Una entrevista con Dios

6.7
Un ex veterano de guerra y actualmente periodista comienza una entrevista con alguien que dice ser Dios.  Una entrevista con Dios Critica Película del género religión, monoteísta y cristiana, pero dejando mucho que desear. Tanta entrevista a Dios, ¿para qué?, ¿para mostrárnoslo como DAVID STRATHAIRN, como alguien a quien cuando se le hacen preguntas de una cierta profundidad, las cuales siempre ha hecho el ser humano creyente durante milentos, la interpretación en forma humana del Todopoderoso aquí presentada las esquiva contestando a su vez con otras preguntas?: o sea Dios encasillado en el tópico de gallego. ¿Y para eso más de una hora de filme que pretende apoyarse en una pretendida teología?¡Ahhh, y cuando Dios le señala a su entrevistador que va a morir (¡qué gran descubrimiento de lo humano!) va y le dice que lo siente, ja, ja, ja! Pero, ¿qué idiotez pretendidamente teológica es esta?, ¿cómo va a sentir Dios que un humano muera si gracias a Dios la muerte implica que el espíritu que se halla ahí encarnado y prisionero se libere de este purgatorio terreno?, precisamente lo bueno por excelencia de Dios es que nos hizo primordialmente espíritus y con la muerte o desencarnación volvemos a nuestra verdadera esencia-paz que es ser espíritus mientras que la carne es una mera coyuntura temporal sufriente, es decir, al morir nos salvamos de este puñetero mundo, de esta puñetera carne y de esta puñetera vida: la muerte es toda una inmensa esperanza. 
<

Torrents

FormatoIdiomaFechaTamañoTotal DescargasDescargar
1080p DualEspañol Latino05/12/2019 1.55 GB218 Descargar
1080p BluRayEspañol Latino05/12/20190.83 GB64 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Chicas perdidas

Drama Misterio Suspense
6.1

Chicas perdidas Cuando la hija de Mari Gilbert desaparece, la inacción policial lleva a que sea ella quien comience una investigación particular en la isla de Long Island en la que Shannan fue vista por última vez. Su búsqueda saca a la luz más de una docena de trabajadoras sexuales que han sido asesinadas.  Chicas perdidas Critica Notable documentalista, el desembarco de Liz Garbus en el largometraje con ‘Chicas perdidas’, producción original de Netflix, aborda la tragedia de los desaparecidos. Lo hace situando a sus familiares en el punto de mira. Basada en una historia real, presenta un producto aseado, aunque en ningún caso destacado.Amy Ryan da vida a una mujer que, tras la volatilización de su hija mientras ejercía la prostitución en una elitista urbanización, va a navegar contracorriente, enfrentándose a la policía. Un caso de desaparición a partir del cuál van a aflorar una serie de crímenes dirigidos hacia trabajadoras del sexo. Garbus trata la soledad a partir de dos vertientes. De un lado el desamparo de una madre ante la inacción policial. Una falta de arrojo e indiferencia personificada en el comisario al frente del caso (Gabriel Byrne). Byrne aporta a su actuación ese aire de incompetencia burocrática capaz de sacar de sus casillas a cualquiera. Ejemplo paradigmático de un orden de cosas atrofiado y disfuncional, encuentra en familias desestructuradas terreno abonado.La razonable indignación de la protagonista con un sistema que la deja sóla, convive en ‘Chicas perdidas’ con el desamparo que siente al enfrentarse a sus propios demonios interiores. A un pasado de lado oscuro que la atormenta. Son sensaciones intransferibles. No encuentran comprensión ni solidaridad en sus seres queridos. Ahí Garbus muestra un encierro mucho más duro, una soledad desgarradora.La vinculación existente entre la clase social de las víctimas y la dispar atención proporcionada por las autoridades, desfilan sin la profundidad exigible a un asunto capital. Valoro la honradez de la propuesta. Pero al no acertar con el tono, se queda en la reivindicación, sin traspasar el umbral de la lucidez.La tensión dramática flojea en esta película de buenas intenciones, quedándose a medio camino.

Sueño en otro idioma

Drama Fantasía
8.1

Sueño en otro idioma Un idioma milenario agoniza: sus dos últimos oradores, Evaristo e Isauro (años 70) tuvieron una pelea hace 50 años y no se han hablado desde entonces. Martin, un lingüista, emprenderá el desafío de reunir a los dos viejos amigos y convencerlos de que vuelvan a hablar para que pueda obtener un registro del idioma. Sin embargo, escondido en el pasado, en el centro de la jungla, yace un secreto escondido en el lenguaje que hace difícil creer que el corazón de Zikril latirá nuevamente.Sueño en otro idioma CriticaEn medio del boom de filmes de superhéroes y cintas mexicanas que parecen melodramas de televisa, el director Ernesto Contreras, (quién es ahora presidente del AMACC y quien en 2010 hiciera el documental seguir siendo de Café Tacvba), nos presenta una película con una apariencia sencilla pero con diversas temáticas de mucho interés actual para México y el mundo. La historia, anudada a partir del rescate de la lengua zikril, trata de dos grandes amigos que se enemistaron hace 50 años por un aparente pleito de faldas que esconde en realidad algo mucho más delicado y profundo, y que además, nos hace cuestionarnos sobre los juicios generalizados de la sociedad y lo mucho que pesan en nuestras decisiones. Con una fotografía llena de paisajes y contrastes, el filme que se desarrolla en alguna comunidad indígena de Veracruz (puede ser de cualquier parte), hace un cameo hacia el pasado de los personajes principales y sin tanto rebuscarse, nos enseña la vida "de antes" en una comunidad rural, sin duda, algo con lo que todos estamos muy familiarizados. Cabe destacar que cuando vi la proyección, la chica que estaba detrás de mí no paraba de llorar; y, aunque la película es muy emotiva en todo sentido, no es la típica que se vale del lagrimómetro para gustar. Con un realismo mágico auténtico, la cinta llega a un clímax de odio y confusión entre los personajes principales, resaltando la gran actuación de Eligio Meléndez como Don Evaristo. El final es sublime y es el único momento en el que se traduce subtitulado lo que se dice en zikril. Nos deja muchas preguntas abiertas sobre cómo vivimos supeditados a lo que piensan los demás; a su vez, esta idea deja entrever el destierro y la incomprensión hacia las comunidades indígenas y a toda nuestra riqueza cultural. Como lo reiteran los premios Ariel y el público del festival de Sundance, esta es, en efecto, la mejor película mexicana del año.

Mejor que nunca

Comedia Drama
6.5

Mejor que nunca Un grupo de mujeres ya retiradas decide cumplir su sueño de juventud: formar un equipo de 'cheerleaders' para los ancianos que viven en su residencia. Este grupo hará todo lo posible para demostrar que la edad tan solo es un número y que tienen lo necesario para llevar a cabo el tan ansiado sueño.Mejor que nunca Critica   Zaya Hayes se cambia del documental a la ficción y debuta con Shane Atkinson como guionista. Su propuesta pretende ser una de esas películas que los americanos llaman feel-good movies por su tono positivo y su intento de generar buenos sentimientos.Hay una parte encomiable y, afortunadamente, frecuente de hablar de esa primera fase de la tercera edad (a la que ahora se llega en un buen estado) como de una etapa para crecer y, todavía, apostar por cosas nuevas y sueños no alcanzados.Ese aspecto motivacional domina el film, junto a la idea de compadreo femenino. Sin embargo, el encuadre comercial y el esquema simple y ligero impiden que tengamos personajes realmente interesantes y una visión algo más trascendente de esa fase de la vida.Estamos ante lo que estamos: unos minutos de entretenimiento, para muchos ciertamente banal, pero aceptable para quien, ese día, no busque mucho ante la pantalla.  

Ballers

Comedia Drama
5.8

Ballers Esta nueva comedia se centra en las vidas de un grupo de jugadores de fútbol americano, tanto titulares como retirados, entre los que se encuentra Spencer Strassmore, interpretado por Dwayne Johnson 'La Roca' en su primer gran papel protagonista para una serie de televisión. Strasmore es una superestrella del fútbol que, tras haberse retirado, intenta reubicar su vida mientras se dedica a ser el gurú de otros jugadores dentro del competitivo negocio del fútbol en pleno Miami.Ballers CriticaSi metemos en una coctelera: Un Domingo Cualquiera, Jerry Maguire, Dwayne Johnson, y añadimos unas gotas de comedia, tenemos algo parecido a esta serie, novedosa, con capítulos cortos, de menos de 30 minutos de duración, pero intensos, llenos de lujos, deportistas fanfarrones, coches lujosos, yates inmensos, representantes interesados y chicas voluptuosas.Aunque aborda el contexto del fútbol americano, algo alejado para los europeos, afronta la vida de excesos y facilidades de acaudalados deportistas de élite, la mala cabeza de algunos, las secuelas del éxito y la difícil transición cuando todo se acaba.Probablemente no reciba un emmy, pero no te aburre y te deja con ganas de más.

La luz entre los océanos

Drama Romance
7.1

La luz entre los océanos Australia, 1926. Un bote encalla en una isla remota y a su encuentro acuden el farero Tom Sherbourne y su joven esposa Isabel. En el interior del bote yacen un hombre muerto y un bebé que llora con desesperación. Tom e Isabel adoptan al niño y deciden criarlo sin informar a las autoridades. Todo se complica cuando descubren que la madre biológica del bebé está viva.  La luz entre los océanos Critica La pregunta -con desesperación, rabia y angustia- la hace Isabel a Tom, promediando la película. El día es soleado, pero densas nubes se avecinan sobre la casi bucólica vida de este joven matrimonio en una lejana y solitaria isla de Australia, lugar donde él aceptó el trabajo de encargado del faro. Casi bucólica, porque a Isabel la persigue el dolor. El dolor pasado de haber perdido en la guerra a sus dos hermanos varones y el dolor presente de no poder tener hijos tal como es su deseo. A Tom lo persigue un pasado de guerra y muerte, y su propia soledad que lo ha transformado en un hombre capaz de "marchitar todo lo que toca", según confiesa en una carta. Sin embargo, la vida de ambos torna un giro inesperado el día en que aparece a lo lejos flotando -a la deriva- una pequeña barca, con una niña -casi recién nacida- y su padre -ya fallecido-. ¿Regalo o broma cruel del destino? A partir de allí, las intenciones, los anhelos, las decisiones y sus consecuencias comienzan a teñir la película de cuestionamientos que hacen que el espectador comience a plantearse seriamente el dilema que propone la trama y a tomar partido por uno u otro personaje, sensación angustiosa que se intensifica cuando se encuentran con la madre de la niña. "¿Qué hubiéramos hecho nosotros?" es la pregunta que nos deja punzando la película aún mucho después de haber terminado de mirarla. Una fotografía excelente y una banda sonora impecable, complementan a una notable historia contada con muy buen ritmo y sin caer en golpes bajos. Finalmente, no puedo dejar de destacar las potentes actuaciones de Fassbender, Vikander y Weisz, ningún espectador atento estará inmune a tomar partido por alguno de sus personajes. Bien por ellos, el cine se merecía hace años interpretaciones como estas.

Marjorie Prime

Ciencia ficción Drama
6.1

Marjorie Prime Basada en una obra de Jordan Harrison. Ambientada en un futuro, en el que Marjorie, una anciana que había sido una reconocida violinista, lucha contra el paso del tiempo a medida que la memoria le empieza a fallar. Su alivio son unas proyecciones holográficas de las personas que ella quería y que han fallecido, y que tienen la forma en la que ella quiere recordarles. Marjorie pasa el tiempo con la proyección holográfica defectuosa de su marido fallecido cuando él estaba en los 30 y 40 años, y junto a su hija y su hijastro.Marjorie Prime CriticaLa memoria sigue siendo el continente más desconocido que alguna vez hemos explorado. Capaz de provocarnos los más inmensos placeres y los más dolorosos arrepentimientos, crece su valor a medida que disminuye su precisión. No deja de ser irónico que nunca nos preocupemos por ella hasta que falla, y a la vez encierre todo lo que somos, todo lo que seremos, todo lo que alguna vez quisimos ser. Es el centro mismo de la experiencia humana, lo único que, en algún futuro, nos dará el alivio de ser algo más que células y fluidos.'Marjorie Prime', como una muñeca rusa, encierra todas estas ideas en su interior, desgranándolas a través de una familia que, gracias a una tecnología futurista, habla con réplicas de los que ya no están, algunas veces buscando simple compañía y otras reflexionando sobre un pasado que duele, sangra o se desvanece. Así vive la propia Marjorie, junto a una réplica cuarentona de su marido Walter, tratando de capturar recuerdos que se le escapan, arena demasiado fina para su deteriorada memoria, que su pareja ausente va reordenando para contar las maravillosas historias de un romance hermoso, en el que lo de menos es si pudo haber ocurrido. Se abre una puerta a la especulación, a la mentira cuando Marjorie corrige la banalidad de lo que vivieron por otra más idílica, pero también a la esperanza: ¿queremos recordar lo que pasó, o quedarnos con una sensación contada por alguien que, en nuestro recuerdo, la vivió? Si la propia memoria ya es engañosa, ¿qué mal puede tener hundirse en un engaño deseado?Ese Walter, tranquilamente plantado en un rincón del sofá, sigue preocupándose por ella, está ahí, permanece atento, paciente y cariñoso, y sólo una ligera inflexión robótica de la voz (monumental Jon Hamm) podría delatar que su homólogo ya hace diez años que falleció: detalle mínimo cuando provoca tantas pequeñas satisfacciones, y hasta tiene la amable gentileza de expresar su opinión sincera sobre las capacidades de su pareja, clásica manía que sólo tendría quien te quiere. En la misma casa conviven la hija de Marjorie y su marido, Tess y Jon, pendientes de que la anciana no se suma demasiado en las brumas de la memoria, aunque también arrastran sus propios anhelos imposibles: Tess todavía guarda rencor y reserva a una madre que nunca entendió ("amamos, pero no nos atrevemos a demostrarlo; a veces la gente hace eso") y Jon se muestra visiblemente fascinado por la consciencia de un Walter digital, que trata de llevar al límite de lo humano siempre que puede. En un espacio reducido, la historia habla del querer, de conectar con los queridos y lo que somos, y expone que todos los traumas y fantasmas habitan en la memoria, esa jueza implacable que nunca nos dejará ser quienes fuimos o conservar quienes somos ahora, por lo que tendremos que aprender a movernos a su ritmo, aprovechando las ventanas de tiempo que nos deja para querer, o fingiendo que nunca vivimos lo que hemos sentido.La cuestión es que aquí ya se propone la solución al problema: hologramas que nunca sentirán distinto a lo que querremos que sientan, relaciones en las que las decepciones únicamente vendrán de uno mismo y no de un ideal romántico que nos formamos de nuestra pareja, y recuerdos que nunca serán fotocopias difuminadas de una memoria que se va disolviendo. Los Primes abren la puerta a una realidad más apacible, más amable con nosotros mismos, que lejos de separarnos para siempre de aquello que amamos, nos permite reconciliarnos con el pasado, y con todas esas cosas que nunca volverían. Tal vez lo único que lamentar sea, que en nuestro dolor de querer que todo fuera perfecto, acabemos contaminando esas versiones sinceras con las experiencias que quisimos, pero existe un sentimiento de paz en pensar que, al final, esa persona especial permanecerá como siempre la quisimos contemplar.Porque las personas se rompen y mueren, las memorias fallan y se hunden, los que queremos nos decepcionan y se van. Pero que maravilloso fue poder amar a alguien, al final. Esa es una huella que nada reemplazará.