Call Me by Your Name

8.3
Call Me by Your Name Elio Perlman (Timothée Chalamet), un joven de 17 años, pasa el cálido y soleado verano de 1983 en la casa de campo de sus padres en el norte de Italia. Se pasa el tiempo holgazaneando, escuchando música, leyendo libros y nadando hasta que un día el nuevo ayudante americano de su padre llega a la gran villa. Oliver (Armie Hammer) es encantador y, como Elio, tiene raíces judías; también es joven, seguro de sí mismo y atractivo. Al principio Elio se muestra algo frío y distante hacia el joven, pero pronto ambos empiezan a salir juntos de excursión y, conforme el verano avanza, la atracción mutua de la pareja se hace más intensa.Call Me by Your Name CriticaVamos a jugar a una cosa: vamos a hacer que no sabemos nada de las nominaciones y premios de esta película, que nadie ha leído ninguna crítica antes de verla ni se ha empapado de opniones creadas. Vamos a jugar a que la vemos "vírgenes", atraídos por su trailer , o por el nombre de James Ivory tras el guión (como me ocurrió a mi), o por un par de datos más que pueden llamar tu atención sobre ella...sin más información.Ya sé que es difícil, pero vamos a intentarlo."Call me by your name" ("llámame por tu nombre" en español, que no sé por qué narices no lo han traducido), pretende ser una película sobre el despertar sexual, el primer amor, el amor prohibido, la aceptación, el deseo, la seducción, los convencionalismos, la sensualidad y la represión. Una propuesta ambiciosa para una película aparentemente sencilla., Digo "pretende", porque al final (siempre desde mi punto de vista) se queda en una fantasía homoerótica burguesa bastante simplona:- En la fantasía de un adolescente sin más preocupaciones que decidir qué libro leer, o si tirarse a un melocotón, a la francesita liberal que veranea en su mismo pueblo idealizado, o al profesor buenorro que sus padres acogen en su palacete veraniego de la Toscana para ayudarles en sus investigaciones arqueológicas....Todo muy de andar por casa, vamos.- Y también en la fantasía de un madurito despampanante que ve la oportunidad dar rienda suelta a sus pasiones ocultas, de quemar su último cartucho, desde una posición de poder, antes de ceder definitivamente a una vida convencional y aburguesarse irremediablemente.Una especie de "Lolita" gay en la Toscana, pasada por el tamiz moralizante de Disney, o peor, de Dreamworks.Una historia mil veces contada (como todas), que se nos intenta vender como si fuese el último gran triunfo del cine anticomercial frente al todopoderoso y perverso cine comercial. David frente a Goliath, el bien frente al mal. Gran trampa, pues estamos ante una cuidada labor de marketing y promoción, para un tipo de público muy sensible a ese tipo de promoción y marketing camuflados, que nos vende un producto manufacturado , como si fuese una obra de artesanía (que no de arte).Si el gran atractivo , para mí, de esta película era el guión de James Ivory, ni siquiera eso consigue convencerme. Su narración se pierde en miles de detalles meramente estéticos que no hacen sino ralentizarla. Entre plano y plano de paisajes, o de rincones hermosos o de una mosca que pasaba por allí, avanzan a trompicones y con lagunas imperdonables las relaciones entre los protagonistas y entre éstos y el resto de personajes. Un guión quizás en demasía literario. Uno de esos casos en que 100 minutos son mejor que 130. Apenas consigue rascar la superficie de los sentimientos, de los temores o los deseos de los personajes. Coloca al espectador en posición de mero "voayeur", en vez de hacerle partícipe. Desperdicia el gran potencial erótico y sensual de la historia y de cada encuentro con agotadores alardes de esteticismo.La cámara se empeña en demasía en que nos enamoremos del jovenzuelo Timothée Chalamet (al que no hay nada que reprochar), desaprovechando e incluso dejando sin sentido (por esas lagunas de que hablaba) la sólida interpretación de Armie Hammer. Sí que le regala a Michael Stuhlbarg esa confesión imposible, y un poco Disney, que para mí es la mejor escena de la película y con la que se debería haber cerrado. Pero una vez más se empeñan en alargar la historia sin sentido y darnos dos finales que por separado podrían funcionar, pero consecutivamente restan más que sumar.No, no hay riesgo, no hay sorpresa, no hay novedad, no hay maestría, no hay nostalgia ni tampoco hay verdad. "Call me by your name" no consigue traspasar la barrera de la emoción y se queda en mero entretenimiento, banal y esteticista con muchas pretensiones. No molesta, no incomoda, no enfada y ni siquiera aburre. No provoca rubor, ni deseo, ni rechazo, ni empatía. No, no nos cuenta una historia universal de manera personal. Sólo se esfuerza demasiado en parecer que lo hace. No me parece, en definitiva, una gran película, y ni siquiera me parece que sea mala. Es casi , lo peor que se puede ser: una película sin más. Una de tantas. Una que en breve ni recordaré.
<

Torrents

FormatoIdiomaFechaTamañoTotal DescargasDescargar
1080p DualEspañol Latino16/01/20202.12 GB2180 Descargar
1080p BluRayEspañol Latino16/01/20202.12 GB901 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

De tonta, nada

Comedia Drama Romance
6.1

Una mujer sale de prisión y al reunirse con su hermana descubre que ella mantiene una relación por internet con un hombre que puede estar engañándola.

La primera vez que nos vimos

Comedia Fantasía Romance
6.6

La primera vez que nos vimos Tras pasar una velada maravillosa con la chica de sus sueños, Avery, el joven Noah intentará, con la ayuda de un fotomatón mágico que lo envía al pasado, volver a revivir una y otra vez la noche que conoció a Avery hasta que consiga enamorarla.La primera vez que nos vimos CriticaNetflix continúa adentrándose en el género cinematográfico buscando productos que le den el ansiado respaldo de la crítica más allá de sus exitosas series y que, de paso, atraigan a más suscriptores a su cuenta. En su intento ha tocado géneros diferentes para ver cuál funciona mejor, pero por ahora las dos más recientes “Bright” y “The Cloverfield Paradox” no han logrado su objetivo.Ahora llega “La primera vez que nos vimos” con una táctica diferente a la exhibida anteriormente. Sin el envoltorio mediático de otras ocasiones, Netflix presenta esta comedia romántica lejos de los focos, buscando más un producto para su fondo de armario que una película que marque diferencias. Pero ir de tapada en un catálogo tan extenso corre el riesgo de ser olvidada, así que la película tira de un género que casi nunca decepciona porque da lo que ofrece, siendo casi siempre una apuesta segura. “La primera vez que nos vimos” narra el típico personaje prendado de su amiga, el chico-conoce-a-chica en el que le ocurre todo tipo de situaciones que se tuercen hasta ese final tan convincente como esperado.La película tiene como protagonistas a DeVine y Daddario, dos apellidos que no suelen ser cabeza de cartel pero que resultan convincentes y creibles, siempre dentro de las características del producto. Vistos en otras muchas películas siempre a la sombra de los principales, se adaptan a lo que sus papeles les piden, y sobre todo DeVine sabe sacar provecho de su vis cómica y de su capacidad de improvisación para ser algo payaso y siempre entrañable. Sin embargo es Hennig el vértice refrescante y muy optimista, encargada de dar réplica y de robar planos. Ella no aparece en el cartel promocional, pero su importancia es capital.“La primera vez que nos vimos” no reinventa el género, no aporta un punto de vista original y no arriesga con las personalidades de los protagonistas, pero limitándose a seguir las normas hace justo lo que uno espera de ella, siendo una película entretenida. Es una de esas películas que al catálogo de Netflix pueden venirle bien para seguir sumando.

La música del terremoto

Drama Misterio Romance Suspense
5.6

La música del terremoto Tokio, Tokio, año 1989. Lucy Fly (Alicia Vikander) es una mujer expatriada que huye de un doloroso pasado. Cuando su mejor amiga en la capital japonesa Lily Bridges (Riley Keough) desaparece sin dejar rastro, recae sobre ella la sospecha de haberla asesinado tras darse a conocer un triángulo amoroso entre ellas dos y Teiji (Naoki Kobayashi), un atractivo fotógrafo japonés.  La música del terremoto Critica 'La Música del Terremoto' decepciona ya que tenía muchos alicientes para llegar a ser una buena película. Un director con una trayectoria interesante, Atticus Ross (oscarizado por 'La Red Social') encargado de la banda sonora, un elenco de primera con dos de las actrices más en forma del momento, una ambientación ochentera situada en el siempre exótico Japón y ese estilo pop con fotografía colorista que podía darla un toque único.En cambio, nos encontramos con un thriller mediocre que no logra ser lo suficientemente atractivo debido principalmente a una plana adaptación de la novela inglesa multipremiada en la que se basa. No tiene un ritmo que enganche al espectador (en parte por culpa del montaje), recurre a secundarios estereotipados y poco desarrollados e intenta poetizar continuamente recurriendo a situaciones y diálogos forzados.Su director está curtido en películas con personajes femeninos potentes. En sus anteriores trabajos cumple dirigiendo a actrices de renombre como Keira Knightley, Christina Ricci o Julianne Moore en sendos papeles protagonistas, y en esta ocasión hace lo propio con las talentosas Riley Keough y Alicia Vikander, sin duda lo mejor de la película junto con el toque exótico de rodarse en tierras niponas.Pero resulta un esfuerzo vacuo, porque a pesar de estar bien contextualizada, la historia en su conjunto carece del interés necesario y no consigue sumergirnos en la atmósfera intrigante u opresiva que cualquier buen trama noir necesita. Ahí están ejemplos como 'Burning' o 'Under the Silver Lake', cercanos en temática y tiempo aunque no en resultado. 

Plus One

Comedia Drama Romance
6.7

Plus One Ha llegado "ese" momento del año: la época de las bodas. Una oscura y al mismo tiempo adorable parte de la vida adulta. Durante un verano en el que prácticamente se celebra una boda a la semana, dos amigos del la universidad, Ben (Jack Quaid) y Alice (Maya Erskine) realizan un pacto para sobrevivir juntos a la matanza. A medida que celebran un brindis tras otro, la pareja descubre un mundo de solteros mientras buscan una distracción para pasar o el rato.

Along with the Gods: Los dos mundos

Acción Drama Fantasía
7.7

Along with the Gods: Los dos mundos Tras morir de forma inesperada, el bombero Ja-hong es llevado al más allá por tres guardianes. Sólo si pasa una serie de juicios durante y demuestra que es inocente en su vida, es apto para reencarnarse. Sus tres guardianes le apoyarán y le defenderán.Along with the Gods: Los dos mundos Criticaes llevada tan mal a cabo?Un joven bombero fallece y debido a que ha tenido un alma especial es posible que pueda reencarnarse. Para ello, acompañado de sus ángeles de la muerte, tendrá que pasar por los 7 infiernos y dar cuenta de cómo ha vivido.Me parece una muy buena base de la que partir. Sin embargo, a la realización del largometraje le sobran fuegos artificiales y tonterías varias. La música no ayuda en nada. Y llega a ser repetitiva la estructura del desarrollo* (más en spoiler). En la parte positiva cuenta con buen elenco de actores, la historia familiar va cobrando sentido y se atan los cabos sueltos de manera muy emotiva hasta conmover. Aunque no quedan todos atados, para eso está la secuela.A pesar de que me parece que no es una película bien hecha, creo que es recomendable y que, no siendo muy exigente, asegura pasar un poco más de dos horas entretenidas.

El sumiller

Comedia Drama
5.9

El sumiller Elijah quiere ser sumiller. Su padre, sin embargo, espera que participe en el negocio familiar, el asador más conocido de Memphis. ¿Conseguirá cumplir su sueño?  El sumiller Critica Interesante película que utiliza el mundo del vino, exclusivamente el Francés con toques de Barolo italiano, para dejar entrever la difícil relación de un Hijo con su padre,este obcecado con que el único hijo barón siga con el negocio familiar y su vástago luchando por un sueño ser el mejor sumiller de toda la costa Oeste de los Estados Unidos.Recomendable pero he de decir que si el director llega a venir a España y prueba nuestras D.O. y los caldos que aquí se hacen, ya digo que recrea una segunda parte en nuestro país.Para pasar un rato agradable con una buena copa de Vino de Jumilla, je, je