Araña

7.8
Araña Chile, comienzos de los años 70. Un violento grupo nacionalista de extrema derecha quiere derrocar el gobierno de Allende. Los miembros del grupo ultraderechista, formado por Inés, su marido, Justo, y el mejor amigo de ambos, Gerardo, llevan a cabo un crimen político que cambia el curso de la historia. Enredados al mismo tiempo en un peligroso y apasionado triángulo amoroso, la sombra de la traición los separará para siempre. Cuarenta años después, querrán reactivar la causa nacionalista de su juventud. Pero Inés es ahora una poderosa mujer de negocios y, mientras la policía vigila a Gerardo y el arsenal que ha acumulado en casa, ella hará lo que haga falta para evitar que revele su pasado político y también íntimo.
<

Torrents

FormatoIdiomaFechaTamañoTotal DescargasDescargar
1080p DualEspañol Latino29/07/20201.84 GB4 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Operation Mekong

Acción Aventura Bélica Crimen
6.4

Operation Mekong A lo largo del río Mekong se encuentra el llamado triángulo dorado, uno de los mayores proveedores de droga del mundo. El gobierno chino encarga a Ko que investigue la aparición de trece cadáveres y de un cargamento de droga en el río. Por su parte, Fong, un agente de inteligencia, anda tras la pista de un temible señor de la droga. Ambos deberán colaborar, pero uno de ellos esconde un secreto. Operation Mekong Critica Quieres ver una buena peli de acción? no lo dudes, recurre al cine asiático, que lleva unos años dando sopa con hondas a los yankees. Por ejemplo, esta película le da mil vueltas a la última de Bourne. En ritmo brutal, banda sonora, coreografía de las escenas de lucha, las de acción. En serio, quien prefiere un cine que nos meten por los ojos con promociones brutales y actores famosetes, en lugar de este cine más desconocido, pero mejor, no sabe lo que se pierde.A medio caballo entre hechos reales y licencias narrativas, en un tipo de cine muy habitual en estos tiempos, al estilo de "Sully" de Eastwood, o "Capitan Philipps" de Tom Hanks, pero con hechos ocurridos a ciudadanos chinos en el extranjero. Concretamente en el llamado Triángulo de oro, una zona del río Mekong que comparten jurisdicción Laos, Birmania y Tailandia, una auténtica zona sin ley donde se refugian todos los narcotraficantes de la región, y donde en 2011 fueron asesinados 13 ciudadanos chinos, lo que provocó toda una conmoción en China que forzó al gobierno a enviar un grupo especial de policías entrenados para patrullar la zona y dar con el culpable, el jefe del narco en la zona, Naw Khar. Liderados por el policía Ko y el agente de la inteligencia china, Fong. Un grupo de operaciones especiales violento y sin moral.

Rip Tide

Drama Familia
6.1

Rip Tide Cora, una modelo americana de 18 años, se muda a un pueblo costero de Australia. Al principio se siente sola, pero pronto es aceptada, se enamora y hace nuevos amigos. Tendrá que decidir si volver para retomar su carrera de modelo o quedarse. Rip Tide Critica Esa pregunta viene a cuento de lo mucho que NO se puede hacer a cambio de dinero. Y también de lo que algunos directores jóvenes y con ideas podrían hacer aquí, en España: desde luego nada tan malo como Rip Tide

Ocean's 8

Acción Comedia Crimen Suspense
6.9

Ocean's 8 Debbie, ex-convicta hermana de Danny Ocean será la líder de un nuevo equipo de ladrones profesionales. Con la ayuda de su mano derecha (Blanchett) planearán robar un valioso collar que está en manos de un malvado galerista.Ocean's 8 CriticaLa corrección política y la mediocridad que siempre va de la mano de esta vuelven a hacer estragos. En este caso con la saga de Brad Pitt y compañía. Lo que está de moda ahora, al parecer, es mal copiar películas exitosas o clásicos, para adaptarlos a la corrección política actual. Algo muy perverso ya de por sí, pero cuando dicha adaptación sólo consiste en meter mujeres donde había hombres la cosa ya roza el más espantoso ridículo.Este producto no aporta nada, tanto como la fantasmada de "Las cazafantasmas" o similares subproductos. El fracaso de taquilla está asegurado de nuevo, y lo está porque la gente empieza a cansarse, hasta los más políticamente correctos se hartan de pagar por aire, por vacío. La última entrega de la saga "Star Wars" (otro claro ejemplo de esta tendencia) ha producido pérdidas, algo impensable y casi catastrófico para la saga que más dinero ha generado en la historia del cine americano. Y es que el divorcio, aún inconsciente en muchos casos, entre lo que nos venden la televisión y en la propaganda, y los gustos e intereses reales de la gente de a pie es total. La distorsión cada vez es mayor. Pero los adalides de lo políticamente correcto al cargo de las producciones cinematográficas aún no se han dado cuenta, y echan la culpa de sus lamentables fracasos artísticos y comerciales a agentes externos. No vaya a ser la culpa de su falta de imaginación y rigor, claro, eso nunca.Serán capaces de hundirse con tal de no reconocer su error y sus limitaciones... Por mí que lo hagan y que dejen hacer cine a gente que realmente tenga algo interesante que contar, y que ame al cine como un arte libre, y no como una herramienta al servicio de la tendencia político-social de turno.

Hotel Artemis

Acción Ciencia ficción Suspense
5.9

Hotel Artemis Los Ángeles, año 2028. El Hotel Artemis es un hospital exclusivo para delincuentes, regentado por Jean Thomas (Jodie Foster) y ceñido a unas reglas muy estrictas. Cuando el centro es atacado, dará paso a una espiral de violencia difícil de contener.Hotel Artemis CriticaDe ser un reconocido guionista, Drew Pearce decide pasarse a la silla de director en esta su ópera prima, una película con una prometedora premisa y un elenco lleno de llamativos nombres. ¿Qué podría salir mal?La historia sucede en el año 2028, en la ciudad de Los Angeles, donde se desarrollan manifestaciones y disturbios por parte de la sociedad civil ante lo inalcanzable del agua que ha sido privatizada. Waikiki (Sterling K. Brown) y su hermano han asaltado un banco y no ha resultado del todo bien, están malheridos y requieren urgentemente de atención médica tras ser alcanzados por balas, por lo que se dirigen al Hotel Artemis, un hospital clandestino para delincuentes.El lugar es dirigido y atendido por la “enfermera” (Jodie Foster) y su asistente Everest (Dave Bautista), que apenas al llegar les recuerda el seguir las reglas del lugar y les da acceso para posteriormente atenderlos, el lugar queda lleno, entre los clientes de esa noche están ya instalados Niza (Sofia Boutella) y Acapulco (Charlie Day), es una noche difícil, y todo se complica más cuando gente del dueño del lugar, el capo conocido como Wolf King (Jeff Goldblum), llama para exigir atención médica inmediata.Todos los condimentos estaban puestos para, por lo menos, una película interesante, intensa y llena de tensión, el resultado dista mucho de ello, a pesar de su bien ganada fama como guionista, a Pearce lo que más le falla en esta su primera película es precisamente el guion.Pearce parece más preocupado por la parte visual y descuida el desarrollo de un relato que va acumulando personajes outsiders, desaprovechando el potencial de la gran locación donde sucede casi el total de la acción, donde todo parece estar colocado de manera forzada para llegar a desencadenar lo que sucede en el último tramo.Los personajes carecen de un desarrollo que les permita ir más allá de ser llamativos, malos y transgresores de la ley, no hay profundidad y parece que lo único que importa es mostrar los vínculos que justifiquen el tramo final, lo que impide que se genere una atmósfera adecuada para lo que se busca narrar, llegando ya sin fondo al supuesto clímax de una película que resulta fallida.

Hereditary

Misterio Suspense Terror
7.1

Hereditary Cosas extrañas comienzan a suceder en casa de los Graham tras la muerte de la abuela y matriarca, que deja en herencia su casa a su hija Annie. Annie Graham, una galerista casada y con dos hijos, no tuvo una infancia demasiado feliz junto a su madre, y cree que la muerte de ésta puede hacer que pase página. Pero todo se complica cuando su hija menor comienza a ver figuras fantasmales, que también empiezan a aparecer ante su hermano.Hereditary CriticaTras 15 minutos de Hereditary, vistos a las tantas de la madrugada, solo en casa... me sentí como un niño que retornaba a sus miedos más primarios. Tuve que parar, lo juro. ¿Algunos dicen que esta película no da miedo? ¡Me cago en la hostia! Debo ser yo entonces, que seré muy sensible, porque estaba con las pelotas en la mismísima garganta. El día siguiente me armé de valor y la terminé. Ahora, me dispongo a compartir mi opinión sobre Hereditary más una explicación del polémico final para todos aquellos que, como yo, se hallaron algo perdidos tras llegar a él por primera vez.La factura de Hereditary es impecable. Si hay algo que destaca en la película, es su inmensa dirección (y las actuaciones también, pero de eso hablaremos más tarde). Cada secuencia está filmada con la agobiante intención de crear una atmósfera densa y asfixiante en la claustrofóbica casa. El director utiliza a veces utiliza planos amplios para que el espectador pueda ver la totalidad de una sala, y justo después decide cortar a un plano íntimo donde no podemos ver qué hay detrás. Como el demonio que es, coloca elementos escondidos a plena vista. No te los señala, pero están ahí. Quizás te des cuenta, o quizás no; pero en el caso de que te percates, no podrás dejar de sobreanalizar cada nueva imagen en una desesperada búsqueda de cosas fuera de lugar, aumentando más aún el suspense y la inquietud. Los movimientos de cámara están realizados con una precisión suiza. Saben qué enseñarte y qué no, con el fin de que nunca sepas por dónde va a venir lo siguiente. Ari Aster se ha confirmado como un meastro, un auténtico genio que sabe cómo construir expectación. La película es una bomba que va creciendo y creciendo, pero no explota. La tensión nunca se libera. Apenas hay "sustos" baratos que nos permitan relajarnos; en su lugar, hay imágenes duras como un puñetazo a la retina, colocadas con una tranquilidad que crea aún más desasosiego. No se explica qué ocurre realmente, para que no lo puedas comprender nada hasta el final, evitando así que te sientas aliviado durante la experiencia. El guión mantiene el misterio y la duda de una manera sumamente elegante. Los miembros de la (supuestamente) ordinaria familia son puestos, poco a poco, ante las situaciones más extremas y horribles, quebrando su cordura gradualmente hasta dejarlos en el límite. El descenso a la locura está escrito con gran destreza. Logra que sintamos apego hacia ellos, porque estas desgracias no son sucesos sobrenaturales ni basuras parecidas, sino cosas que nos pueden pasar a cualquiera, cualquier día, sin avisar... y cuando nos sentimos como uno más en la familia, el terror es más cercano. La historia no está masticada. El espectador debe poner de su parte y unir las piezas desordenadas que se le han ofrecido. En mi caso, al tener que parar el visionado varias veces, me encontré confuso al final. La historia tenía forma en mi cabeza, pero me faltaban detalles. Un segundo visionado (preferible) o una explicación en internet es requerida si te pasa esto.Las interpretaciones son de 10. Hay un debate sobre si Toni Collette está magistral o sobrevalorada... para mí, no hay discusión: es, muy probablemente, la mejor interpretación en lo que llevamos de año. Todos los matices son perfectamente creíbles en ella, nos transmite sufrimiento e incomprensión con la potencia de una locomotora. Sin su presencia, Hereditary no estaría coja, directamente se hallaría en silla de ruedas... y lo mismo digo para Milly Shapiro y Alex Wolff. Ambos quitan la respiración con sus personajes, pero he de destacar a este último, pues tiene más relevancia y tiempo en pantalla. Dada la dificultad de su papel, podría haber caído en la sobreactuación o en la falta de expresividad, no obstante, encuentra el punto medio perfecto entre las dos. Me quito el sombrero. La trama de Hereditary puede ser vista de dos formas radicalmente distintas. Aprovecha para jugar con la mente del espectador mediante imágenes o detalles sutiles y ambiguos, desconcertándolo de forma magistral en todo momento... hasta llegar al final.Los últimos 20 minutos del filme son terror puro, una sucesión macabra e inexplicable de eventos que no te dejan respirar. Un clímax brillante, no apto para cardíacos... y entonces, en la última escena se nos ofrece la ansiada explicación de los hechos. Todo cobra "sentido" y solo uno de los puntos de vista se vuelve correcto, despojando así la otra posible visión(*), que era (desafortunadamente) la más interesante. No me malinterpretéis: considero que la historia está bien contada y, definitivamente, me dejó descolocado. Mi problema es que ese terror psicológico y esa incertidumbre creada al principio desaparecen, tomando una forma demasiado creíble y típica... una forma que, personalmente, no hallo a la altura del resto de la película. En mi opinión, no hacía falta sacrificar una de las interpretaciones personales más potentes en favor de la otra. Una pizca de ambigüedad habría sido mucho más satisfactoria. Además, lo peor es que se crea una gran incoherencia en el argumento. El pilar más esencial de la película se deja como un producto de la pura casualidad, así que todos los sucesos que son consecuencia directa de este (es decir, la trama completa) no deberían haber ocurrido. Por culpa de esto, Hereditary se queda a las puertas del sobresaliente.

En la sombra

Crimen Drama
7

En la sombra La vida de Katja se derrumba cuando su marido y su hijo mueren en un atentado. La policía detiene enseguida a unos sospechosos -dos jóvenes relacionados con el movimiento neonazi-y Katja se ve inmersa en un complicado proceso judicial. Danilo, abogado y mejor amigo de su marido, lleva el caso y hará todo lo posible para darle el apoyo necesario a Katja, quien cegada por el dolor, solo tiene un objetivo: por encima de todo, quiere que se haga justicia.En la sombra CriticaYa lo dejó escrito la psicóloga clínica norteamericana de origen eslovaco Edith Eger (nacida en 1927 y superviviente de Auschwitz y del infausto ¿Doctor? Mengele) en su libro de memorias: “En el mejor de los casos, la venganza es inútil. No puede alterar lo que nos hicieron, no puede borrar los males que hemos sufrido, no puede resucitar a los muertos. En el peor de los casos, la venganza perpetúa el ciclo del odio… La venganza no te hace libre". Recordé estas lúcidas palabras durante la proyección de esta cinta europea dirigida por un alemán de origen turco, Fatih Akin, que se adentra en los infames vericuetos del fanatismo racista que golpea desde hace siglos – o, incluso, milenios – la historia de la humanidad. Y para ello se centra en los pormenores de un atentado neonazi en la ciudad de Hamburgo que mata a un padre turco y su hijo mestizo y destroza la vida de la viuda alemana que no sabe ni puede cerrar el duelo de una pérdida inesperada y atroz.Construida en tres partes diferenciadas (el atentado, el juicio y la venganza), resulta al tiempo tan interesante e intensa como inquietante e incómoda. Se deben señalar tanto sus virtudes innegables como revelar la manipulación ideológica a la que se ve sometida, al querer su director y coguionista convertirla en un irritante relato de tesis, erigiéndola en un manido panfleto de sus opiniones de denuncia en vez de dejar a los espectadores la libertad de sacar sus propias conclusiones. Entre lo más positivo se encuentra el tono desgarrador y desolado de todo el metraje, así como la poderosa y turbadora interpretación de una devastada Diane Kruger, que conmueve con su entregada caracterización de víctima colateral del odio homicida de una pandilla de tercos asesinos que pretenden limpiar de nauseabunda escoria intrusa la inmaculada faz aria de la ultrajada tierra germana.Entre sus deméritos habría que mencionar que todo el desenlace se reduzca a transitar y aplaudir, aunque con su innegable y para nada eludida complejidad moral, un trillado acto de venganza – quien a hierro mata, a hierro muere – que parece más propia de una adocenada producción americana que no fruto de una sosegada reflexión intelectual. Si nos contentamos con repetir, ad nauseam, el bucle fatal del ajuste de cuentas, acabaríamos todos ajusticiados y muertos, porque no hay agravio, real, fingido o ficticio, que no abogue o justifique (y perdone) el exterminio del otro, del diferente, del extraño, sea cual sea la motivación o su causa.Pese a los reparos éticos que tengo ante el discurso vindicativo de su autor, no cabe duda que estamos ante una obra enjundiosa, perturbadora y escalofriante que merece ser vista.