Rocky II

7.1
Rocky Balboa, el boxeador de Philadelphia, disfruta de su efímera fama después de estar a punto de derrotar al campeón mundial de los pesos pesados Apollo Creed. Las ofertas publicitarias para el anuncio de productos no van bien debido a la limitada educación y falta de sofisticación del púgil. Por ello, y debido a la falta de dinero y al embarazo de su mujer Adrian, acepta la demanda de revancha del "casi derrotado" Creed.  Rocky II Critica El segundo acto de Rocky es una especie versión alternativa de la primera parte, en la que da la sensación de que pocas cosas han cambiado, Rocky sigue siendo el mismo, su vida a sufrido un ligero empujón económico y su popularidad tras el combate le proporciona nuevas vías para salir adelante. En el actual mundo del DVD ambas películas, primera y segunda parte podrían coexistir en un sólo disco como diferentes versiones de la misma película con final alternativo. Una película que al igual que la primera no defrauda en cuanto a su actitud hacia los personajes y que avanza en cuanto ritmo y continuidad sin llegar ni mucho menos a la altura del original.
<

Torrents

FormatoIdiomaFechaTamañoTotal DescargasDescargar
1080p BluRayEspañol Latino2.01 GB16 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Land of Mine (Bajo la arena)

Bélica Drama Historia
7.8

Land of Mine (Bajo la arena) La guerra no acaba cuando se firma la paz. Cuando Alemania se rindió en 1945, en la costa occidental danesa comenzó otra dura batalla: la de los jóvenes soldados alemanes que fueron obligados a retirar miles de minas plantadas en la arena por el ejército nazi. Zandvliet muestra el maltrato infligido a esos prisioneros, un oscuro episodio de posguerra poco conocido.  Land of Mine (Bajo la arena) Critica Tantos horrores generó la Segunda Guerra Mundial en el continente europeo que muchos todavía seguimos descubriendo episodios atroces con el paso de los años. Uno de ellos tuvo lugar en Dinamarca, después de que las tropas nazis firmaran la rendición. Allí, los altos mandos militares daneses encargaron a los alemanes la tarea de desactivar todas las minas que durante la invasión de Dinamarca habían sembrado en la costa oeste del país, con la idea de frenar una posible invasión aliada. Como es lógico, no cabe interpretar este hecho sino desde una posición vengativa, entendible tras el destrozo que los súbditos de Hitler hicieron en tierras danesas pero en ningún caso justificable desde el punto de vista humano.Martin Zandvliet elabora en Land of Mine una crónica sobre tales hechos. El danés dirige su tercer largometraje tras A Funny Man y su ópera prima Aplausos, drama sobre una alcohólica que impactaba visualmente pero que en su conjunto pecaba de ser bastante olvidable. Con su último trabajo, Zandvliet tenía un reto complicado ante sí, ya que al tratar un conflicto bélico (post-bélico, en este caso) muchos cineastas caen en posturas tendenciosas que fulminan cualquier posibilidad de impactar en el espectador. Por fortuna, el nórdico ha conseguido escapar del maniqueísmo.De entrada, parece claro que será difícil no ser conmovidos por Land of Mine. En efecto, cuando se asegura que eran los soldados nazis quienes tenían que limpiar las playas de Dinamarca, en realidad se estaban refiriendo a niños alemanes, críos cuyo único pecado fue nacer en territorio germano. No sabían nada de Hitler, no tenían ni idea del daño que muchos de sus compatriotas causaron a Dinamarca, pero los nórdicos clamaron venganza y les daba igual quién pagara los platos rotos siempre que un apellido alemán figurase en el carnet de identidad. La primera escena de la película da buena cuenta de ello, cuando el sargento Carl propina una brutal paliza (seguramente hasta la muerte, aunque Zandvliet prefiera no desvelarlo) a un soldado nazi que marcha custodiado por las tropas danesas. Este sargento será quien posteriormente deba dirigir a un grupo de jóvenes a la tarea de barrer por completo de explosivos una determinada playa.Zandvliet afronta su primera reválida al equilibrar el carácter de unos y otros para evitar caer en lo arquetípico. Y lo solventa con nota, puesto que la personalidad del sargento Carl está más que trabajada, quedando plenamente justificados sus cambios de humor. Además, el cineasta logra esbozar de grata manera el perfil de los niños alemanes, los cuales gozan de tanta disciplina militar como de tan poca infancia en sus recuerdos. El cineasta danés se mueve bien entre ambos lados de la balanza, repartiendo a partes iguales desgracias, minutos en pantalla, bondades y maldades. Así se genera una genial empatía, provocando que los momentos más duros que atraviesan unos y otros nos conmuevan directamente.A este buen trabajo de guión, por cierto, se le une una aseada puesta en escena, enmarcada bajo las bondades de una fotografía que deja lucir en todo su esplendor a las bonitas playas danesas. Hace bien Zandvliet en desmarcarse de aquel estilo visual sucio y agobiante de Aplausos que tal vez hubiera funcionado en Land of Mine, pero desde luego no tan gratamente como con esta apuesta por una imagen más bella. Ello permite apreciar con mayor exactitud el horror que transmiten esos explosivos y la bajeza moral que supone encargar a terceras personas su retirada.En definitiva, Land of Mine es una grata sorpresa para todos aquellos que nos sentimos atraídos por conocer más y más de lo que sucedió antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Por su precisión documental y su capacidad para eliminar estereotipos, la cinta de Zandvliet merece ser incluida en un grupo selecto del ya extenso catálogo de la cinematografía que documenta las consecuencias de este conflicto bélico, mientras que su tensión narrativa y lo magnético de sus personajes la confieren, además, el sello de ser una notable película.

Mr. Six

Acción Crimen Drama
7.2

Mr. Six Mr. Six es un hombre de recta moral, un ex-gánster que, de vez en cuando, aún tiene contacto con los ex-miembros de su banda. Cuando su hijo, al que hace tiempo que no ve, se mete en problemas, intenta resolverlo a su manera, sin usar la violencia. Mr. Six Critica Mr. Six no es otra de las tantas películas que hacen los chinos cada tanto tiempo para conseguir cabida en festivales internacionales. Es más que eso. Y mucho más, porque Mr. Six consigue trascender y no quedarse como una buena anécdota de la cartelera de turno.Mr. Six no es otra de las tantas películas que hacen los chinos cada tanto tiempo para conseguir cabida en festivales internacionales. Es más que eso. Y mucho más, porque Mr. Six consigue trascender y no quedarse como una buena anécdota de la cartelera de turno.Porque la historia es buena, el protagonista convincente y fuera de serie, además de contar con un desarrollo menguante y envolvente. Quien diría que China podría ofrecer semejante peliculón; y si bien es cierto que las películas de aquellas latitudes suelen deleitarnos de la mano de bellas propuestas épicas cargadas de una estética deliciosa (Héroe, La casa de las dagas voladoras, entre otras), lo que tenemos aquí es un privilegio para todo amante del drama ya que aborda de manera magistral tópicos como la justicia, lo correcto, la sabiduría de la vejez. Y aquí lo interesante: se aborda desde la ética de los bajos fondos. Desde los antiguos códigos de las tríadas chinas, en donde la venganza siempre debe ser justificada para no manchar el honor. Mr. Six Mr. Six es un ex integrante de una agrupación criminal que ya viene de vuelta: ya vivió los tormentos, ya respiró el crudo aire de la sangre fresca; ya escuchó cómo las espadas se blandían una y otra vez. Fue protagonista y testigo de tantas historias ligadas a la ilegalidad… que ahora vive retirado de ese mundo en busca de paz y tranquilidad fuera de los problemas.Sin embargo, Mr. Six sigue poseyendo ese gran espíritu de justicia y nunca dubitará en ponerlo en práctica. Cuenta con el respeto de sus vecinos y la policía. Porque sigue siendo una persona influyente y digna del mayor de los respetos.Ver Mr. Six es más que entretención asegurada. Es una cátedra de cómo desarrollar bien una historia simple y hacerla inteligente y mordaz, sin caer en lo fácil (que sería llenarla de escenas de acción). ¿Es posible concebir un thriller desde la decadencia y fatalidad y en donde el suspenso se mueva entre la bondad y lo patético? Esta mezcolanza extraña, que pareciera ser una receta para nada digerible, termina siendo, muy por el contrario, simple y deliciosa.Lo notable de la película y que en definitiva se lleva todos mis elogios es el mismo protagonista. ¡La interpretación de Feng Xiaogang es brillante! Consigue un personaje parco, sabio, malas pulgas, terco, de pocas palabras, rudo, deteriorado… pero a la vez con una sensibilidad de oro. Y como dice el dicho: no todo lo que brilla es oro.

No dejes de mirar

Drama Suspense Terror
5

No dejes de mirar Una familia queda prisionera en su propia casa cuando unos intrusos se hacen con la vivienda. Comienza entonces un juego de vida o muerte en el que hay misteriosas reglas que se desvelan a medida que avanza la noche. ¿Podrán sobrevivir a esta pesadilla? Dirigida por Sean Carter (The Killing Room), Keep Watching cuenta con un reparto formado por Bella Thorne (Juntos y revueltos), Chandler Riggs (El último gran día), Ioan Gruffudd (Los cuatro fantásticos), Natalie Martinez (La trama), Matthew Willig (La verdad duele) y Christopher James Baker (El santuario), entre otros. No dejes de mirar Critica ¿Cuando sabes que estás viendo una película mala de miedo (pero mala-mala, no mala-buena que todos sabemos)? Cuando sale OTRA VEZ la actriz Bella Thorne con sus culottes apretados, sus morritos y su actuación de "hija rubia adolescente" estándar. Es que no falla, como en Amytiville (2017). Aunque tenga ya sus buenos 20 años, sigue haciendo papeles de quinceañera. Aquí, además, comparte protagonismo con una de las peores actrices que he visto nunca en pantalla, Natalie Martinez (33 años...qué madrastra más joven, ¿no?), y claro, uno ya empieza a ver por dónde van los tiros: primeros planos del culo de Thorne, primeros planos del escote de Martinez (toda la película enseñando el sujetador de encaje)...y así una y otra vez. Como siempre, actrices pésimas elegidas porque quedan monas cuando gritan en pantalla, aunque no saben actuar ni aunque les pongan una pistola en la cabeza. Llevamos más de 40 años igual con la tontería. Copia-pega eterno en el género del Terror, hasta el infinito. Completan el reparto dos soseras blandengues como Chandler Riggs (Caaaaarl en Walking Dead) e Ioan Gruffudd (4 Fantásticos), monigotes unidimensionales carne de cañón que no sirven para nada, en una topiquísima y manidísima Home-Invasion absolutamente delirante (¿400 cámaras en toda la casa han puesto los asesinos sin que nadie se enterase?), agujeros de guión como catedrales (ese Caaarll con los cascos al cuello toda la película porque....bueno, porque el guión lo necesita por fuerza), un ritmo irregular (no pasa nada en la primera media hora, pero NADA), un argumento penoso, irreal, inconsistente y absurdo (ese lamentable final...). Y todo este festival de escotes, morritos gritando, malas actuaciones y las sempiternas máscaras con voces distorsionadas me hace preguntarme: ¿Por qué, Hollywood?¿Es que ya no hay historias buenas que contar de terror?¿Historias originales, terroríficas de verdad, con nuevas ideas, nuevos universos, nuevos tipos de personajes?¿Es que vamos a tener eternamente la misma película de adolescente rubia perseguida por enmascarados, sin gracia, sin talento, sin alma, que se nos olvida tan rápido que nuestro cerebro ni registra su nombre? Y si lo hacéis (otra vez, que lo haréis, porque ya van 94.734 películas iguales), por lo menos hacedlo bien, joder. No estas basuras inanes que no ofrecen absolutamente nada nuevo bajo el sol.

Estafadoras de Wall Street

Comedia Crimen Drama
6.2

Estafadoras de Wall Street Inspirado por el artículo viral de la revista New York Magazine, Hustlers sigue a un grupo de ex empleadas de un club de striptease que se unen para vengarse de sus clientes de Wall Street.Estafadoras de Wall Street Critica   Tuve la oportunidad de ver "Estafadoras de Wall Street" durante un viaje de negocios, ya pasados varios días desde su estreno y tras las muchas críticas positivas que recibió, sobre todo elogiando a Jennifer López.Puede que la diva de la belleza lo haya bordado en este papel, los años no parece que pasen por ella y en la cinta también muestra, más de lo habitual, sus encantos, sobre todo su famoso trasero. Aunque seguramente más de uno querrá ver la película sólo por esto, Jennifer López no deja de realizar un buen trabajo de actriz, su caracterización es de lo mejor, confundiéndo al espectador con su personaje de stripper, resabiada del trabajo, con la ropa propia del mundillo, con muchas joyas y abalorios. En esta cinta no se puede afirmar con rotundidad que sea la actriz protagonista, pero el resto de compañeras de reparto quedan algo empequeñecidas con su sola presencia, incluso Constance Wu que es la que consume más minutos del metraje. Este detalle, junto con un guión que al final es algo repetitivo, pueden lastrar las posibilidades de mayores éxitos para la cinta, y si bien coincido con la crítica especializada en que JLO se merece al menos una candidatura al Oscar, puede resultarle más difícil si el conjunto no es del todo brillante. La historia va de más a menos, con un comienzo muy interesante, cuando nos muestra los entresijos de la profesión de stripper de lujo, además lo hace sin tapujos, que sirve de iniciación para una segunda parte donde se narra la estafa junto con las motivaciones que las impulsaron a decidirse a cometerla.En definitiva, una interesante cinta donde mujeres son las protagonistas, que merece mucho la pena ver a pesar de que la crítica qiizás la esté sobrevalorando.

Taboo

Drama Misterio
8

Taboo, sigue a James Keziah Delaney (Hardy), un hombre que regresa a su hogar, Londres, después de que muchos le diesen por muerto. Creada por Knight a partir de una historia original del propio Hardy y su padre Chips Hardy, la serie contará cómo James recibe la herencia del imperio de navíos de su progenitor e intenta reconstruir su vida. Algo que no le resultará fácil cuando tienes enemigos que quieren acabar con tu vida.  Taboo Critica Aparentemente es lo que has visto mil veces. Un hombre que regresa a su hogar en busca de venganza, pero a partir del segundo capítulo va más allá y se mete de lleno en mostrarnos los intereses económicos y políticos que tuvieron lugar al final de las guerras napoleónicas y la victoria inglesa sobre los recién nacidos Estados Unidos.Arranca con un piloto que lo fía todo a la interpretación imperial y magnética de Tom Hardy, un capítulo oscuro, sombrío y pesimista, que presenta una variedad de personajes secundarios, todos bien interpretados. Todos excepto la hermanastra de Delaney, una sosa Oona Chaplin, que sigo sin entender como sigue atreviéndose a ponerse delante de una cámara.En ese capítulo, Londres está recreado hasta el mínimo detalle. la mugre y la suciedad de la ciudad a principios del siglo XIX contrata con las series de época de otros países, donde los escenarios están siempre impecables y nunca te los crees. Una única trama de venganza por un padre asesinado parece el hilo conductor del episodio piloto. Pero no.. No sólo Londres, está bien ambientado, sino que cuando a partir del segundo capítulo la serie se mueve de escenarios y ahonda mediante flash backs en las peripecias de Delaney en África, la ambientación sigue siendo increíble, se empiezan a desarrollar otras tramas paralelas y la serie se vuelve adictiva.

El blues de Beale Street

Drama Romance
7.1

El blues de Beale Street Basada en la novela de James Baldwin, "If Beale Street Could Talk", la película sigue a Tish, una mujer de Harlem embarazada y recién prometida que lucha contrarreloj para demostrar la inocencia de su pareja.  El blues de Beale Street Critica He de admitir que mi impresión de El blues de Beale Street está íntimamente ligada a mis expectativas, y es que esta era probablemente mi película más anticipada de 2018. Moonlight, el anterior trabajo de Barry Jenkins, es una de mis películas favoritas de lo que va de década, así que esperaba con ansia su nuevo trabajo. Y qué puedo decir, el resultado me ha parecido decepcionante.Uno de los (muchos) elementos que tanto me cautivaron de Moonlight era lo reservada que se sentía. Moonlight callaba mucho, y a menudo los silencios y las miradas decían más que los diálogos. Moonlight no pensaba por ti, te dejaba pensar. Por ello, cuando nada más empezar El blues de Beale Street escucho la voz en off de la protagonista, me echo a temblar. ¿Sutileza? ¿Dónde está la sutileza en una película que te lo dice absolutamente todo? No me DIGAS lo mucho que se quieren Tish y Funny, coño. ENSÉÑAMELO. Si tus imágenes son tan bellas, si tus montajes son tan líricos, ¿para qué necesitas una voz en off?Porque eso no lo voy a discutir: la película es preciosa de ver. Las imágenes que imprime Jenkins son elegantes y fluidas. Es un director con un gusto exquisito y el alma de un poeta, cuyo lenguaje me recuerda a veces a Malick o a Wong Kar-Wai, pero sin ser ninguno de ellos. Tiene un estilo y unas sensibilidades muy personales que le ayudan a crear su propio universo. A esto también ayuda la banda sonora, que es una maravilla. El problema es que no conecto. Y no sé si son mis expectativas, o la decisión de utilizar una narrativa no lineal, o el uso de una voz en off que en ocasiones se acerca peligrosamente a la moralina barata, pero no conecto. Los dos personajes protagonistas me resultan demasiado blandos y poco a poco van perdiendo mi interés. El conflicto que se plantea ya lo he visto recientemente en otras películas, y en esta ocasión no creo que esté desarrollado de manera particularmente compleja. Los diálogos resultan a veces perspicaces e incisivos, a veces tópicos y facilones.El elenco de actores funciona bien. KiKi Layne y Stephan James cumplen con sus papeles (él más que ella), pero no me parece que hagan nada espectacular. Son los actores secundarios los que realmente destacan. Regina King está fantástica, y no diré que no merece el reconocimiento que está ganando en la temporada de premios, pero para mí es Colman Domingo, que interpreta al padre de Tish, el verdadero MVP de la película. Teyonah Parris, a pesar de tener pocas escenas, también me parece de lo más memorable. "No sé si arrancarte la nuez con las uñas o con los dientes". Ole, amiga. Ojalá fueras tú la protagonista.En resumen, que estoy muy decepcionado con El blues de Beale Street, tal vez porque esperaba que me enamorara tanto como lo hizo Moonlight hace un par de años, cosa que no ha pasado. Ni de lejos. Y me da rabia, porque pensé que sería de mis favoritas del año. Y eso no significa que me parezca un trabajo fallido, ni mucho menos. Me parece una película decente, con un puñado de virtudes y un par de escenas notables, pero su sutileza está en las imágenes, no en el guion. Creo que conforme avanza se va desinflando y pierde delicadeza, volviéndose a ratos aleccionadora y demasiado obvia, cosa que probablemente no pasaría si Jenkins hubiera confiado más en su enorme talento visual y hubiera eliminado, entre otras cosas, esa voz en off que tanto me impide implicarme en la historia. Será cosa mía, qué le voy a hacer, pero no puedo evitar tener la sensación de que con El blues de Beale Street, Jenkins ha dado dos pasos atrás en lugar de uno hacia adelante.