El gran desmadre (Malas madres 2)

6.3
El gran desmadre (Malas madres 2) Amy, Kiki y Carla, madres poco valoradas y sobrecargadas de tareas, se rebelan contra los desafíos y las expectativas que genera lo que es una especie de Super Bowl para madres: la navidad. Como si crear las perfectas vacaciones para sus familias no fuera suficiente, recibirán la visita de sus respectivas madres.El gran desmadre (Malas madres 2) CriticaDurante mucho tiempo, en la época clásica, el cine servía de evasión, de bonita ensoñación, un espejo en el que mirarse y salir favorecido, un ansia de superación, un cuento de hadas, un ideal de belleza y verdad, un mundo mejor. Quizás pueril y falso, sí, pero también hermoso y esmerado, como si la vida pudiera ser otra cosa, y no este pozo ponzoñoso. Eso pasó. Llegó la televisión. Había que competir con un artefacto rival, que le quitaba el público y el dinero. Había que acercarse a esa población renuente que se quedaba en casa, mirarles a la cara, contarles lo que pasa, montar historias más cercanas. Llegaron los "Marty" y otros animales de compañía para toda la familia. Y siguieron pasando los años. Estados Unidos perdió la inocencia, se llevó un chasco. El espejito le decía que ya no era la más guapa del reino, que también era fea y de pecados estaba llena. Miraron para otra parte. Hacia la vieja Europa. Copiaron sus formas. Hicieron un cine más concienzudo, rudo y veraz, más político, existencial y personal. Casi, casi, como si fueran de la Nouvelle Vague. La rueda seguía girando (se me van a acabar las metáforas de transición temporal, tengo pocas), el polvo de los segundos cayendo, y esa generación dejó paso a la siguiente (o a la misma pero más aviesa), más infantil, conservadora y escapista, una vuelta a los orígenes fantasiosos, pero desde un punto de vista mucho más pueril y aventurero. El flujo y reflujo de la Historia, a grandes rebeldes o innovadores suelen sucederles otros mucho más prudentes, a los estilizados con ínfulas, los artesanos humildes, y así se repiten las modas y los ciclos en el eterno retorno del tiempo y el arte. Bueno, y ya por fin, tras tanto viaje (somero, superficial y muy sesgado y lleno de agujeros) nos acercamos al ahora engorroso. Pero todavía hay que dar marcha atrás un poco más. Quizás a los noventa. Tal vez a los Farrelly (ellos no lo inventaron, venía de, por ejemplo, "Porky's", allá en los lejanos ochenta, aunque en realidad desde siempre, podemos rastrearla en la literatura, salvando todas las distancias, desde los orígenes griegos en escritores como Aristófanes, pasando por los clásicos latinos como Apuleyo, siguiendo con Rabelais, Quevedo,... la veta de humor escatológico está incorporada a nuestra especie desde el comienzo, el caca culo pedo pis tiene el éxito asegurado, va con nuestros genes, es nuestro mínimo común denominador, todos lo compartimos y nos partimos de risa, ¿a que sí?). Me refiero a que el espectador ya no va al cine a mirar al cielo como al principio (en los años dorados del clásico), al frente o hacia dentro como más adelante, en la era aquarius, sino que ahora tienen que echar la vista al suelo, incluso más abajo, al poco visitado alcantarillado, a esas aguas fecales llenas de todos nuestros líquidos y desechos. Y en esas estamos. Que vamos al cine a desahogarnos. A purificarnos. A practicar la ablución o la depilación (espiritual). A limpiarnos por dentro y a relajarnos (los esfínteres) por fuera. A echarlo todo. Desde la primera papilla hasta el último zurullo. El cine convertido en un urinario o estercolero, un váter o en el mejor de los casos un masaje (por supuesto, con final feliz). Por otro lado, las mujeres al principio solían acompañar al héroe masculino en un recatado y discreto lugar. Eran santas o arpías, bellacas o diosas, vampiresas o monjas, pero en cualquier caso con un halo de grandeza. Idealizadas, soñadas, deseadas, admiradas, temidas, queridas. Quizás vaporosas, estilizadas y adoradas. Con el tiempo fueron perdiendo la magia, cayendo del pedestal, desapareciendo incluso, siendo invisibles o vulgares, atractivas o anodinas, casi iguales. Hasta hoy mismo. En que ya completamente se han liberado (hay una regla fija que nunca falla, si aparece esa señal en cualquier tipo de representación, artística o no, es que hay liberación, reivindicación y felicidad aseguradas. Se trata de mostrar a decenas de mujeres en un espacio cerrado gritando enloquecidas, en estado de trance, ante la contemplación espeluznada, y paroxísticamente extasiada, de inefables cuerpos desnudos masculinos). Para copiar la versión más cafre y oligofrénica de sus pares varones. Para hacer y decir cosas que si las dijeran o hicieran ellos se llenaría esta página de críticas seria y justamente indignadas, con las manos en la cabeza, y con una palabra recurrente siempre en las mientes, y que casualmente suele aparecer con tropical fertilidad, sí, el tan querido por todos... (aparece hasta en los telediarios) conjunto de letras y sílabas... que dice... (todos a una)... "machista" (minipunto para mí, ya estoy más cerca del paraíso. Es como la bandera yanqui en sus producciones nacionales). Serían tachados de trogloditas, patanes y lerdos (con razón). Denunciados y expulsados del reino de la sana moral y las buenas maneras (por nosotros los primeros). Pero son mujeres. Y con ellas todo vale. Se les puede hacer cosas que con los hombres ni se atreven. Se las puede convertir en gorrinas de charca, chapoteando entre inmundicias y ordinarieces, entre grosería infinita y grotescas procacidades. Y no solo eso. Todavía peor. Además se las echa al barro de la sensiblería más vergonzosa y ridícula. Para que a las pobres no les falte de nada. Guarras, pedorras y además lacrimosas. Si este es el camino, se confirman los peores temores y ya es hora de echar el cierre. Pobres mujeres. Sí, lo habéis adivinado. Esta película es el resultado aberrante, gritón, barullero, bullanguero y pringoso asqueroso de la celebración de la zafiedad como triunfo de la comedia, la exaltación de la estupidez como signo de los tiempos y la recuperación de la sentimentalidad más gruesa como insulto al espectador, que, se supone, que piensan que además de cerdo tiene su corazoncito lleno de mermelada. Así nos va. Y es solo el principio. Negros augures. Estamos bajando por el tobogán y ya nadie nos detendrá.
<

Torrents

FormatoIdiomaFechaTamañoTotal DescargasDescargar
1080p DualEspañol Latino16/01/20201.68 GB360 Descargar
1080p BluRayEspañol Latino16/01/20201.68 GB142 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

El espía que me plantó

Acción Comedia
6.4

El espía que me plantó Audrey y Morgan son dos amigas que se ven involucradas en una conspiración internacional cuando una de ellas descubre que su ex-novio era en realidad un espía.El espía que me plantó CriticaEn realidad esta película no inventa ni descubre nada nuevo. El género de las parodias es tan viejo como el de las películas a parodiar. Y el hecho de cambiar el rol habitualmente masculino de los protagonistas por dos chicas tampoco es algo realmente novedoso. Aquí el secreto es confeccionar un guión que funcione y donde los chistes, los gags y la ironía ejerzan de engranaje para que la historia discurra a la perfección. El problema de “El espía que me plantó” es que apenas tiene gracia. Lo cual tratándose de una película de parodias es una sentencia de muerte. Ni la esforzada interpretación de su duo protagonista, en sus respectivos papeles de payasa gamberra y payasa seria hacen desencallar una historia que avanza a trompicones y a golpe de fuegos artificiales. Tampoco las gotas de transgresión ni el espectacular diseño de producción logran sacar al film de la mediocridad. Pero quizás lo peor es que, tratándose de un intento por barnizar de feminismo un género tan masculino como el cine de espías, al final las heroínas tengan que ser rescatadas, una vez más, por el guapo héroe de turno.

Las separadoras de parejas

Comedia
5.1

Las separadoras de parejas ¿Quieres dejar a tu pareja pero no sabes cómo? La agencia que han montado Mel y Jen te lo puede solucionar de las más diversas maneras.Las separadoras de parejas Critica  Ya que en el momento de redactar esta crítica Filmaffinity no explica el argumento lo haré yo: Dos amigas basatante diferentes en carácter tienen un negocio cuanto menos peculiar: se dedican a romper relaciones por encargo de una de las partes que no quiere/puede hacerlo. Los métodos que usan son variopintos: desde disfrazarse de policía para anunciar a la pareja que ha desaparecido, a fingir cuernos, o incluso recitar una canción a la pareja despechada. Las cosas se complican cuando una de las amigas, Mel, se enamora de un jugador maorí de rugby de 17 años que quiere dejar a su novia.. ( No es spoiler porque se sabe desde los primeros siete minutos del film)Estrenada en Nueva Zelanda con gran éxito de público, la película es una comedia clásica con enredos y malentendidos ( tronchante la escena del striptease en la comisaría de policía), de reirse de los estereotipos como la banda maorí de la novia y su constante "white bitch", el jugador de rugby cortito de molleras interpretado por un James Rolleston que sigue creciendo como actor desde su debut en "Boy" la comedia dirigida por Taika Waititi que en esta se reserva el papel de productor, de desencuentros y peleas entre amigos y de hacer las paces. Lo sé, lo de siempre, pero no deja de ser una comedia divertida y si se escarba en la superficie veremos también otros temas "más serios" como las relaciones de pareja, la crisis de los 40, las expectativas profesionales de cada uno, etc.

Todas las Pecas del Mundo

Comedia
5.7

Todas las Pecas del Mundo José Miguel Mota de 13 años se ha enamorado de la chica más guapa del colegio Cristina Palazuelos. En plena fiebre mundialista, JM tendrá que luchar por su honor, junto a su entrañable grupo de amigos ante los ojos de toda la secundaria.   Todas las Pecas del Mundo Critica Una verdadera bocanada de aire fresco. Ante el desolador panorama del cine comercial mexicano, que más allá de la buena recepción en la taquilla es cada vez menos original, más complaciente y escaso de buenas ideas, ‘Todas las pecas del mundo’ resulta una sorpresiva buena comedia adolescente.La historia se ubica en la mitad de la década de los 90, teniendo como telón de fondo el mundial de fútbol de 1994, José Miguel (Hanssel Casillas) es el joven hijo adolescente de una familia que debido a la profesión del padre, que es piloto, debe cambiar continuamente su residencia, por lo que llegan a una casa de la ciudad de México ya muy avanzado el ciclo escolar, donde el chico que es además un inquieto inventor, consigue integrarse a una secundaria donde debe compartir esos primeros días con un grupo de compañeros no muy populares, haciendo pronto amistad con una chica que gusta del rock (Andrea Sutton).Pero el panorama cambia por completo para José Miguel cuando conoce a Cristina (Loreto Peralta, la entonces niña protagonista de ‘No se aceptan devoluciones’), una bella y popular chica que tiene un romance “de años” con Kenji (Luis de la Rosa), ambos de grados superiores, pero eso no le importa al chico, que se propone, con todo en contra, conquistar a Cristina y hacerla su novia.La película de Yibrán Asuad es una verdadera y refrescante sorpresa en el panorama del cine comercial mexicano, ese que busca acercarse a un público mayoritario, pero lo hace sin necesidad de recurrir a los ya muy establecidos vicios que vemos en cada estreno nacional, sino que la propuesta la hace a partir de un guion ingenioso, inteligente y divertido, que retrata esa época difícil de la escuela secundaria sin la acostumbrada complacencia y corrección, consiguiendo un relato que exuda autenticidad.Asuad hace un acercamiento atinado a esta peculiar etapa que es la adolescencia, con una serie de personajes que si bien se basan en los típicos estereotipos de jóvenes de secundaria, consigue trazar a cada uno de los personajes con variados matices y pinceladas de autenticidad, sacándole la vuelta a los lugares comunes, lo que colabora a fortalecer al relato, que se sirve de la nostalgia gracias a ciertos elementos propios de esos años (casetes, walkman, el entorno del mundial, las canciones) pero que terminan por tener el suficiente peso dramático dentro del desarrollo de la historia, permitiendo además que el espectador termine por identificarse con alguno de los varios personajes que pasan por el relato.Habiendo trabajado mayormente como editor en títulos como ‘Museo’, ‘Bayoneta’, ‘Güeros’ o ‘Voy a explotar’, entre muchas otras, la ópera prima de Yibrán Asuad es un consistente debut, con una acertada “coming of age” que demuestra que el buen cine comercial mexicano no está peleado con las buenas ideas y que además puede verse en familia sin tener que ruborizarse, ya sea por las torpes majaderías de siempre o por la simple pena ajena.

Aves de Presa

Acción Comedia Crimen
7

Aves de presa Después de separarse de Joker, Harley Quinn y otras tres heroínas (Canario Negro, Cazadora y Renée Montoya) unen sus fuerzas para salvar a una niña (Cassandra Cain) del malvado rey del crimen Máscara Negra. Aves de presa Critica Colorista, plastificado y artificial ejemplo del cine "post-me too" que ya estamos sufriendo, esta aburrida y desagradable película que ya es mala desde el inclasificable título está pensada y hecha para el absoluto lucimiento de Margot Robbie, una de las actrices más guapas y sexys de las últimas décadas, y lo que va también quedando claro, también de las más inteligentes y avispadas.Porque se trata de hacer caja con ese feminismo de camiseta y eslogan imperante hoy día, repleto de palabrejas como "empoderamiento", "liberación", "relación tóxica", "masculinidad frágil", "woke"...se trata también de presentar a los hombres (blancos, por supuesto) como unos machistas violadores e imbéciles a los que hay que emascular (a esto Ewan McGregor se presta como buen mercenario que es). Se trata también de acompañar a la Robbie de un reparto femenino multirracial pero lo suficientemente plano como para no hacerle sombra (por algo la luminosa actriz se ha ocupado de la mayor parte de la película).Así que mucha tía liberada, aparentemente loca pero no (o sí), y violenta y poderosa, muy poderosa, para vengarse por siglos de opresión castrando a todos. En fin. Echo mucho de menos el cine de antes, como digo siempre. También por el feminismo. Cómo olvidarse de mujeres realmente empoderadas como Sigourney Weaver en "Alien", o Linda Hamilton en la segunda de "Terminator", o yéndonos más atrás, de Joan Crawford en "Johnny Guitar" y tantas y tantas actrices que trabajaron en épocas donde no se hacía activismo con un feminismo de pegatina y de "el violador eres tú" subvencionado por el heteropatriarcado, patriarcado o lo que sea.

10 Things We Should Do Before We Break Up

Comedia Romance
3.7

10 Things We Should Do Before We Break Up Después de que Abigail, una madre soltera de dos hijos, queda embarazada después de una aventura de una noche con Ben, la pareja poco probable trata de salir adelante.

La leyenda de Klaus

Animación Aventura Comedia Familia
8.3

La leyenda de Klaus Cuando Jesper se distingue como el peor estudiante de la Academia Postal, es enviado a Smeerensburg, un pequeño pueblo situado en una isla helada cercana al Círculo Polar Ártico, donde los gruñones habitantes apenas intercambian palabras… y mucho menos cartas. Jesper está a punto de rendirse y abandonar sus deberes como cartero cuando conoce a la profesora local, Alva, y a Klaus, un misterioso carpintero que vive solo en una cabaña llena de juguetes hechos a mano.  La leyenda de Klaus Critica Este año han surgido varias pelis con potencial de culto como Joker, Parásitos, el punto final de la saga Vengadores con Endgame, Tarantino lanzó su penúltima película y ahora se estrena El irlandés con De Niro y Pacino a las órdenes de Scorsese. Pues bien, para mi la película del año no es ninguna de esas, para mi es una pequeña pieza navideña de animación nacional estrenada en Netflix. ¿Quién lo iba a decir? ¿La mejor peli del año es una de dibujitos y española? Pues sí.De hecho, hacía mucho tiempo que una película no lograba encender en mi interior lo que consigue esta reinterpretación del mito de Santa Claus. Todo en ella me parece perfecto y muy por encima de mis expectativas. La clave es que al frente de este proyecto está Sergio Pablos, un animador con experiencia que trabajó en la última etapa de los clásicos Disney (El jorobado de Notre Dame, Tarzán, Hércules...) y en la nueva industria (creador ni más ni menos que de Gru mi villano favorito y uno de los diseñadores principales en Río). Y la verdad es que se nota, Klaus coge lo mejor de ambos mundos. Tiene aroma de clásico pero entendiendo a la industria y al espectador modernos. Y la mezcla le sale de fábula, porque Klaus está al nivel de lo mejor que ha dado la animación en los últimos años, ya quisiera Pixar estrenar una película como esta en todos los cines del mundo.La película es una delicia en todos sus aspectos, desde el diseño visual tanto de backgrounds como de personajes, hasta el guión y sus diálogos, pasando incluso por una emotiva banda sonora o un muy bien elegido doblaje. Es como si todo les hubiese pillado en estado de gracia para lograr su propósito de conmovernos con una historia que pese a haber sido mil veces contada aquí nos da la sensación de que nos la cuentan por primera vez.Hace que nos enamoremos de sus personajes y de cada uno de sus tics y expresiones, incluidos cada uno de los secundarios, hace que vibremos con la aventura que nos cuenta, que nos riamos con sus ocurrencias y que lloremos con sus momentos más espirituales. En definitiva, hace que sintamos la Navidad, convirtiéndose en un clásico inmediato e imprescindible de estas fechas, y que sintamos lo que es el buen cine para toda la familia, un regalo de artesanía con resultados tan mágicos como aquellos con los que Jesper y Klaus consiguen cambiar a los habitantes de Smeerensburg. Maravillosa.