. Ayers empieza a creer que su tristemente fallecida hijita Susan ha venido a visitarla de nuevo, y Caroline muda su aire taciturno por otro más extrovertido, que Faraday empieza a tener miedo de verdad: esa presencia, aunque temible, es bienvenida por ambas mujeres, y las va alejando de su vida. Las esperanzas de acercarse a la clase dirigente, parecía que al alcance de su mano, dan paso a una serie de brumosos inciertos mostrando su propio fondo de mediocridad vital e inseguridad social, como si realmente solo hubiera esperado el momento adecuado para acercarse, y la presa malherida se estuviera resistiendo más de lo pensado. Waters (o Abrahamson, por defecto) no querían hablar de un terror inmediato, oscuro, monstruoso. Sino de una desesperación lenta, acusada, confundida con un leve escalofrío, que se vuelve agobio con cada campanilla que suena tocada por nadie, o con cada cuarto vacío donde anida una conciencia del pasado resistiéndose a marcharse. Quizá entre todos, público y habitantes de la propiedad, hemos dado vida a una criatura pesadillesca, extendiendo sus tentáculos por cada recoveco de la casa, y nos olvidamos de que las desgracias ocurren, o se posan suavemente justo cuando tienen todos los motivos para marcharse. Al final, la anticipación se vuelve insoportable, como si se viera una persona que poco a poco se ha ido desangrando. Y, en ese caso, lo que me provoca un terror espeluznante es que del pobre doctor depende salvar su moribundo agonizante: porque hay recuerdos marcados tan a fuego, que la triste perspectiva de rozarlos y nunca tenerlos puede dejarte inválido de por vida. No ha dejado de ser un experimento, como digo, de esencia literaria. Pero igualmente te quedas en Hundreds Hall, rumiando todos los caminos equivocados que tú también habrías tomado.