La chica danesa

7.6
La chica danesa Drama basado en la verdadera historia de una pareja de artistas daneses, Einar y Gerda Wegener. La vida de este matrimonio dio un giro cuando Einar sustituyó a la modelo femenina que su mujer, Gerda, tenía que pintar. Cuando los retratos resultan ser un éxito, ella anima a su marido a adoptar una apariencia femenina. Lo que comenzó como un juego llevó a Einar a una metamorfosis inesperada.  La chica danesa Critica "La chica danesa" se va a ganar muchísimos detractores, estoy convencido. Lo tiene todo para ello. Si cualquier temática queer te incomoda por la razón que sea, obviamente la vas a odiar. Si no te gustan los dramas de época, la vas a odiar. Si la ves como un intento de propaganda, la vas a odiar. Si te dan coraje las películas que parecen buscar el Oscar constantemente, la vas a odiar. Y si el mínimo asomo de cursilería te echa para atrás, también la vas a odiar. Es fácilmente odiable, lo puedo entender. Por todo eso, es muy posible que su nota media acabe siendo bastante baja, pero mirad por dónde, yo no la he odiado, a pesar de encontrarle unos cuantos peros.Esos peros están casi todos en el guion. ¿Es empalagoso? Pues un poco, para qué vamos a mentir, pero lo cierto es que me lo esperaba mucho más melodramático de lo que es. Y es que, teniendo en cuenta la historia real en la que se basa, no podemos esperar algo que no sea un drama. Bastante contenidos están, si me preguntáis a mí. De hecho, creo que están demasiado contenidos, no en cuanto a cursilería, de la que a ratos va bastante sobrada, sino a profundidad. Creo que un tema tan complicado y que tantas ampollas levanta como la transexualidad merecía un tratamiento más arriesgado, más atrevido. Sin embargo, "La chica danesa" opta por construir un drama al uso, tremendamente automático, academicista incluso, sensible en algunos momentos y sensiblero en otros, muy básico en su ritmo, con un montaje muy flojo y un manejo del tiempo bastante pobre (la historia real transcurre en casi veinte años y aquí parece que pasan un par, como mucho). Es un guion hecho para emocionar y contentar a todo el mundo, para que nadie salga del cine demasiado escandalizado u ofendido. Y no me parece mal si lo que buscas son premios y premios de academias de cine rancias y encorsetadas, pero a mí me falta algo más de desarrollo, de incisión. El guion es, en definitiva, correcto en su inercia y enormemente inofensivo.¿Por qué le he dado la nota que le he dado entonces? Bueno, pues porque creo que el cine lo constituyen muchos elementos, y el guion es solo uno de ellos. Si fuera una novela, probablemente le daría un 4, pero tengo que tener en cuenta muchas otras cosas. La dirección de Tom Hooper, por ejemplo, es exquisitamente elegante, como ya lo fue en "El discurso del rey", trabajo, dicho sea de paso, muy superior a este en todos los aspectos. Su intimismo y sus primerísimos planos funcionan en "La chica danesa", y son mucho más adecuados en una historia como esta que en un musical épico de las proporciones de "Los miserables", película en la que Tom Hooper se veía más perdido y más superado por las circunstancias. La banda sonora del ya veterano Alexandre Desplat es igual de exquisita y adecuada. Todo lo técnico, en resumen, funciona con bastante buen gusto.Y luego tenemos a los dos actores principales. Eddie Redmayne (al que aún no entiendo qué coño le pasó en "Jupiter ascending") era la principal razón por la que quería ver la película, y no me ha decepcionado. Para empezar, hay que reconocer que el tío se atreve con todo. Si enfrentarse a un personaje como el de Stephen Hawking el año pasado ya fue una decisión valiente, Lili Elbe no se queda atrás, y lo más admirable de ambas interpretaciones es la sutileza y el sumo equilibrio que poseen, porque ambas eran muy fáciles de parodiar, por un lado, y de sobreactuar, por otro. En el caso de Lili Elbe, otro actor podría haber caído en el histrionismo o en la hiperfeminización, pero Redmayne se mantiene contenido, asentado en el papel y tremendamente convincente, aunque tengo que admitir que, en ocasiones, recurre a ciertos tics gestuales que a estas alturas se están convirtiendo en un vicio, tics que ya he notado en varias de sus interpretaciones y que me empiezan a poner un pelín nervioso. Pero vaya, que aún así. Redmayne aprueba, y con nota.Y si el trabajo de Redmayne es estupendo, su compañera Alicia Vikander no se queda atrás, más bien todo lo contrario, cosa que no me esperaba en absoluto. La suya es una interpretación de fuego y entrañas, desdoblada, rota, pero que siempre proyecta desde una naturalidad trágica y con la que es fácil empatizar, hasta el punto de erigirse en el mismísimo centro de la película, llegando a eclipsar a Redmayne y reivindicando a Gerda Weneger como una mujer fascinante y tan digna de admiración como Lili. Ambos actores están, en definitiva, fantásticos por separado y aún mejores en las escenas en las que trabajan juntos, compenetrándose a la perfección.En resumen, "La chica danesa" es un trabajo que funciona mucho mejor en la pantalla que sobre el papel, gracias a un equipo muy competente que ha puesto mucho empeño en darle vida a un guion lánguido y no demasiado inspirado. Como he dicho, el cine es un medio audiovisual en el que convergen más elementos que el guion, pero es igualmente cierto que si no hay un buen guion, hacer una gran película es misión imposible. De esta manera, "La chica danesa" se queda a mitad de camino. Aceptable, pero no notable.
<

Torrents

FormatoIdiomaFechaTamañoTotal DescargasDescargar
1080p DualEspañol Latino28/03/20201.83 GB512 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

La luz entre los océanos

Drama Romance
7.1

La luz entre los océanos Australia, 1926. Un bote encalla en una isla remota y a su encuentro acuden el farero Tom Sherbourne y su joven esposa Isabel. En el interior del bote yacen un hombre muerto y un bebé que llora con desesperación. Tom e Isabel adoptan al niño y deciden criarlo sin informar a las autoridades. Todo se complica cuando descubren que la madre biológica del bebé está viva.  La luz entre los océanos Critica La pregunta -con desesperación, rabia y angustia- la hace Isabel a Tom, promediando la película. El día es soleado, pero densas nubes se avecinan sobre la casi bucólica vida de este joven matrimonio en una lejana y solitaria isla de Australia, lugar donde él aceptó el trabajo de encargado del faro. Casi bucólica, porque a Isabel la persigue el dolor. El dolor pasado de haber perdido en la guerra a sus dos hermanos varones y el dolor presente de no poder tener hijos tal como es su deseo. A Tom lo persigue un pasado de guerra y muerte, y su propia soledad que lo ha transformado en un hombre capaz de "marchitar todo lo que toca", según confiesa en una carta. Sin embargo, la vida de ambos torna un giro inesperado el día en que aparece a lo lejos flotando -a la deriva- una pequeña barca, con una niña -casi recién nacida- y su padre -ya fallecido-. ¿Regalo o broma cruel del destino? A partir de allí, las intenciones, los anhelos, las decisiones y sus consecuencias comienzan a teñir la película de cuestionamientos que hacen que el espectador comience a plantearse seriamente el dilema que propone la trama y a tomar partido por uno u otro personaje, sensación angustiosa que se intensifica cuando se encuentran con la madre de la niña. "¿Qué hubiéramos hecho nosotros?" es la pregunta que nos deja punzando la película aún mucho después de haber terminado de mirarla. Una fotografía excelente y una banda sonora impecable, complementan a una notable historia contada con muy buen ritmo y sin caer en golpes bajos. Finalmente, no puedo dejar de destacar las potentes actuaciones de Fassbender, Vikander y Weisz, ningún espectador atento estará inmune a tomar partido por alguno de sus personajes. Bien por ellos, el cine se merecía hace años interpretaciones como estas.

Califato

Drama War & Politics
7.7

Califato La agente de Seguridad Nacional, Fátima, recibe un aviso de que un ataque terrorista contra Suecia está en la etapa de planificación. Mientras tanto, Sulle, una adolescente en Estocolmo, se interesa por su estudiante asistente que abre las puertas a un mundo nuevo y fascinante: el verdadero camino. Kalifat es un thriller sobre el destino entremezclado de cinco mujeres jóvenes que quedan atrapadas en la fuerza seductora y destructora del fundamentalismo religioso.  Califato Critica *Dos mujeres unidas para evitar un atentadoSi buscas algo divertido, esta no es tu serie. Ya aviso de antemano que Kalifat es un asfixiante thriller dramático que deja muy mal cuerpo. Y lo hace porque nos habla de algo terrible que está sucediendo actualmente en nuestra sociedad. Sí, es una serie sobre terrorismo, pero lo más inquietante es como se introduce el elemento del fanatismo religioso entre los adolescentes de países europeos. En este caso, la acción sucede paralelamente en Suecia y Siria.En Suecia tenemos a una agente de policía que intentará por todos los medios detener un inminente atentado del ISIS. Para llevar a cabo su investigación, deberá enfrentarse a sus superiores, arriesgando su carrera y su vida para lograr las pistas necesarias que destapen el entramado terrorista.En Siria tenemos a su confidente. Una mujer normal, madre de un bebé y esposa de un talibán, que se convertirá en espía a cambio de la promesa de poder escapar del país. Cualquier movimiento en falso le puede costar la vida si es descubierta. En Kalifat tenemos a dos mujeres unidas, a través de una línea de teléfono, que por razones distintas pueden salvar cientos de vidas.*El adoctrinamiento ideológicoKalifat es una serie llena de intensidad. Tras un inicio algo caótico y deslavazado, a medida que avanzan los capítulos, sientes como la situación se vuelve cada vez más tensa y peligrosa, logrando transmitir al espectador esa sensación constante de angustia. Es inevitable sufrir por la maldad que profesan unos y por la insensatez de otros. En los primeros capítulos, hay giros dramáticos muy previsibles, pero la cosa mejora en los siguientes.Pero más allá de esos momentos de acción y suspense bien elaborados, lo más interesante de la serie es su acercamiento al tema del adoctrinamiento ideológico de las chicas adolescentes que son captadas en Europa para llevárselas a Siria. Suelen ser inmigrantes musulmanes de segunda generación que no se sienten plenamente adaptados ni arraigados culturalmente al país donde residen. Ya sea por su entorno social o económico, o por la discriminación que hayan podido sufrir por su procedencia, termina radicalizándose en su acercamiento al Islam.*Un entretenimiento que te hace pensarEs un tema que hace poco trataron los Hermanos Dardenne en su película El joven Ahmed (2019). Fue un film aclamado por la crítica que a mí me pareció demasiado superficial y naïf. Por suerte, Kalifat, sin perder nunca de vista su enfoque como producto de entretenimiento para todos los públicos, ahonda mucho más en las razones y en los porqués que los afamados directores belgas.La visión poliédrica que ofrece Kalifat del asunto me parece bastante acertada, aunque es cierto que deja muchos asuntos en el tintero que darían para otro debate de carácter más político. No pretende ser un análisis exhaustivo del terrorismo, pero sí muestra con valentía el funcionamiento de las redes de captación de jóvenes en busca de un paraíso inexistente.ConclusiónLa serie sueca Kalifat es un interesante y emocionante thriller dramático. Tiene muchos momentos de suspense y tensión, y termina dejándote bastante mal cuerpo por el tema que trata. Está creada por Wilhelm Behrman y Niklas Rockström, y su director es el realizador bosnio Goran Kapetanovic.La serie aborda con valentía la captación de jóvenes por parte de grupos terroristas, así como su adoctrinamiento y radicalización ideológica. No deja de ser un producto de entretenimiento, pero también te invita a la reflexión.Kalifat posee un ritmo narrativo adecuado y una atmósfera asfixiante. El reparto también realiza un gran trabajo, destacando la entrega de Gizem Erdogan, Aliette Opheim y Amed Bozan. La serie es una buena opción para los que busquen aunar la diversión de una ficción con la observación del mundo real que nos rodea.

La guerra del planeta de los simios

Bélica Ciencia ficción Drama
7

La guerra del planeta de los simios César y sus monos son forzados a encarar un conflicto mortal contra un ejército de humanos liderado por un brutal coronel. Después de sufrir pérdidas enormes, César lucha con sus instintos más oscuros en una búsqueda por vengar a su especie. Cuando finalmente se encuentren, Cesar y el Coronel protagonizarán una batalla que pondrá en juego el futuro de ambas especies y el del mismo planeta. Tercera película de la nueva saga de El Planeta de los Simios.La guerra del planeta de los simios CriticaHace mucho, casi ya unos 50 años, Franklin J. Schaffner convirtió la novela de Pierre Boulle en todo un ícono de este Séptimo arte. Una historia en la que nos perdíamos con el Coronel George Taylor (Charlton Heston), en la que compartíamos la incomprensión y desesperación que asolaba al personaje. ¿Un nuevo planeta totalmente dominado por los primates? ¿Los humanos relegados a animales? ¡Cuán maravillosa fue aquella fiesta! Y qué terrible es la resaca que de ella nos queda.Obviando los pésimos films posteriores al primer largometraje, la trilogía que inició Rupert Wyatt en 2011 suponía una bocanada de aire fresco para esta desgastada historia. Representaba todo un enfoque radicalmente diferente al visto previamente en la gran pantalla. Los espectadores dejábamos de conocer nuevos viajeros espaciales, continuaciones locas y absurdas de un mundo de primates cada vez más semejante al humano en sus propósitos y problemas.Con la película Wyatt ponía los puntos sobre las íes. Nos trasladaba al punto de partida para narrarnos cómo los hombres y cómo los primates se intercambiaban los roles. Todo podría haber quedado ahí con una más que buena explicación del origen del planeta de los simios; no obstante el hombre, y con él, la industria cinematográfica es ambicioso. Tal como sucedería con el film original, tocaba exprimir aún más la obra hasta vaciar el bolsillo del espectador.De esta forma en verano de 2014 Matt Reeves tomó el relevo de Wyatt y continuó la saga con "El amanecer del planeta de los simios". Película convencional de acción y aventuras perfecta para entretener a un público en periodo estival sin ganas de ejercitar sus neuronas. Cierto es que continuaba, de forma acertada, la línea argumental que proponía su predecesora.Pero, ¿por qué detenerse aquí? Como bien dice el refranero popular: "No hay dos sin tres". Y allá que fue Reeves con un nuevo largometraje. De esta forma llega "La guerra del planeta de los simios" a la gran pantalla. Presentada como la gran guinda del pastel, como la explicación última del cambio de mando en el planeta Tierra. ¿Y qué sucedió?

Heridas

Drama Misterio Suspense Terror
4

Una serie de sucesos misteriosos y pertubadores comienzan a suceder cuando un camarero de Nueva Orleans contesta a la llamada de un teléfono olvidado en un bar.  Heridas Critica Nueva película de terror llegada a Netflix dirigida por el director de la recomendable Under the Shadow (2016) y que cuenta con un reparto estelar entre los que se encuentran Armie Hammer (Operacion U.N.C.L.E, 2015), Dakota Johnson (Suspiria, 2018) y Zazie Beetz (Joker, 2019).Una serie de sucesos misteriosos y perturbadores comienzan a suceder cuando un camarero de Nueva Orleans contesta a la llamada de un teléfono olvidado en un bar.La película parte de una premisa y un tráiler que, a priori, invitaban a tener ciertas esperanzas en esta película, más estando en manos de un director con una ópera prima tan prometedora y con un reparto protagonista cuanto menos llamativo. Wounds tarda una media hora en arrancar donde se nos plantea una trama que luego no cumplirá las expectativas, en vez de esto, la cinta tirará de un efectismo barato a base de imágenes con cucarachas y mensajes de texto perturbadores en un móvil que se agota pronto y deja una trama muy manida a la que no se le sabe construir una atmósfera para generar tensión en el espectador.No obstante, la película se deja ver y no aburre, aunque quede como una cinta mediocre más en el inmenso catálogo de Netflix, resultando como algo que prometía mucho como la segunda película de Babak Anvari y siendo en gran parte decepcionante.

Vox Lux: El precio de la fama

Drama Musica
5.9

Vox Lux: El precio de la fama Una cantante de pop consigue hacerse famosa gracias a unas extrañas e insospechadas circunstancias. Su nombre artístico es Celeste y a lo largo de 15 años, esta joven vivió una auténtica odisea: su carrera musical nació de las cenizas de una importante tragedia nacional y poco después se convirtió en una gran estrella de forma inesperada, pero... ¿a qué precio?Vox Lux: El precio de la fama Critica  Lo que me ha gustadoPara poder compartir mi visión del filme, que creo debe dividirse en tres partes, la primera como el inicio de una estrella, la segunda como la consolidación y la tercera como el concierto, ahora definitivamente me quedo con la primera de esta partes, porque he de decir que la película inicia con una energía narrattiva que no me esperaba dando a conocer el origen de su protagonista y como se hizo tan famosa, ensalzándola después de un evento muy trágico. La narrativa de esos primeros 25 minutos me hacían anticipar que estábamos ante una gran película, pero sus dos otras partes no fueron tan cautivadoras.Natalie Portman está bastante bien y se compromete a dar una actuación convincente de una estrella pop en la cima de su carrera.Jude Law sin ser genial es un secundario que aporta lo suyo. Me encanta como están dirigidos esos primeros minutos por Corbet, que juega entre la ficción y el documental con secuencias visuales potentes.No soy fanático de las voces en off en las pelis, pero aquí no es un recurso detestable, además que la voz sea de William Dafoe le da otro nivel.Lo que no ha me gustado.Ya mencione que la película tiene tres partes, la primera realmente genial y las que siguen bastante regulares en su desarrollo argumental, por ahí algún momento se salva en la segunda parte por Portman, pero la tercera es simplemente secuencias de la protagonista en concierto dejando abierto y sin cierre todo lo que había propuesto como argumento.Hay líneas de argumento secundarias que sirven de poco, como lo que sucede en una playa a la mitad de la película, se habla de ello pero no se profundiza y se desperdicia. La reutilización de la actriz niña en la segunda parte crea mucha confusión.

Mindhunter

Crimen Drama
7.7

Mindhunter Un agente del FBI, experto en asesinos en serie, inventa técnicas de creación de perfiles mientras persigue a violadores y asesinos famosos.Mindhunter CriticaPara el que se vaya a poner con ella, un consejo: es una serie a largo plazo, de las cuales (igual me equivoco) pocas se hacen ya, incluso se hayan hecho, sin referirme a procedimentales o series random que se alargarán eternamente hasta que alguien ponga cordura. Hablamos de otro nivel , otro ritmo. Una serie de Netflix de la que se sentiría orgullosa HBO, aunque incluso las grandes clásicas como "The Wire" tenían temporadas a fuego lento pero bastante auto-conclusivas. Se nota que Fincher tiene mucha confianza en sí mismo y no le importa esto.En la primera temporada de 'Mindhunter' asistimos a como se va creando un nuevo departamento del FBI que analiza el comportamiento humano, mientras vemos como les afecta a sus componentes y sobre todo, cómo evoluciona la personalidad del personaje principal encarnado por Jonathan Groff. Un joven, casi más post-universitario que agente, que poco a poco se va convirtiendo en hombre, aunque falta ver si es el que él y los que le rodean hubieran querido. Junto a él, Holt McCallany, que aunque algo más cauto, no interpreta al rudo, "old fashion" y agente cliché que parece a simple vista. A los que se suma Ana Torv, que hace de mujer independiente y de carácter, con algún "secreto" personal, que realmente no importa para la trama, al igual que las relaciones de los otros personajes con su entorno, que no entran mucho más allá de lo justo y necesario para que queden bien dibujados de cara al espectador. De los diferentes asesinos que van pasando por los diferentes capítulos y entrevistas, sin duda destacar al que más minutos de pantalla tiene, con una interpretación a cargo de Cameron Britton que huele a premio de lejos. Él es para el protagonista una especie de lo que fue Hannibal para Clarice."Antes la gente robaba y mataba por droga, una venganza, crimen pasional, pero últimamente el mundo está loco", frase de la policía de la época, aunque es un poco como lo de "antes si que se vivía mejor", que se dice y se seguirá diciendo en cualquier época. Comparativa histórica siempre haciendo caso a que lo que nos cuente se apegue a la realidad, dado que ni tan siquiera (aunque lo parezca por la cuidada ambientación) es una serie "basada en hechos reales". Finales de los 70, cuando ni se había acuñado lo de "asesinos en serie", cuando los agentes federales eran para la gente de a pie unos hombres de negro persigue hippies y cuando hablar de psicología o empatía por los pasillos policiales te hacía ser casi un paria. Porque a los criminales se les castiga y si puede fríe en una silla, sin plantearse por qué hacen lo que hacen, da igual si nace o se hace, aunque un análisis más profundo pudiera ayudar para detener a otros. Y en medio de todo esto y gracias a la confianza de un cargo al principio agnóstico (y que los policías en general se ven superados por asesinatos caóticos e irracionales que no salen en el manual), irrumpe este grupo con sus atípicos y diferentes métodos, que hoy en día son parte esencial de las investigaciones, atenuantes en muchos casos en los juicios, igual que cuando Hoover (no mucho tiempo antes de cuando sucede la serie) incorporó todo el tema de huellas dactilares y estudios forenses.Volviendo al balance general y para finalizar, el que tenga miedo de que sea una serie procedimental que esté tranquilo, es mucho más. El que espere un thriller tenso sobre asesinos en serie con un caso central que va in crescendo y remata con un gran clímax, quizá se lleve un fiasco. Pero tiene un poco de ambas cosas, con un halo de frescura y un nuevo enfoque diferente a lo visto hasta ahora en el género. Y no confundir "a fuego lento" con que sea lenta, espesa o aburrida. Aún con la mezcla de elementos y situaciones y la posible ausencia de una trama central al uso, todo su análisis moral y antropológico resulta apasionante y los episodios de devoran con avidez. Cualquier persona mínimamente curiosa, se habrá preguntado muchas veces cómo es posible que alguien sea persona ejemplar de día y descuartizador de noche, se le habrá erizado la piel al pensar que puede ser cualquiera de los que le rodean. Y cualquier persona con una relación estrecha con su lado oscuro, habrá reflexionado sobre que la línea entre ser ejemplar y un monstruo, no es tan gruesa. Y menos con los factores y empuje adecuado. Y si no, que se lo digan a Walter White.Filosofías aparte: seriéfilo y/o persona amante de los entresijos del comportamiento humano y su lado más oscuro, siéntate y disfruta con David Fincher y esta delicia llamada Mindhunter. Aunque habrá que esperar a ver la serie entera para valorar como es necesario un experimento, que acaba justo de comenzar.