El gran Imperio otomano

7.4
El gran Imperio otomano El sultán otomano Mehmed II libra una campaña épica para tomar la capital bizantina de Constantinopla y cambia el curso de la historia durante siglos.  El gran Imperio otomano Critica Lo que no sé explica, sobre todo comentando la Serie cuatro historiadores, es por qué Mehmet, pudiendo haber tomado el fortín o fortines desde los que se accionaba la cadena que atravesaba el puerto para permitir o impedir el paso de los barcos, dé un rodeo, recorriendo 2 kilómetros, por tierra de la Gálata para situar una flota de 70 barcos en El cuerno de Oro; lo que por sí solo es otra gesta. Tanto si el lugar en que se encontraban las poleas para accionar la cadena está dentro de la muralla como si estaba fuera, me parece suficientemente importante como para que se explique o se interroguen los historiadores por qué no lo intentó Mehmet...
#FormatoIdiomaFechaTotal DescargasDescargar
1720p BluRayEspañol Latino27/05/202039 Descargar
2720p BluRayEspañol Latino27/05/202037 Descargar
3720p BluRayEspañol Latino27/05/202036 Descargar
4720p BluRayEspañol Latino27/05/202035 Descargar
5720p BluRayEspañol Latino27/05/202035 Descargar
6720p BluRayEspañol Latino27/05/202035 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Marco Polo

Action & Adventure Drama
7.4

Marco Polo Una aventura épica que sigue los años de juventud del famoso explorador Marco Polo y sus viajes por las exóticas tierras de la Ruta de la seda y del Kublai Kan. Avaricia, traición, intriga sexual y rivalidad dominan la corte, pero, a pesar de todo, el joven se convierte pronto en consejero de confianza del Kan que desea erigirse en el emperador del mundo.Marco Polo CriticaEn las películas viejas de Drácula se solía usar murciélagos de caucho en lugar de los genuinos, esto por supuesto hacía que los espectadores más perspicaces no se asustaran pues podían ver los hilos. Algo similar ocurre con Marco Polo, pueden palparse esos momentos en que alguien tomó una decisión, no porque fuera buena para la trama o para el desarrollo de los personajes sino porque alguien en marketing le pasó el dato de que así la cosa podía subir su rating.Partamos de algo sencillo ¿Por qué la serie se llama Marco Polo? Marco Polo no es nadie en la serie de eventos presuntamente épicos que se desencadenan en el Asia central; si alguien es una figura importante aquí es Kublai Khan ¿Por qué entonces no dejarse de tonterías y llamar a la serie El Gran Khan, dándole a Kublai el papel central? Pues probablemente porque alguien dijo que el protagonista tenía que ser un blanco o si no la historia no servía (en una conversación que imagino incluyo menciones de "El Ultimo Samurai" y "47 Ronin").Igual pasa con los momento arbitrarios de kun fu, más propios de una secuela de Ip Man que un drama político serio; pero que había que incluir porque es una serie donde la gente tiene los ojos rasgados y hay espadas; así que hay que tirar peleas tipo wuxia o sino no vende.Es ese tufo de producto hecho en serie lo que la hace caer, uno que pasa su primera mitad tratando desesperadamente de convertirse en Game of Thrones y se rinde en tal empresa en su segunda mitad tratando de convertirse en una simple serie de aventuras.

The Last Kingdom

Action & Adventure Drama
8

The Last Kingdom La serie está ambientada en el siglo IX donde lo que hoy se conoce como Inglaterra eran varios reinos independientes. Las tierras anglosajonas son atacadas y en muchos casos gobernadas por fuerzas vikingas. El reino de Wessex se ha dejado solo bajo el mando del Rey Alfred el Grande. Uhtred, hijo huérfano de un noble sajón, es secuestrado por los normandos y criado como uno de ellos. Así, es obligado a elegir entre un reino que comparte sus ancestros y la gente a la que es leal.  The Last Kingdom Critica Cada vez son más las adaptaciones cinematográficas o teleseriales de calidad, que no desmerecen a los libros en los que se basan. "Juego de Tronos", "Highlander" y otras aún en emisión son sólo un par de ejemplos. "The Last Kingdom" es otra.Los mundos que recrea Cromwell en sus libros son oscuros, sucios, mundanos y tremendamente realistas. Lo mismo que la serie. Sin llegar a caer en el feismo ni en los giros shakesperianos de otras series, "The Last Kingdom" nos presenta personajes creíbles, con límites que podemos reconocer, con sus filias y sus fobias, con sus deseos y temores. No esperen que un personaje "bueno" dé un giro y de la noche a la mañana se convierta en un nuevo archienemigo; cada cual juega con las cartas en la mesa, pero eso no lo hace menos atractivo, al contrario, pues para el espectador son evidentes los conflictos por llegar, más aún que para los personajes.Pero si en algo destaca la serie es en la ambientación. Nada de batallas multitudinarias con miles de soldaditos generados por ordenador, un par de miles por bando y punto, al fin y al cabo estamos en el siglo IX Se trata de batallas realistas, con hombres aterrados tras un muro de escudos, con táctica y estrategia, con problemas de suministro, con debilidades, con victorias pírricas y derrotas disfrazadas de éxito. Tampoco nada de palacios rutilantes y nobles emperifollados, aquí hasta la condesa de turno tiene que arremangarse y ayudar a aventar el grano, y cuando toca dormir, a la sala común, sobre un colchón de paja. Y ahí es donde sobresale Cromwell, que además coescribe los guiones, lo suyo es de un realismo apabuyante.Los actores, hasta el momento, cumplidores y atentos a sus personajes. Lo único reseñable es la belleza casi femenina de Dreymon, que no pega ni llega, que no se nos hace propia de un tipo que vive de su espada. Sin embargo lo suple con una actuación equilibrada, a lo cual ayuda un personaje que tiene las ideas bastante claras. El rey Alfred, interpertrado por un muy profesional David Dawson, me parece uno de los mejores aciertos. Taimado, sutil, inteligente... todo un acierto.En cuanto a la parte femenina, si bien les corresponde un papel bastante secundario (con la excepción de Brida/Emily Cox en los primeros episodios), también han acertado en la selección de actrices, así como en el tratamiento de los personajes. Una vez el realismo es evidente, nada de belleza despampanantes embutidas de vestidos de ensueño, a lo sumo se trata de mujeres de una belleza muy de andar por casa, restringidas al papel que en ese periodo histórico le era conferido. Con la excepción de Brida, otra vez.

Titanes

Action & Adventure Drama Sci-Fi & Fantasy
7.7

Titanes Un equipo de jóvenes superhéroes liderados por Nightwing (anteriormente el primer Robin de Batman) se forma para combatir el mal y otros peligros.Titanes CriticaCuando se confirmó el desarrollo de una serie centrada en los famosos Teen Titans de DC Comic todo fueron dudas, cuando encima se anunció su desarrollo como primera producción propia de una nueva plataforma de escaso contenido el miedo creció, cuando se publicó un primer tráiler donde la música era protagonista el miedo de shows anteriores de sus responsables acrecentó aún más mi desgana pero, cuando se estrenó finalmente, todo esto quedó como simple anécdota a demostrar ser un espectáculo creado con sumo cariño por los personajes y con ansias de modernizar una historia con un toque más maduro.Titans es un producto hecho sin miedo a no encandilar a las complicadas audiencias teens de The CW, algo hasta ahora poco frecuente en las adaptaciones de DC para la pequeña pantalla, que permite al usuario traerle un retrato más realista de cómo podría ser un chico entrenado en la lucha contra el crimen desde muy pequeño como es Robin, de cómo encajaría en la sociedad una chica nacida del deseo del más peligroso de los demonios y de cómo poco a poco va conociendo sus oscuras habilidades; solo dos ejemplos que quizás a más de uno derribe el ideal que tienen sobre un grupo más famoso últimamente por ser el título favorito de los más pequeños de la casa como Teen Titans Go!Y de fondo una trama donde ni los buenos son tan buenos ni los malos tan…, bueno, sí, siguen siendo malos. Pero el bien no es tan luminoso como anteriores adaptaciones de estos personajes han mostrado. Si Robin desde su infancia ha vivido con ira contra el crimen esa ira se verá en su forma de actuar, si Starfire es una guerrera alienígena no debe por qué tener respeto por la vida de unos pobres humanos, si Chico Bestia se convierte en animal también ha de impregnarse de ese instinto, y si Raven lleva el mal dentro de sí por mucho que trate de ser buena terminará saliendo en alguna que otra ocasión. Raven, de hecho, es el eje fundamental de la historia.La rodean con un contexto religioso detrás que hace su arribada una cuestión más bíblica que superheróica, donde para unos es la encarnación del mal y debe ser sacrificada y para otros la puerta de entrada a un mañana que borre del mapa todos los pecados de la humanidad. Esta concepción hace que no existan villanos como tal en esta primera temporada, y esto posiblemente sea el defecto que no le hace alcanzar la perfección. Todo se queda como una carta de presentación de la historia, donde se ofrece al espectador unos ingredientes bien ricos para no dejar probar el plato final, algo que sucederá a finales de 2019.Obviamente también hay un déficit de presupuesto. El CGI canta, algo que ere previsible teniendo en cuenta que un personaje se convierte en diversos animales, otra lanza rayos de fuego estelar, etc. Aun así, han sabido disimularlo bien al estar todos ellos conociendo sus habilidades y sin haber demostrado aún de hasta dónde pueden ir con sus talentos. En definitiva, un futuro muy prometedor, que bebe mucho de Héroes en su inspiración, además del cómic del grupo, así como de otras producciones del género.

Daybreak

Action & Adventure Sci-Fi & Fantasy
6.8

Daybreak El mundo está en las últimas, pero ¿quién ha dicho que el apocalipsis no mola? Píllate unas espadas y un lanzallamas ¡y que empiece el espectáculo! Daybreak Critica ... y no está nada mal. No entiendo porque tiene tantas críticas profesionales negativas, me explico: - No es una obra maestra. Está claro. Tampoco intenta serlo. Es una serie para pasar el rato y punto. No va a marcarte de por vida, ni mucho menos, pero cumple su propósito: entretener. - Es divertida. Con divertida me refiero a que tiene sus puntos, te hará reír de vez en cuando que es lo que todos esperamos de una comedia. - Tiene una historia decente. Un hilo argumental más que suficiente para, bueno, "enganchar". Obviamente para engancharte tienes que poner de tu parte. El argumento no intenta innovar pero tampoco defrauda en un género tan quemadísimo como es el apocalipsis "zombie".En conclusión; no es mala serie. No es una serie de 10, pero tampoco es mala malísima como te pintan los críticos profesionales. El objetivo de la serie no es más que el de que te rías y te entretengas durante 40 minutos. Y en eso, cumple. No esperes una trama adulta con giros de guión y demás porque en los primeros 4 capítulos al menos, no los hay. Y no tiene pinta de que los haya. Pero si lo que estás buscando es pasar un buen rato con una comedia juvenil que se aleje de los típicos (y trallados) chistes de sexo a lo American Pie te recomiendo que la veas.REEDITO: Acabé de ver la primera temporada y cambio la nota al 7. Resulta que el argumento es mucho más sólido de lo que imaginaba; hay giros de guión que no me esperaba (sobretodo en los capítulos finales), una historia mucho más adulta (y dramática) de lo que aparentan los primeros capítulos y unos flashbacks del pasado que acompañan muy bien a la historia que nos cuenta Josh en el presente. Sin duda, esta serie puede convertirse en una de las pequeñas joyas de Netflix. Esperemos que la segunda temporada se mantenga en la misma línea.

The Boys

Action & Adventure Sci-Fi & Fantasy
8.1

The Boys Un enfoque irreverente de lo que pasa cuando los superhéroes, tan famosos como las celebridades, tan influyentes como los políticos y tan venerados como los dioses, abusan de sus superpoderes en vez de utilizarlos para hacer el bien. Indefensos contra superpoderosos, esta serie se embarca en una heroica misión para revelar la verdad sobre "Los Siete" y el formidable apoyo de su Vought.The Boys Critica  Acostumbrados como estamos a una saturación de superhéroes que ha convertido las sagas en franquicias y las franquicias en fases, con todo tipo de reboots, precuelas, secuelas y spin-offs, es normal que la enésima propuesta que nos llega, esta vez de la mano de Amazon Prime Video, produzca más bien pereza. Acostumbrados como estamos a que las adaptaciones para televisión sean más bien modestas, por no decir funestas, todavía se entiende más el posible hastío hacia un género que parece mostrar síntomas de agotamiento, aunque las cifras de recaudación nos digan más bien lo contrario.The Boys, esta vez sí, supone una apuesta alternativa y arriesgada. No del tipo Deadpool, o Guardianes de la galaxia, o Escuadrón suicida, o de tantas otras variantes que Marvel y DC se han sacado de la manga para expandir sus universos. La adaptación del cómic de Garth Ennis y Darick Robertson por fin supone un soplo de aire fresco, ya que se adentra en un terreno hasta ahora desconocido, con una capacidad de sorpresa y un espíritu crítico que la alejan por completo de toda la oferta previa.De entrada, The boys ofrece tantas lecturas que cada espectador podrá quedarse con la que mejor le convenga. Los amantes de la acción se encontrarán, en el primer episodio, con un par de escenas dignas de las mejores superproducciones. La muerte inicial y la lucha con un superhéroe invisible demuestran que Amazon no ha escatimado recursos en un producto que parecía pertenecer a la serie B.Para los que busquen algo más que el despliegue técnico, la serie les reserva una sucesión de giros de guion que oscilan entre la irreverencia y la crítica despiadada hacia los abusos de poder. Porque en The boys los superhéroes son productos pervertidos por la maquinaria económica, instrumentos en manos de las grandes corporaciones para proporcionar al mundo una sensación de falsa seguridad, mientras en la trastienda se esconde todo un entramado de perversión y falsa moral.La mirada más desesperanzada sobre una sociedad desencantada y necesitada de ídolos a los que aferrarse. En ese punto de vista pesimista y amoral es donde reside la fortaleza de The boys, que convierte a unos superhéroes fácilmente identificables con las factorías Marvel y DC en antagonistas de las personas de carne y hueso, las auténticas heroínas que luchan por desenmascarar un status quo basado en la corrupción. Los paralelismos con el mundo actual, con referencias también a los abusos sexuales, son tan evidentes que la convierten en una serie necesaria, además de entretenida. Producto perfecto para aquellos que reniegan del género superheroico, precisamente porque les ayudará a reafirmar su postura.