Zombi Child

6.6
Zombi Child Haití, 1962. Un hombre vuelve de entre los muertos para trabajar en las infernales plantaciones de azúcar. 55 años después, una joven haitiana le dice a sus amigas su secreto familiar, sin saber que esto llevará a una de ellas a cometer una atrocidad.  Zombi Child Critica *Vudú, zombis y cineEl vudú es un culto sincrético, proveniente de diversas creencias animista africanas, más concretamente de la región de la Costa de Oro con una fuerte influencia del catolicismo. De esta forma diversos espíritus elementales, conocidos como los Loa. Estos se entremezclan con simbología como imágenes marianas o el Sagrado Corazón de Jesús. Uno de los loas más importantes en la figura del Barón Samedi. Vinculada al mundo de los muertos y la ultratumba, es una deidad pícara y granuja y uno de los loas más poderosos del vudú.El vudú siempre ha sido tratado en el cine con cierto grado de exotismo y siempre desde una óptica blanca. Tenemos ejemplos del vudú y los zombis en el cine en títulos tan reseñables como Yo anduve con un zombi de Jacques Tourneur. Aparecen también en la saga de 007 en Vive y deja morir. Por último, Wes Kraven trató de dar una perspectiva más antropológica en la película La serpiente y el arcoíris. En esta última se entremezclaba en su segunda mitad con fuertes elementos fantásticos.En Zombi Child, Bertrand Bonello huye de la frivolización de los zombis y de las hordas babeantes descerebradas. Sí es cierto que, George Romero, con permiso de Los Pitufos Negros, fue el primero en tratar a los zombis como infectados. Pero su tratamiento suponía una crítica a la sociedad de consumo.Antes de eso, el fenómeno zombi se vinculaba en el cine al vudú y a su origen ritual.*El MontajePara lograr esta aproximación a la figura del zombi, Bonello opta por un montaje paralelo entre dos realidades muy diferentes que tienen en común el ser francoparlantes. Por un lado, la película muestra la situación de Haití y como la presencia del vudú supone un hecho importante en la configuración de su sociedad. Las imágenes se tornan etnográficas, al mostrar los diferentes ritos, cantos y bailes. Exóticos a nuestros ojos, pero comunes a los de las personas de Haití.El otro apartado del montaje es un prestigioso internado de señoritas en Francia. Donde se promulga una educación de élite a diferentes señoritas y mostrando la vida en Europa. Aquí aparecen las tensiones y dramas propios de la adolescencia. La consolidación de la amistad, los amores y desamores y las diferentes bromas mientras se crece.*PersonajesAquí entra en juego la amistad entre ambos personajes protagonistas. Una de ellas (Wislanda Louimat), es hija de refugiados políticos haitianos que lucharon contra la dictadura de Duvalier. Otra (Louise Labeque), es una muchacha con una relación sentimental epistolar.Ambos mundos se funcionan, la Francia laica y europea con el Haití espiritual y caribeño. La fascinación por el otro hará llevar al personaje interpretado por Labeque a despertar una curiosidad que pueda tener consecuencias fatales.Entre medias, se explica el origen del vudú, su idiosincrasia y sus consecuencias. La apreciación se hace siempre desde la perspectiva de los personajes haitianos, pero la fascinación que sienten los personajes europeos, la compartimos los espectadores.*ConclusiónZombi Child es un buen trabajo de terror. El que suscribe este texto no es especial fan del género de terror. Pero en esta película se hace una gran aproximación a la temática zombi y sobre todo la implicación cultural y religiosa que tiene para el culto vudú.Su tratamiento es siempre respetuoso y su acercamiento se hace con interés de antropólogo. Totalmente recomendable.
<

Torrents

FormatoIdiomaFechaTamañoTotal DescargasDescargar
1080p DualEspañol Latino13/10/20201.76 GB3 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Slasher

Crimen Drama Misterio
6.3

Slasher Cuando Sarah Bennett vuelve a la pequeña ciudad que la vio nacer y donde sus padres murieron, ella se sumerge en un nuevo misterio de asesinato, aún más sangriento cuando la historia comienza a repetirse. (FILMAFFINITY)Slasher Critica   Ante todo hay que decir que Slasher es una gran tontería... si lo analizamos desde un punto de vista meramente racional. Si buscas fallos de guión, incoherencias y absurdos los encontrarás a patadas... al igual que sucede, en el tipo de películas que esta serie "homenajea" : asesino en serie omnipotente que está en todas partes y todo lo puede, chicas que huyen del asesino y se meten en un armario en vez de salir por la ventana, gente que tras varios asesinatos en el pueblo, pasea sola por calles desiertas y oscuras como si tal cosa... las incoherencias típicas de este tipo de películas. Para disfrutar de Slasher, el espectador debe volver a ser el adolescente ávido de emociones y disfrutando con su primer Viernes 13, sin cuestionarse nada. Solo engullendo asesinatos, sangre y palomitas. Una virtud que tiene slasher es su aceptación de lo que es. A diferencia de otras series, Slasher no se esconde tras argumentos enrevesados que pretenden tapar las inconsistencias sino que va de frente acumulando misterios, secretos sin orden ni concierto ofreciendo al espectador un festín de muertes y visceras. Resumiendo, Slasher dista muchísimo de ser una serie redonda, tiene fallos, interpretaciones que bueeno pero si te gustan las pelis de terror y te apetece divertirte sin cuestionarte nada, aceptando barco y lo que te digan quizás deberías darle una oportunidad a esta serie.

Ricos de Amor

Comedia Drama Romance
7.7

Ricos de Amor Teto trabaja de incógnito en la próspera empresa de su padre para demostrar su valía. Cuando se enamora de Paula, se inventa un pasado y la mentira se le va de las manos.

No hables con extraños

Drama Misterio
8

No hables con extraños Tras escuchar algo impactante sobre su esposa de boca de una desconocida, un hombre de familia termina envuelto en un misterio y en una desesperada búsqueda de la verdad.   No hables con extraños Critica A ver como cuento esto con spoilers cero ... Richard Armitage, padre de familia de suburbios, es abordado por una desconocida que le comenta que su mujer le ha colado una trola descomunal un par de años antes. En paralelo, pasan un montón de cosas en el barrio que podrían, o no, estar relacionadas. Nadie se cuenta nada entre ellos -ni al espectador-.Como muchas otras producciones de Netflix, esta serie habría ganado mucho si se hubiese limitado a dos o tres capítulos, en lugar de marear la perdiz con información intrascendente que acaba cansando al espectador y que luego se resuelve de la forma más tonta posible. Básicamente, la premisa para crear misterio reside en darte la información a cucharaditas, pero de muchas cosas a la vez, sólo alguna de las cuales tiene que ver de verdad con la trama. Por poner un ejemplo sin spoiler alguno de la serie: te levantas una mañana y alguien ha erigido un castillo de arena dentro de tu cuarto de baño. Además, te llega la factura del móvil y es el doble de lo habitual, Hacienda te envía una citación rutinaria y el portero no te saluda esa mañana. Misterio servido para 8 capítulos por lo menos.Lo más decepcionante es lo poquísimo relacionado que está casi todo con la trama principal. Juegos de manos para estirar la historia hasta el formato estándar Netflix, básicamente. Para pasar el rato si no tiene una mucho que hacer y poco más.

Christopher Robin

Aventura Comedia Familia Fantasía
7.4

Christopher Robin En esta nueva aventura de acción real, el niño que se embarcó en innumerables aventuras en el bosque de los Cien Acres con su banda de animales de peluche, ha crecido y… ha perdido el rumbo. Ahora les toca a sus amigos de la infancia aventurarse en nuestro mundo y ayudar a Christopher Robin a recordar al niño cariñoso y juguetón que aún tiene dentro.Christopher Robin CriticaTuve una profesora una vez, en mi período de formación pasada cuando aún quería enseñar a niños de Educación Infantil, que siempre desechaba muchas de mis ideas e historias que proponía de cara a actividades. Me acusaba de ser demasiado complejo, de echarle demasiada historia y lógica a lo que proponía. Cuando los juegos de niños eran más simples -no por ello menos divertidos- justamente porque debía pensar como un niño y no como un adulto. Los niños no se complican tanto buscando respuestas tan lógicas y disfrutan más casando sus conocimientos terrenales con su desbordante imaginación. Y visionando esta película (como buen amante de Winnie The Poo que soy), no he parado de recordar sus palabras a la par que el Christopher Robin adulto y sombrío de Ewan McGregor regresaba a su infancia poco a poco conforme la trama avanzaba. Y es que esta es una película de choques de realidad.Realidad 1: Seguramente haya quien diga que esta película es seca, lenta, con resoluciones de guión complacientes o que no explica cómo es posible que los personajes del bosque tengan vida propia y cabida en un mundo "creíble" y real. Lo cierto es que quitando lo de lenta (porque se me hizo muy, muy entretenida) razón no les quito tampoco. Ahora bien, es mi parte adulta y frustrada la que no les quita la razón. La parte que reconoce estar trabajando o dependiendo de "aquelarres" o monstruos del bosque que asustan, que nos exprimen las ilusiones, que utilizan la vil realidad para ahogar muchos de nuestros deseos, que nos obligan a implantar la lógica para todo aún frente a cosas para las cuales tal vez ni las necesitamos. En otras palabras, la parte mayor que se puede identificar con el Christopher Robin de la primera mitad de película.Realidad 2: Pero si esta película tiene un poder potente es en evocar nuestra infancia. Mi infancia. Lo que éramos entonces, lo que decíamos, en lo que creíamos. La parte en la que no nos daba miedo luchar contra los monstruos a los que temíamos. Cuando sonreíamos sin parar, aún sin tener un motivo. Cuando nos preguntábamos "¿Qué dia es hoy?", a lo que respondíamos "Hoy es hoy", para finalmente concluir: "Hoy es mi día favorito", en lugar de lamentarnos por levantarnos de la cama cada lunes. Cuando no hacíamos nada, ni trabajar demasiado, ni matarnos a hacer deberes kilométricos, ni estar absorbidos por el WhatsApp o el Instagram, y al hacer nada poníamos a trabajar el cerebro y nos sacábamos de la chistera juegos y amigos imaginarios con los que jugar y crear. Cuando en vez de usar la lógica, usábamos el corazón con la imaginación para dar lugar a mezclas explosivas y divertidas.Conclusión: No soy la persona que era hace 4 años. Ya no pregunto qué día es hoy, ni tampoco estoy en donde quería estar cuando acabé mi carrera y terminé por "madurar". Eso me ha hecho más espabilado, y a la vez más amargado. Y de buenas a primeras me niego a creer que existen las hadas, ni los animales fantásticos, ni las historias con final feliz. Es más, en términos cinematográficos, hasta las aborrezco cuando están contadas de forma risible y cursi. Pero no puedo negar que otra parte encerrada en lo más profundo de mi ser sigue dando puños contra las pardes, tratando de salir, de volver a recordarme quién era y en lo que creía. La parte que me animaba a caminar por la senda nebulosa de monstruos (realidad) para alcanzar a los amigos y los deseos que tanto ansiaba desde el principio. Y esa parte es la que he vuelto a sentir, en términos cinematográficos, con esta 'Christopher Robin'. Si encima está bien hecha, bien dirigida y sin resultar una obra maestra se disfruta del todo, pues la apruebo y con gusto. No hacen falta más explicaciones. Es el tipo de cuento parte real, parte fantástico y todo corazón que me gustaría poder contar a mis niños (si de verdad alguna consigo volver a un aula a contarles historias y enseñarles cosas -a la par que ellos me enseñen a mí-).

El último mohicano

Acción Aventura Bélica Drama Historia Romance
7.3

El último mohicano En 1757, a orillas del río Hudson, tropas francesas e inglesas luchan por el dominio de la región. Los ingleses reclutan a los granjeros asentados en esas tierras para formar un ejército capaz de enfrentarse a las tropas franco-indias. Hawkeye -Ojo de halcón- (Daniel Day-Lewis) es un hombre blanco adoptado por los indios mohicanos que vive con su padre (Russell Means) y su hermano Uncas (Eric Schweig). Tras rescatar de una emboscada de los hurones a Cora Munro (Madeleine Stowe) y a su hermana pequeña Alice (Jodhi May), hijas de un oficial británico, los tres deciden acompañarlas al fuerte inglés William Henry, que está siendo asediado por franceses y hurones. Allí les obligan a quedarse con un grupo de británicos que acaban de llegar de las colonias...  El último mohicano Critica En el lapso de tiempo que hay entre "La fortaleza maldita", "Hunter" y "El último mohicano" es evidente que, o bien Michael Mann se apunto al curso CCC para aprender a hacer cine o bien fue abducido por alienígenas que le enseñaron los secretos de la cinematografía avanzada de calidad, porque de otra manera no se entiende este salto de calidad que va de la caspa más absoluta a la maestria en la dirección.Dicho esto decir que esta película es todo un manual de como se debe hacer una epopeya de aventuras clásica. Tiene acción sin caer en el fantasmeo, hay romanticismo sin caer en la cursileria, aporta valores sin pasarse de panfletario y como una banda sonora puede enmarcar perfectamente la acción, ajustando los temas en todo momento, sin necesidad de remarcar lo que pasa subiendo el volumen. En definitiva es el ejemplo perfecto de como elevar una producción modesta a los altares de la excelencia.Y como una imagen vale más que mil palabras hay que prestar atención a los últimos 20 minutos del film, donde sin palabras se nos presenta un desenlace demoledor por su crudo romanticismo y por su poética violencia. Sólo hay que ver las miradas de los protagonistas para sentir todo su dolor, todo su amor, toda su valentía.Este film muestra cual sería el estilo posterior de Michael Mann, voluntariamente paisajístico, de silencios y miradas y de una voluntad claramente preciosista sin caer en el ornamentismo facilón. Así, "El último mohicano", es una gozada para aquellos que vivan su romanticismo en silencio y sobre todo, para aquellos a quienes el cine les siga pareciendo la más grande aventura digna de vivirse.Lo mejor: Su silencioso y devastador final Lo peor: La inemerecida poca repercusión que tuvo.

El escándalo

Drama
6.8

El escándalo Deconstrucción de la caída de uno de los imperios mediáticos más poderosos y controvertidos de las últimas décadas, Fox News, y de cómo un grupo de explosivas mujeres logró acabar con el hombre responsable de él: Roger Ailes.   Descargar El escándalo Me da la impresión de que Jay Roach se ha traicionado un poquito así mismo. Ha visto lo bien que le funciona a Adam McKay (el director de ‘El Vicio del Poder’ o ‘La Gran Apuesta’) su ritmo acelerado y su frenetismo de datos y ha decidido copiarle. No tiene punto intermedio, o se hace un pelín lento como en ‘Trumbo’, o lo acelera todo demasiado y fríe al espectador a datos. El bombardeo de información para mi gusto es excesivo y da la impresión de que un primer visionado no es suficiente como para apreciarla por completo (todo el rato pienso que me estoy perdiendo algo).Es la mayor pega que se le puede poner a ‘El Escándalo’, una cinta que nos relata la valentía de un grupo de mujeres de la cadena Fox News que plantaron cara al Weinstein televisivo, Roger Ailes, que queda retratado como un salido, un tío obsesionado con el cuerpo (las piernas) de las mujeres pero que en ningún momento perdió la confianza de su mujer. También, Roach podría haber aprovechado un poco esta situación, haber jugado a provocar y que el espectador se sintiese incómodo con lo que ve, pero el film es todo lo contrario, es muy convencional en ese apartado. Le falta un poco de garra.Pero que esto no nos desvíe de lo más importante, porque por todo lo demás la película está bien. Para empezar, tiene un gran y poderoso reparto encabezado por una Charlize Theron magnética e implacable. Muy bien y muy convincente también Nicole Kidman, sobre la que recae gran parte de lo dramático del film. Quizás, la más sacrificada sea Margot Robbie, pero los minutos que sale los aprovecha. No me olvido de John Lithgow, transformado gracias al maravilloso maquillaje del que hace gala la película.‘El escándalo’ es un buen ejercicio de cine con mensaje y denuncia, que sobresale gracias a su reparto principal, pero que su director se empeña en hacer mundano. Había material para haber “escandalizado” un poco más.