El traficante

4.4
El traficante Sean Haggerty sólo tiene una hora para entregar su carga ilegal. Una hora para convencer a un cartel, a un sicario y a la DEA de que todo está bien. Una hora para asegurarse de que su mujer sobrevive. Y debe hacerlo desde la cabina de mando de su avioneta Cessna.El traficante Critica  Llevaba mucho tiempo viendo obras que me estaban gustando, películas “buenas”, y eso no es lo mejor para un crítico como yo, porque puede parecer que es excesivamente benévolo. Sin entrar en debate sobre el papel de la crítica cinematográfica y la actitud que debe mantener a la hora de analizar una propuesta; creí conveniente buscar una película que pareciera “del montón”, una obra que tuviera algunos fallos y que, al mismo tiempo, contase con los suficientes elementos como para entender que sea la película favorita de ciertas personas (no soy masoquista, no me gusta malgastar mi tiempo). Bueno, pues me he pasado cinco pueblos. La elegida fue “Beast of Burden”, de Jesper Ganslandt, y os pediría que busquéis un lugar dónde sentaros porque se viene un torrente de odio absoluto traído de los recovecos más oscuros de mi espíritu. El principal reclamo de esta película es su protagonista: Daniel Radcliffe. Resulta que Harry Potter ahora es un ex militar que hace de mula de carga para un cártel mexicano: debe llevar un cargamento de COSAS ILEGALES a Estados Unidos en una avioneta destartalada. La cosa se complica porque su relación de pareja no pasa por su mejor momento –creo-, porque está tratando al mismo tiempo con un tipo de la DEA y porque no hace una noche muy apacible, que digamos. Se supone que este es un relato sobre la vida en pareja, sobre el sacrificio y sobre la sinceridad pero… pero no. Los problemas empiezan cuando te das cuenta de que TODA la obra (salvo un par de flashbacks, y poco más) se desarrolla a bordo de la mencionada avioneta, con la omnipresente presencia de Harry Potter en escena. No es un concepto mal tirado, la verdad: quiere trasladarnos su impotencia al tener que manejar un conjunto de situaciones peliagudas sin poder moverse de una cabina. PERO en la práctica, no se transmiten estas sensaciones por que la ejecución es 100% fallida. La obra se compone de una sucesión de llamadas de teléfono casi estúpida, y nos limitamos a observar a Harry charlando y reaccionando a ellas. YA ESTÁ. NO HAY MÁS. Han construido la narración con LLAMADAS DE TELÉFONO. Podría no importarme si estas llamadas estuvieran bien resueltas, PERO NO ES EL CASO. Para empezar, es muy difícil saber con quién coño está hablando el protagonista, ya que la introducción de los personajes brilla por su ausencia. Tenemos a la mujer, que se reconoce porque, bueno, es una mujer; al mafioso malote y al agente de la DEA. CREO que hay un par de personajes más, PERO COMO A LA PELI LE DAN IGUAL, A MI TAMBIÉN. Han intentado paliar esto ubicando diferentes teléfonos en la cabina: así, hacia dónde está mirando Harry te indica con quién está hablando. PERO ESTO TAMPOCO ESTÁ BIEN HECHO, JODER, porque hay personajes que comparten ubicación y porque en ningún momento especifican claramente quienes son o cuál es su rol. Buena culpa la tienen también los diálogos. JODER, ES UNA PELICULA QUE SE SUSTENTA EN DIÁLOGOS, POR EL AMOR DE DIOS. El caso es que son MALOS: no persiguen ninguna intencionalidad más allá de hacer avanzar la trama con pequeñas pistas soltadas sin sutileza alguna, no definen a los personajes y, para colmo, algunos son MUY ESTÚPIDOS –la mujer tiene frases y cambios de actitud que me han parecido surrealistas-. Y, por seguir dándole cerita al guion, diré que las motivaciones de los personajes me parecen SIMPLES, VAGAS E INCONSISTENTES y que el final JODER EL FINAL. LOS PERSONAJES DAN UN VUELCO DE 180° EN UNA MALDITA ELIPSIS PARA PRESENTARNOS UNO DE LOS HAPPY ENDINGS MÁS FORZADOS DE LA HISTORIA DEL CINE. Está totalmente carente de SENTIDO, COHERENCIA Y GUSTO. Vale, a ver, Daniel Radcliffe. No voy a caer en el topicazo de “este chico siempre será Harry Potter” porque su trabajo en “Horns” y en “Kill your darlings” logró que me olvidará del niño que sobrevivió. Durante “Beast of burden” se nota un esfuerzo por su parte, sobre todo al comienzo de la narración, pero conforme vamos avanzando su actuación se va volviendo más monótona y su registro parece estancado en un personaje que no es dueño de los acontecimientos y que los vive con frustración. Su rostro es un contante “WTF!?” y, cuando sale de él en forma de estallidos de furia, se le nota desmedido y sobreactuado. Pero el mayor problema se encuentra en su elección: sinceramente, NO TIENE SENTIDO que esta historia la viva un actor de su perfil. SE SUPONE que recurre al tráfico como última salida, pero ¿quién se cree que un piloto joven NO SEA CAPAZ DE ENCONTRAR UN PUTO TRABAJO? Sería mucho más adecuado un protagonista mayor, de unos cincuenta y muchos años, que fue piloto en su juventud y observó cómo gente nueva le iba quitando el puesto y, ante la imposibilidad de encontrar un empleo digno, recurre a tratar con carteles mexicanos. Además ayudaría a reforzar la idea del héroe superado por la situación, pues con su edad no contaría con la destreza de un tipo de treinta años.
<

Torrents

FormatoIdiomaFechaTamañoTotal DescargasDescargar
1080p DualEspañol Latino05/12/2019 1.44 GB128 Descargar
1080p DualEspañol Latino05/12/20191.43 GB50 Descargar
720p BluRayEspañol Latino05/12/20190.85 GB71 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Educar a un superhéroe

Drama Sci-Fi & Fantasy
8.1

Educar a un superhéroe Un niño que lucha por controlar sus poderes. Una madre soltera que hace hasta lo imposible por mantenerlo a salvo. Una familia acechada por secretos, misterios y conspiraciones.Educar a un superhéroe CriticaA veces, parece que netflix deseara revivir sus clásicos (?) logrando generar series que sean consumidas de manera masiva por los suscriptores. El tema es que lleva rato queriendo hacerlo, y este año apenas ha podido sacar apenas algunos títulos nuevos de muy buena calidad (creo que sex education es lo único nuevo y bueno que he visto este año en la plataforma) y, luego de ello, han caído en la secuelitis, el apuro y la mediocridad, más sumando que ahora la Disney le extirpará todos los héroes barriales de la marvel (y que han hecho de las mejores series de la plataforma, como Daredevil, Luke Cage y El Castigador) y está experimentando en el terreno de los superhéroes propios. Aquí oficia como productor Michael B. Jordan (y actúa también), el que se encontraba encantado con la idea y consiguió fondos de la mano de Netflix. El drama, es que se nota a la legua que todo está hecho con apuro, con un guión que debió ser severamente pulido antes de darle luz verde, lo que es un defecto que siempre tuvo la plataforma.Soy creedor de las ideas originales y de que no necesariamente un superhéroe tiene que provenir de un cómic de Marvel o Dc para tener una buena historia. De hecho, hay productos festejables de ideas originales sobre el género, que han sido excelentemente ejecutadas (como por ejemplo Defendor). Pero la idea, que aquí es buena, termina siendo una anécdota demasiado estirada, que podría haber dado lugar a un filme, pero no a una serie de 9 episodios, y ahí es donde creo que radica el principal problema de todo esto, ya que algunos diálogos y situaciones, están demasiado estirados y el espectador no ve la hora de que se le ponga un fin a la cosa porque la historia no va para ningún lado.Algunos sinsentidos se acompañan como subtramas, los que no me parecen del todo convincentes. Primero, la desaparición del padre de Dion (interpretado por el propio Michael B. Jordan) no suena demasiado creíble que digamos. Como fue la desaparición, que la cuento en la zona spoilers, adelantando que no es una subtrama demasiado creíble que digamos. Sumado a ello, los poderes del propio Dion, parecen ser un montón de deux ex machina que inserta el libreto con el objetivo de cerrar la historia o crear escenas pretensamente interesantes.Otro de los errores fundamentales está en la propia interpretación de Dion, de Ja Sin Young, la que roza lo irritante. El niño directamente no sabe actuar, su caras ante los poderes que descubre son poco convincentes y artificiales (hay una escena en un bote que roza lo bochornoso, cuando el niño le marca a su madre que podía levantar los peces, en la que el niño queda moviendo su mandíbula), sus diálogos son recitados sin demasiada convicción, y se lo nota sumamente incómodo con su papel. Y eso no es problema de que sea un niño, ya que ha habido niños que han hecho interpretaciones impresionantes, como Madison Wolfe en el Conjuro , o Mara Wilson en Matilda. Los demás actores ponen su cuota de dignidad con sus papeles, es cierto, pero si el personaje principal es horrible ¿por que habrían de interesarnos sus aventuras?Y, si esto no fuera poco, en el medio de todo esto, está el drama familiar, que si bien es llevado a cuestas con solvencia por Wainwright, lo veo más como una excusa para rellenar los nueve episodios, que como algo interesante que pueda ser destacado, digo, algunos capítulos se me hacen interminables, y lo peor de todo es que en el medio de eso el niño no aprende absolutamente nada, y, ejemplos como ese existen varios, que generan un ritmo lento y cancino. Sumado a ello, los efectos especiales son sumamente disparejos, hay escenas como por ejemplo el truco de la patinenta o cuando el niño hace levitar los cereales que se ven muy poco creíbles. La única subtrama realmente interesante es la relación de Dion con Pat (con una muy buena actuación de este último), pero tiene una resolución horrenda.Si usted prentende ver COMO CRIAR A UN SUPERHÉROE, le recomiendo que vea el primero y el último capítulo, y que después le de sin asco al fast foward. El drama familiar es denso, la interpretación de Young es irritante, y las subtramas no le interesan a nadie. El problema está en que Netflix se encuentra apurada por lanzar historias propias del género, ante la inminente llegada de Disney al streaming, pero lo que aquí se observa es algo a medio cocinar, una buena idea arruinada por una terrible ejecución; y eso es una lástima, ya que en las manos del guíonista y director indicado podría haber dado lugar a alguno mucho mejor que este producto tan deslucido.

Sergio

Drama

Sergio El diplomático brasileño de las Naciones Unidas Sergio Vieira de Mello se ve obligado a superar la misión más importante de su carrera justo cuando finaliza la invasión estadounidense de Iraq.  Sergio Critica El filme basado en hechos reales, es realmente fiel a la historia real y mediante flashbacks nos cuenta la vida de este diplomático y nos ayuda a conocer mejor su historia y cómo llegó a ser quién es.Ante todo se impone la pasión, la pasión de unos diplomáticos que lucharán por sus ideales y por imponer la paz, pero también la pasión entre Sergio y Catalina interpretados fascinantemente por Moura y De Armas. Sin duda De Armas sigue reivindicándose como una actriz con mucho futuro, capaz de dar peso y verdad a cualquier personaje, incluso en este caso, cuyo personaje podría ser relevado, es tan protagonista como Moura.Además de las buenas actuaciones y una bonita fotografía la forma de narrar los hechos es realmente interesante, contando todo en su momento y desde una visión algo romántica y heroíca de ver la vida.La falta algo de coraje a la hora de reconocer fallos de occidente, pero lo hace y, las culpas se dividen, pudiendo apreciar los fallos de varios bandos y su realidad.El fallo de la película es su excesivo metraje y la falta de ritmo en una parte de la película, pero sus virtudes le pesan más.

Bad Boys para siempre

Acción Crimen Suspense
6.7

Bad Boys para siempre Continuación de las aventuras de los detectives Mike Lowrey y Marcus Burnett de Miami, atrapados entre persecuciones de coches y explosiones.   Bad Boys para siempre Critica Nueva película de la trilogía Bad Boys, desde que se estrenó su primer trailer ya había muchas incógnitas debido al cambio del director y la cantidad de años que habían pasado ya no solo desde su primera película (1995) sino desde su antecesora (2003) y eso es mucho tiempo y cambio de estilo del cine. Para empezar decir que este film no te a sorprender ni por su dialogo, ni por su puesta en escena ni tampoco va a revolucionar nada de lo que aun no se haya visto hasta la fecha. Pero tiene un objetivo claro y se ve desde el primer segundo del film y es hacerte pasar un buen rato con unos personajes que son de los mejores duetos cómicos que hay y apelar un poco a la nostalgia de aquellos fans que nos gustaron las anteriores. Partiendo de esa premisa el film cumple con creces, aunque depende del humor que tengas claro. Por lo demás el guión es simple pero efectivo, con algún giro pero nada que te vayas a llevar las manos a la cabeza, los protagonistas hacen todos un buen papel aunque claro está destacan el dueto Bad Boys. En cuanto a las nuevas incorporaciones hacen un buen papel pero sin destacar, tampoco la película les da un momento para que lo hagan. Los efectos y sonidos están a la altura aunque en las persecuciones los coches en segundos estén a tomar por culo y otros casi al lado de los protas. Los malos son muy clichés y nada destacables.Entonces si no hay nada destacable porque le pones esa nota, es muy sencillo cuando vas a ver este tipo de películas sabes a lo que vas, porque es el fin de estas, pasártelo muy bien y ver un par de peleas. Y como he dicho un par de lineas más arriba esta película en esos aspectos los borda.

Golpes del destino

Drama
7.9

Golpes del destino Million Dollar Baby Frankie Dunn, después de haber entrenado y representado a los mejores púgiles, regenta un gimnasio con la ayuda de Scrap, un ex-boxeador que, además, es su único amigo. Frankie es un hombre solitario y adusto que se refugia desde hace años en la religión buscando una redención que no llega. Un día, entra en su gimnasio Maggie Fitzgerald, una voluntariosa chica que quiere boxear y que está dispuesta a luchar denodadamente para conseguirlo. Pero lo que más desea y necesita es que alguien crea en ella. Frankie la rechaza alegando que es demasiado mayor y que, además, él no entrena a chicas. Pero Maggie no se rinde y se machaca cada día en el gimnasio, con el único apoyo de Scrap. Finalmente, convencido de la inquebrantable determinación de Maggie, Frankie decide entrenarla.Golpes del destino Critica Hace algún tiempo pude leer una frase que decía, con bastante realismo he de admitir, que "la muerte está tan segura de vencerte que te da una vida de ventaja".Después de ver esta película un servidor se acuerda de la frase y piensa en la maldita razón que llevaba el que la escribió. No obstante, soy de los optimistas y creo que, al igual que Peligro, (el que haya visto la película le recordará. Los que no, lo harán), sólo queda encajar los golpes como buenamente se pueda y levantarse. Las veces que hagan falta.Clint Eastwood, para mí, no pasará a la historia del cine solamente como el paradigma del cowboy que toma curiosos apodos como El Manco, El Rubio, El Bueno, El Chachi (ése es de mi cosecha personal) etc... y viste con un poncho y tiene una gran destreza con los "seis tiros" (AKA revólver). Ya no. Desde que vi esta pedazo de película no.Decir que tiene talento para conmover es ser superficial. Ya no es la forma de narrar la historia, que goza de un trío protagonista en estado de gracia en el plano interpretativo. Es la forma de dibujar la relación de dos soledades introvertidas que se unen en un amor casi paternal (Eastwood y Swank), velado durante toda la película. Es la forma de rodar unos combates, muy rápidos, en los que los golpes rasgan el viento en comparación con el tremendo impacto que esta película propina, al final, al espectador. Million Dollar Baby te golpea y te noquea. Pero no golpea el mentón, sino el corazón.Una película que tiene la genialidad de pintar una tragedia absoluta sobre la ingratitud de la vida y dejar, casi imperceptiblemente, un rayo de esperanza pintado a su término (me remito a Peligro).

El espía que me plantó

Acción Comedia
6.4

El espía que me plantó Audrey y Morgan son dos amigas que se ven involucradas en una conspiración internacional cuando una de ellas descubre que su ex-novio era en realidad un espía.El espía que me plantó CriticaEn realidad esta película no inventa ni descubre nada nuevo. El género de las parodias es tan viejo como el de las películas a parodiar. Y el hecho de cambiar el rol habitualmente masculino de los protagonistas por dos chicas tampoco es algo realmente novedoso. Aquí el secreto es confeccionar un guión que funcione y donde los chistes, los gags y la ironía ejerzan de engranaje para que la historia discurra a la perfección. El problema de “El espía que me plantó” es que apenas tiene gracia. Lo cual tratándose de una película de parodias es una sentencia de muerte. Ni la esforzada interpretación de su duo protagonista, en sus respectivos papeles de payasa gamberra y payasa seria hacen desencallar una historia que avanza a trompicones y a golpe de fuegos artificiales. Tampoco las gotas de transgresión ni el espectacular diseño de producción logran sacar al film de la mediocridad. Pero quizás lo peor es que, tratándose de un intento por barnizar de feminismo un género tan masculino como el cine de espías, al final las heroínas tengan que ser rescatadas, una vez más, por el guapo héroe de turno.

La música del terremoto

Drama Misterio Romance Suspense
5.6

La música del terremoto Tokio, Japón, 1989. Lucy Fly, una extranjera que trabaja como traductora, comienza una apasionada relación con Teiji, un hombre misterioso obsesionado con la fotografía.La música del terremoto Critica  'La Música del Terremoto' decepciona ya que tenía muchos alicientes para llegar a ser una buena película. Un director con una trayectoria interesante, Atticus Ross (oscarizado por 'La Red Social') encargado de la banda sonora, un elenco de primera con dos de las actrices más en forma del momento, una ambientación ochentera situada en el siempre exótico Japón y ese estilo pop con fotografía colorista que podía darla un toque único.En cambio, nos encontramos con un thriller mediocre que no logra ser lo suficientemente atractivo debido principalmente a una plana adaptación de la novela inglesa multipremiada en la que se basa. No tiene un ritmo que enganche al espectador (en parte por culpa del montaje), recurre a secundarios estereotipados y poco desarrollados e intenta poetizar continuamente recurriendo a situaciones y diálogos forzados.Su director está curtido en películas con personajes femeninos potentes. En sus anteriores trabajos cumple dirigiendo a actrices de renombre como Keira Knightley, Christina Ricci o Julianne Moore en sendos papeles protagonistas, y en esta ocasión hace lo propio con las talentosas Riley Keough y Alicia Vikander, sin duda lo mejor de la película junto con el toque exótico de rodarse en tierras niponas.Pero resulta un esfuerzo vacuo, porque a pesar de estar bien contextualizada, la historia en su conjunto carece del interés necesario y no consigue sumergirnos en la atmósfera intrigante u opresiva que cualquier buen trama noir necesita. Ahí están ejemplos como 'Burning' o 'Under the Silver Lake', cercanos en temática y tiempo aunque no en resultado.