Descontroladas

5.3
Descontroladas Incitada por su novio, Emily convence a su madre para ir a un viaje juntas a Ecuador. Pero una vez allí ambas mujeres son secuestradas, comenzando una aventura salvaje en el que su vínculo como madre e hija se fortalecerá mientras intentan escapar. Descontroladas Critica Dentro de la peor semana que yo recuerdo en años en cuanto a estrenos se refiere, nos llega esta comedia del director Jonathan Levine. Entre su filmografía tiene entre otros títulos “Los tres reyes malos” y “Memorias de un zombie adolescente”.Nos cuenta la historia de cómo unas soñadas vacaciones en pareja a Ecuador se convierten en la peor pesadilla de Emily: su novio la abandona y acaba viajando con su madre. Pero ese viaje tan maravilloso por el paraíso de vendrá al traste cuando son secuestradas en un tour por la selva.Hacía 15 años que no veíamos a Goldie Hawn en pantalla y parece que no ha elegido la mejor película para volver, intenta ser una comedia pero debido a un guión muy flojo y a la poca química que presentan las dos actrices protagonistas, se queda en un road movie sosa y sin fundamento.En cuanto al elenco de actores están al mismo nivel que la pareja protagonista. El papel de Oscar Jaenada en el rol de malo de la historia deja mucho que desear.En definitiva una comedia que no pasará a la historia, no pierdan el tiempo en ir a verla.
<

Torrents

FormatoIdiomaFechaTamañoTotal DescargasDescargar
1080p DualEspañol Latino06/02/2020 1.45 GB383 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Familia al instante

Comedia Drama Familia
7.5

Familia al instante La emoción y alegría de convertirse en padres llega de pronto para Pete y Ellie, una joven pareja que decide compartir su felicidad y sumar a su familia a Juan, Lita y Lizzy, tres niños que son hermanos entre sí­. Pero con ello también comienzan muchos berrinches, puertas azotadas, cenas accidentadas, responsabilidades triples, pero sobre todo, una gran familia.Familia al instante Critica "Familia al Instante" es una curiosa película en todos sus sentidos. ¿Porque digo esto?, porque me dejo con muchísimos sentimientos mezclados a la hora de verla; por una parte, ver películas de este tipo siempre genera una felicidad muy curiosa en los espectadores. Algunas veces es por las magníficas actuaciones del reparto, otras veces por las situaciones hilarantes dentro de ella, y otras veces es por la tierna historia que está relatando. En esta ocasión es un poco de todo, pero sin embargo nada tan sólido como para hacer esta película merecer una calificación superior. La película cuenta la historia de una pareja, quienes viven en la comodidad que proporciona el no tener hijos. Sin embargo, cuando se les cruza por la mente la posibilidad de adoptar uno, en ningún momento se les cruzo por la cabeza lo duro, retador y difícil que podría llegar a ser. Al final de cuentas no termina siendo uno, sino tres quienes se suman a su familia: Juan, Lita y Lizzie. Hermanos problemáticos y quienes les harán la vida de cuadros, pero a quienes sin embargo llegarán a llenar un hueco en sus vidas que ni ellos mismos sabían que existía. Familia al instante es una película divertida, entretenida, con un mensaje interesante, pero que sin embargo le falta algo para ser una gran película y ese algo, es el simple hecho de que se siente como muchas otras películas que has visto anteriormente. Sin embargo, sin duda te hará pasar un buen rato y te hará sentir una calidez en tu corazón, que vamos, de vez en cuando es necesario ver una película de este tipo. 

Coffee & Kareem

Acción Comedia
5.5

Coffee & Kareem Kareem Manning es una niña de 12 años que contrata a un criminal para asustar al nuevo novio de su madre, el oficial de policía James Coffee. Cuando las circunstancias se tuercen, ambos tendrán que colaborar para detener al mafioso más peligroso de la ciudad de Detroit.  Coffee & Kareem Critica Recién salida del horno, nos llega la nueva propuesta en exclusiva de Netflix, una comedia políticamente incorrecta (algunos chistes posiblemente sean ofensivos para cualquier colectivo...), violenta como ella sola y que, sinceramente, no reinventa en nada, pero se deja ver. Es uno de esos casos donde no se engaña a nadie.La crítica la ha machacado sin piedad (seguramente por sus atrevidos gags en los tiempos que corren), pero, en mi humilde opinión, y sin considerarla ninguna maravilla, creo que consigue su objetivo de entretener durante sus ajustados (y acertados) ochenta minutos.La dirección no es nada del otro aquel (la filmografía del director no es que sea la mejor del mundo, precisamente...), pero se agradece el uso desmedido de la violencia, evitando ser una comedia familiar al uso y apostando por un tono desenfadado y gamberro que, estoy seguro de ello, desagradará a más de uno, más que nada porque uno de los protagonistas es un niño, y suelta más tacos por minuto que cualquier de los mafiosos de la cinta.En cuanto al guion, se agradece (de nuevo) que se apueste por lo políticamente incorrecto, y si los críticos profesionales han quedado escandalizados con el film es que las cosas se han hecho bien. No obstante, no todas las bromas funcionan (aunque hay algunas memorables, como la de la rotonda), a pesar de algunos diálogos a destacar. La verdad es que la cinta no es tan divertida como pretende ser y como cabría esperar, aunque se intente de forma constante.Por otro lado, y a pesar de su mala baba, esta película ya la hemos visto antes, siendo una producción muy predecible (los giros se ven venir a mil kilómetros), que no sorprende, no innova y no aporta nada nuevo al panorama, pero su carencia de pretensiones y su autoconsciencia de buddy movie al uso hacen que cumpla su objetivo primordial, que no es otro que hacer pasar un divertido rato al espectador (si deja los prejuicios a un lado, por supuesto).El siempre genial Ed Helms es el gran protagonista junto al joven actor Terrence Little Gardenhigh (no había un nombre más corto), formando un dúo imposible y demostrando una gran química, aportando a la cinta dos buenas actuaciones, gracias al desparpajo y entrega de ambos. Creo que Helms merece mejores oportunidades como el gran cómico que es, y espero que se tenga en cuenta, porque se está desaprovechando a un gran actor.Respecto al resto del reparto, mención especial para una divertida y visceral Taraji P. Henson o una hilarante y desternillante Betty Gilpin, la cual ya estuvo fabulosa en la recomendable La caza (The Hunt) y a la que creo que conviene seguir de cerca, ya que tiene una vis cómica como pocas veces se ha visto en los últimos años. Ambas suman enteros a la producción, aunque sus papeles sean más breves de lo deseado.En conclusión, seguramente estemos ante una mala película, pero es de esas que si ves sin prejuicios y con las ideas claras, pasarás un buen rato, aunque seguramente la hayas olvidado en apenas unos días, porque realmente no es nada que no se haya visto con anterioridad, aunque como homenaje desfasado a las buddy movies de los 80/90 se deja ver.Recomendable si te gustan las comedias políticamente incorrectas, con violencia explicita, muchos tacos y sin pretensiones de ningún tipo. Así de claro.

Pacific Rim: insurrección

Acción Aventura Ciencia ficción Fantasía
5.9

Pacific Rim: insurrección Un futuro cercano. Después de la primera invasión que sufrió la humanidad, la lucha aun no ha terminado. El planeta vuelve a ser asediado por los Kaiju, una raza de alienígenas colosales que emergen desde un portal interdimensional, con el objetivo de destruir a la raza humana. Ante esta nueva amenaza para la cual los humanos no están preparados, los Jaegers, robots gigantes de guerra pilotados por dos personas para sobrellevar la inmensa carga neural que conlleva manipularlos, ya no están a la altura de lo que se les viene encima. Será entonces cuando los supervivientes de la primera invasión, además de nuevos personajes como el hijo de Pentecost (John Boyega), tendrán que idear la manera de sorprender al enorme enemigo, apostando por nuevas estrategias defensivas y de ataque. Con la Tierra en ruinas e intentando reconstruirse, esta nueva batalla puede ser decisiva para el futuro. Pacific Rim: insurrección Critica Se podría trazar un estudio sociológico, cinematográfico y enormemente cínico entre ‘Pacific Rim’ y su secuela. Ambas son la prueba, viviente y penosa, de que no hay historia mala, sólo narradores inútiles.A su favor, hay que decir que esta segunda parte lo intenta, pero su hermana mayor no para de hacerle sombra: en todo el tiempo que esta se pasa justificando su rebuscado argumento, Guillermo del Toro ya se lo había pasado bien demasiadas veces, y encima había conseguido involucrarte un poquito en la historia de sus atípicos protagonistas. Aquí, sin embargo, hay un señor cara de zapato, rebelde porque el mundo le ha hecho así, anticarismático a saco, que se alía con una Doña Nadie plantilla de niñata resabidilla para formar parte del programa Jaeger de reclutas jóvenes donde hablan en pasillos, hablan en dormitorios, hablan en salas de control, hablan en explanadas, hablan por los codos, hablan de apocalipsis, hablan de que hay que hacer algo… ¿se entiende el problema, no? Tanto mimo en justificar un argumento orgullosamente absurdo, y sin embargo a la hora de la verdad te plantan un vergonzoso photoshop de John Boyega en una foto junto a Stacker Pentecost y Mako Mori. (Mira que era fácil ignorar ese punto argumental gilipollas si sólo lo cuentan, pero no, esta es la clase de película que juzga necesario mostrarlo)Mientras, por algún lado andan los Jaeger y los Kaiju. Bueno, no, miento, los Kaiju son ya cosa del pasado, y los Jaeger ahí están al fondo del plano, sólo enfocados directamente para mencionar sus nombres dignos de crío puesto de droga fuerte. Guillermo del Toro ya supo, en la primera, que esto le iba a ocurrir. Por eso bañaba las estupideces más absurdas con épica juguetona. Por eso llenaba el plano de detalles cromáticos y desgastados, construyendo visualmente lo que no te ibas a tragar por medio de palabra. Por eso se buscaba las excusas para meter cuanto más bicho mejor, y convertía cada lucha en una variedad de espectáculos lumínicos punteados con momentazos milimétricamente medidos (la tan criticada espada que salía de la nada para rebanar al bicho volador, la guinda de un pastel de hostias que sabía a gloria). Por eso construía personajes con trazo grueso, cuidaba que tuvieran tanto luces como sombras, y usaba el apocalipsis kaiju para afinar sus emociones, y no al revés.‘Pacific Rim: Insurrección’ no tiene nada de eso. Tiene un miedo salvaje a no tomarse en serio, fruto de un director que se nota no confía en el material, y un actor estrella que tiene que quedar como el más chulo del lugar. Tiene, sin exagerar, un casting horrible basado en la variedad étnica y el rango de edad, que podría ser sustituido por postes con cara pintada y me quedaría igual. Y, por último, tiene una de las tramas más PUTO ROLLO del cine comercial reciente, donde empresas malévolas asiáticas y traumas paternales se conjuntan para dejar KO al espectador hasta que empiecen las hostias que todos los que entran a la sala deberían esperar.Lo peor son esas ruinas, tapadísimas y desfiguradas, de lo que pudo haber sido: la progresiva fusión de Jaeger y Kaiju da los puntos más interesantes de esta historia, ahondando un poquito en esa lógica retorcida por la cual creamos monstruos para defendernos de los monstruos, pero son islas en un océano en el que no hay nada (por no haber, ni Kaiju). No es muy complicado ver un producto de encargo manufacturado para el mercado japonés, en el que lo único que se ha pensado es cuántas armas se puede encajar en un Jaeger sin pasarse, y toda espléndida cinematografía de Del Toro que dejaba apreciar sus imponentes tamaños se ha sustituido por coreografías de patadas y volteretas que mandan las leyes de la física a tomar por culo de un patadón robótico. No es que los bichos surgiendo del mar sean el pico de la verosimilitud, pero era esa atención al detalle lo que te hacía entrar en el juego, y jugar.Aquí no se ha jugado, no se ha divertido nadie, y se nota. ¿Y habrá que recordarle al director y guionistas pasárselo bien con robots gigantes que pegan monstruos gigantes?

El alma de la fiesta

Comedia
6.2

El alma de la fiesta Después de haber sido abandonada por su esposo, Deanna, ama de casa, decide darle un giro a su vida y se inscribe en la misma universidad en la que estudia su hija. Allí se convertirá en el alma de las fiestas.El alma de la fiesta CriticaEn El Alma de la Fiesta, Ben Falcone dirige de nuevo a Melissa McCarthy, junto a quien también escribe el guion. Esta colaboración del matrimonio es el tercer intento de hacer una comedia que no pase desapercibida, como ocurriera con “Tammy” (2014) y “Es la Jefa” (2016). ¿Lo conseguirán?.Deanna (Melissa McCarthy), una madre dedicada y dicharachera, se enfrenta a un divorcio que la deja en una comprometida situación económica. Decidida a terminar los estudios que años atrás abandonara para convertirse en madre de familia, se matricula en la universidad en la que estudia su hija. En un abrir y cerrar de ojos, Deanna pasará de ser una ama de casa con aspecto de abuela a una cuarentona enrollada. Fiestas, sexo desenfrenado, ritos de iniciación… No habrá experiencia universitaria que se le resista.Como todos sabemos, Hollywood ha recibido un toque de atención respecto a la desigualdad entre mujeres y hombres que se refleja también en el resto de la sociedad. Como resultado, son muchas las películas que de un tiempo a esta parte cuentan con elencos mayormente femeninos. El Alma de la Fiesta es un claro ejemplo. Sin embargo, el mensaje que Falcone y McCarthy pretenden transmitir a nuevas y antiguas generaciones de mujeres se ve perjudicado por la vacuidad de los personajes femeninos que plagan la cinta y con los que es muy difícil sentirse identificado.A ese gran error, se suman dos más: la presencia de jóvenes actores y actrices que parecen sacados de la cantera de Disney Channel, restando credibilidad a los personajes que interpretan, y el encefalograma plano de los principales personajes masculinos. Hay comedias reivindicativas ahí fuera que son de todo menos simplistas. Sin ir más lejos, Ellas dan el golpe, que contó con grandes personajes masculinos y femeninos para hacer visible una realidad que en aquella época no estaba en boca de todos.Nada de lo anterior sería un problema si en esta comedia hubiera más escenas que provocaran risa y menos que provocaran vergüenza ajena. Tristemente, no es ese el caso ya que son demasiados los momentos disparatados que no hacen sino alargar el metraje y empobrecer la película.Y así es como El Alma de la Fiesta, que bien podría haber sido una comedia para toda la familia, se queda en una película con moral feminista que solo sirve para el lucimiento de su protagonista. A ver si a la cuarta va la vencida.

Stuber Express

Acción Comedia Crimen Suspense
6.5

Stuber Express La vida de un apacible conductor de Uber, Stu (Kumail Nanjiani), cambia repentinamente cuando se sube a su vehículo un pasajero (Dave Bautista) que resulta ser un policía que sigue la pista a un brutal asesino. Stu se ve obligado a luchar por salvar la vida, protagonizando una misión en la que nunca pidió participar, y cuyo principal objetivo tiene claro desde que descubre lo que está sucediendo: obtener las cinco estrellas de calificación en este movido viaje.Stuber Express CriticaLa nueva película de Michael Dowse actualiza el subgénero de las buddy films, películas donde un par de personajes totalmente opuestos deben unirse para conseguir un fin, esto con la peculiaridad que casi toda la historia sucede a bordo de un uber.Stu (Kumail Nanjiani), es un tipo tranquilo e idealista, el trabaja en una gran tienda de herramientas y cuando cae la tarde conduce un coche de alquiler uber con la intención de generarse mayores ingresos, luego de haber invertido sus ahorros en un gimnasio, el emprendimiento de su mejor amiga y amor secreto, Becca (Betty Gilpin.Pero una tarde, la apacible vida de Stu cambia cuando sube a su uber Vic Manning (Dave Bautista), un duro policía que sigue la pista de un peligroso asesino, por lo que Stu se ve obligado a participar, buscando salvar su vida y sobre todo, obtener las cinco estrellas por su servicio.La película de Dowse sigue al pie de la letra los códigos del subgénero, y lo hace con resultados dispares, la introducción se alarga demasiado y esto provoca que el ritmo en el primer tramo del relato no sea el más llevadero.Lo mejor de la película se da cuando por fin deben interactuar los personajes de Bautista y Nanijani, quien es el soporte cómico de la historia y lo hace de la mejor manera, con diálogos ingeniosos y bastante relajados.Y es precisamente en la buena interacción entre sus protagonistas y la química resultante donde descansa lo mejor de una película bastante genérica y olvidable y que se parece a las muchas otras películas que se inscriben dentro de las buddy films, pero que resulta efectiva y divertida como entretenimiento

Tall Girl

Comedia Drama Romance
6.2

Tall Girl Jodi lleva años acomplejada por su estatura (1,91 m). Siendo con mucho la chica más alta del instituto, nunca se ha sentido a gusto con su cuerpo. Después de años andando encorvada, aguantando burlas e intentando pasar desapercibida, por fin decide que ya es hora de superar sus inseguridades y se enreda en un trío amoroso en el institutoTall Girl Critica  Pues la vida de nuestra protagonista Jodi, es más predecible que la cinta en sí; Burlas continuas, por no llamarlo bullying, una única amiga en el instituto, que la defiende a capa y espada y un amigo enamorado de ella desde siempre pero al que no le da una mínima oportunidad, precisamente, por su diferencia de estatura (¡Ay, qué pena Jodi!).En su casa, la situación no es diferente; Unos padres protectores, que llevan preocupados por la altura de la niña desde pequeña y por cierto, con menos luces que un coche de la Guardia Civil en una rotonda y una hermana, que junto a sus progenitores parecen sacados de un reality show de Paolo Vasile.En fin, la vida de Jodi, bellísima por cierto, solo se reduce a pasar desapercibida.*Después de StigCon la llegada de Stig, el apuesto nórdico (leches, me gustaba hasta a mí), la vida del monótono instituto va a dar un vuelco de 180º grados y por supuesto la de Jodi, no va a quedar al margen.Todas las femmes fatales a por el ¿pobre? incauto, evidentemente, gana la peor de todas; la pesadilla de Jodi, que en pocos minutos lo convierte en su novio oficial, marcando su coto privado de caza.Por un azar del destino y del guionista, el apuesto galán se hospeda en la casa del eterno enamorado de Jodi, el cual hace todo lo posible y lo imposible porque la relación amistosa de ambos no fructifique.Miradas, un piano que Jodi no toca para que no se fijen en ella y un recíproco beso, parecen que van a cambiar el rumbo del destino y cambiará, vaya sí cambiará, pero eso queridos, es ya otra historia que deben ustedes visionar.*Tall Girl//Tall BoyJodi (Ava Michelle), la chica alta, ópera prima en cine, aunque la natural de Michigan ha ejercido de modelo, bailarina, cantante, siendo su principal éxito, el show de baile Dance Moms (2014).Pues la verdad es que está sencillamente encantadora, en esta batidora romántico adolescente, para un papel por el que no lo van a dar el Óscar pero para el que no resulta fácil, que tu principal arma defensiva, sea tu excesiva altura.Bien en una primera parte, objeto de todo tipo de estupideces y mejor en la segunda, donde nivela sus inseguridades y miedos, dándose cuenta, quizás un poco tarde, que también los perfumes vienen en frascos pequeños. Actriz a seguir.Stig (Luke Eisner), el galán nórdico, pero de Wisconsin, también ópera prima como actor, pero este sí, con un gran recorrido como modelo para las firmas más importantes del mundo. Correctamente correcto, de guapo asusta, y no le pierde la cara a la insegura Jodi.Por cierto, para el guionista, afirmar que Stig es el patito feo de su país, porque todos los demás son más guapos y atléticos que él, como que te puede costar una demanda de cualquier compañía aérea, querido, por embaucar y por colapso de líneas, ojo al dato.*La bella tras las cámarasLa directora (Nzingha Stewart), si no me equivoco, su ópera prima para la pantalla ¿grande?, pero viene de la dirección de vídeos musicales, episodios de televisión y TV movies, para los grandes de los diferentes medios.Muy afamada y conocida en los Estados Unidos, afroamericana y me remito al título de su encabezado (pueden verla cuando quieran), dirige este predecible pastelito, casi ochentero, con bastante brío y elegancia, apartando la vulgaridad de las típicas comedias de adolescentes y jugándoselo todo a una carta, de al menos buen gusto.Puede ser un pequeño salto a una dirección más sería y comprometida o una vuelta a las TV movies, pero de todas formas, agradezco estos 100 minutos, que me hicieron recordar cintas de otras épocas, donde el amor era totalmente diferente. Directora a seguir.*ConclusiónTall Girl (Chica alta), había títulos más originales, pero pedirles peras a Netflix es complicado y es una lástima que la plataforma ignore una y otra vez, que los títulos de sus mediocres cintas (algunas bastante buenas, hay que ser justos) no ayuden en nada a su repercusión mediática, pero en fin, advertidos están.Es una comedia adolescente, romántica, quizás de guante blanco (que ya es difícil en los días que corren), totalmente blanca e incluso con moraleja final.Se encontrarán con toda la fauna de estereotipos habidos y por haber; en el instituto, en el baile, en la casa de la protagonista (¡Vaya la hermanita, por Dios!) con el papá y la mamá, que vive anclada en el siglo XIX y hasta con el trío amoroso, que delimita la cinta hasta darle la vuelta a la tortilla, pero con clase, eso sí.En fin, a los Netflixnianos y acoplados, vean la cinta, disfrútenla ¿por qué no?, más barata que un café y poco más de hora y media sin aguantar al nuevo fichaje de Viva la vida, ¿Se puede pedir más?.Pues sí, una comedia honesta, predecible hasta el tuétano y que quizás nos traiga recuerdos de un instituto, donde no existían ni chicas tan altas ni galanes nórdicos.