Los asesinatos del Valhalla

7.4
Los asesinatos del Valhalla Un detective de doloroso pasado regresa de Oslo a su Islandia natal para ayudar a una entregada policía a cazar a un asesino en serie relacionado con una foto misteriosa.  Los asesinatos del Valhalla Critica Las cinematografías de los países nórdicos nos han ofrecido en los últimos tiempos notables muestras del género del thriller de carácter criminal, con largometrajes como los de la trilogía sueca 'Millenium', o las estupendas entregas de la saga danesa 'Los casos del Departamento Q', y series como la excelente coproducción sueco-danesa 'El puente (Bron)', o 'Forbrydelsen', producida en Dinamarca.El caso que nos ocupa, 'Los asesinatos del Valhalla', proviene de la menos desarrollada industria audiovisual islandesa, la cual, gracias al apoyo de Netflix en la producción, ha creado este tan atractivo como entretenido thriller que va de menos a más, con gran sentido de la tensión -la cual va in crescendo-, con una trama no exenta de lugares comunes del género pero muy bien ideada, y que incluye además buenos giros y destacables soluciones de guion.Como pega se le puede poner que en el tramo final, aun siendo este argumentalmente muy potente, peca de algunas situaciones un tanto inverosímiles y peliculeras. Pero esto no impide disfrutar de una de las mayores sorpresas de lo que llevamos de año en cuanto a series. Ideal para un maratón seriéfilo en estos días de forzoso arresto domiciliario.
#FormatoIdiomaFechaTotal DescargasDescargar
1720p BluRayEspañol Latino12/04/202095 Descargar
2720p BluRayEspañol Latino12/04/202079 Descargar
3720p BluRayEspañol Latino12/04/202076 Descargar
4720p BluRayEspañol Latino12/04/202071 Descargar
5720p BluRayEspañol Latino12/04/202077 Descargar
6720p BluRayEspañol Latino12/04/202075 Descargar
7720p BluRayEspañol Latino12/04/202074 Descargar
8720p BluRayEspañol Latino12/04/202074 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Araña

Crimen Drama Suspense
7.8

Araña Chile, comienzos de los años 70. Un violento grupo nacionalista de extrema derecha quiere derrocar el gobierno de Allende. Los miembros del grupo ultraderechista, formado por Inés, su marido, Justo, y el mejor amigo de ambos, Gerardo, llevan a cabo un crimen político que cambia el curso de la historia. Enredados al mismo tiempo en un peligroso y apasionado triángulo amoroso, la sombra de la traición los separará para siempre. Cuarenta años después, querrán reactivar la causa nacionalista de su juventud. Pero Inés es ahora una poderosa mujer de negocios y, mientras la policía vigila a Gerardo y el arsenal que ha acumulado en casa, ella hará lo que haga falta para evitar que revele su pasado político y también íntimo.

El cuento de la criada

Drama Sci-Fi & Fantasy
8

El cuento de la criada Tras el ataque terrorista que acaba con la vida del presidente de los Estados Unidos y la mayoría de los miembros del Congreso, un movimiento que se hace llamar "hijos de Jacob" inicia una revolución y elimina la Constitución de los Estados Unidos para restaurar el orden. El nuevo régimen, la República de Gilead, es una sociedad totalitaria con una tasa de natalidad muy baja que se basa en un fundamentalismo religioso retorcido que trata a las mujeres como propiedad del estado. Offred es una de las pocas mujeres fértiles de Gilead y mujer que se ve obligada a vivir como una concubina de los Comandantes, al igual que todas las mujeres qe conviven con ella. Todas las mujeres son forzadas a la servidumbre sexual en un intento desesperado por repoblar el mundo. De repente, se encuentra sola, sin su familia y se da cuenta de que no tiene ningún tipo de potestad. Ella era una mujer que luchaba por sus derechos y, de la noche a la mañana, sus derechos se han esfumado. Así, Offred busca la forma de escapar atesorando secretos, y para ello se mueve entre los Comandantes, sus crueles esposas y sus compañeras de casta. Una palabra equivocada, un mal gesto o cualquier indicio de rebelión puede acabar con su vida en un mundo en el que todos pueden ser espías. A pesar de todo, Offred tiene un objetivo: sobrevivir y encontrar a la hija que le fue arrebatada.Elisabeth Moss (Mad Men) es la encargada de dar vida a la protagonista, Offred, que está acompañada por Joseph Fiennes (Shakespeare enamorado) como el Comandante e Yvonne Strahovski (Dexter) interpretado a su mujer, Serena. Completan el reparto Samira Wiley (Orange is the new black), Max Minghella (Ágora) y O.T. Fagbenle (Breaking and Entering) entre otros.  El cuento de la criada Critica Magnífica adaptación de la novela El cuento de la criada de Margaret Atwood. Esta serie no tiene nada que ver con la fallida adaptación alemana de los años noventa. Treinta años han pasado desde que la escritora canadiense imaginara un futuro donde EEUU estuviera gobernado por una teocracia y lo que entonces parecía ciencia ficción hoy parece cada vez una posibilidad más real. No vamos a hablar del Islam, la Sharia o el Califato, donde el mundo que pintaba Margaret en su novela existe ya. Ella apuntaba al corazón de la democracia occidental. Bienvenidos a los Estados Unidos de los Amish.Narrada en dos planos temporales distintos, por una lado tenemos a Defred, ya convertida en esclava sexual de uno de los comandantes (dirigentes) de la teocracia que ha derribado a la democracia y por otro lado tenemos a Defred cuando aún era June y a través de sus ojos vamos a ver cómo los fundamentalistas cristianos (que me perdonen los Amish por haberlos usado en mi anterior comparación) van a ir poco a poco a hacerse con el poder. Tras presentarse como los salvadores después un atentado en el Congreso, van a establecer su ley. Su ley quiere decir la ley de la Biblia y más concretamente la interpretación "surrealista" que ellos hacen de las Sagradas Escrituras. Porque que un don nadie viole a una mujer merece la horca, pero que uno de sus dirigentes viole a una de las esclavas sexuales con fines reproductivos, venía en "su" Biblia.Porque ese es el punto de partida. La contaminación ha hecho que sean pocas las mujeres que logren dar a luz a niños sanos. Estos fundamentalistas van a aprovecharse de la situación para hablar de una vuelta a las tradiciones. Un mundo donde la ciencia o la universidad o la cultura o incluso las religiones cristianas que no comulguen con su visión del cristianismo están prohibidas y perseguidas. Un mundo donde la mujer ha sido relegada a un papel secundario, sin poder trabajar o poseer propiedades.Aunque el peso inicial recae en la actriz Elisabeth Moss, con el paso de los capítulos ganan peso otros personajes. Curiosamente todos femeninos, Desde Yvonne Strahovski, la mujer del comandante Fred Waterford, el dueño de De-Fred. con su mezcla de celos, hipocresía y fascinación por el poder, pasando por otra de las esclavas sexuales, Of-Glen, (Alexis Bledel) personaje rebelde que a partir del tercer capítulo coge un vuelo espectacular y terminando por la tía Lydia (Ann Down) la mujer (la bestia) que dirige la Casa Roja, donde se doblega la voluntad de las mujeres para que acepten ser esclavas reproductivas, como si fueran animales.La serie es buenísima, pero no seria ni la mitad de buena sin el papelazo que se marca Elisabeth Moss. Madre mía que capacidad tiene esta actriz para trasmitir emociones contenidas. No habla mucho, aunque a veces oímos sus pensamientos, pero lo dice todo con esa mirada que expresa a la vez ira, miedo, frustración, asco, algunos destellos de orgullo y una chispa muy, muy escondida de esperanza en poder reencontrarse con su hija, único motivo para que siga viva. Después de haber sido Peggy Olson en Mad Men, la actriz se marca el papel de su vida. Tras haber visto Feud, creía que Jessica Lange o Susan Sarandon se merecían todos los premios del año. Rectifico. Elisabeth Moss acaba de adelantarlas por la derecha.Aunque los mejores personajes sean femeninos, esta distopia no es una excusa para presentarnos a la ya habitual heroína de medio pelo que viene a salvar el mundo. De-Fred bastante tiene con salvarse así misma. El libro fue una denuncia de la posible deriva hacia la que caminaba la humanidad en 1985. 32 años después ese mundo ya existe en algunas partes y en otras a muchos les gustaría que existiera. Serie denuncia que capta a la perfección el espíritu de una de mis novelas favoritas de su género.

En los 90

Comedia Drama
7.4

En los 90 Stevie, un chico de 13 años que vive en el Los Ángeles de los años 90, pasa el verano lidiando con los problemas de su vida doméstica y divirtiéndose con su nuevo grupo de amigos, que ha conocido en una tienda de skate.  En los 90 Critica  Mid90s es una "coming of age", una de estas películas que nos muestran esa tumultuosa transición que es el paso de la niñez a la adolescencia o a la vida adulta. Marca también el debut como director y guionista de Jonah Hill, actor que saltó a la fama hace ya algo más de una década tras co-protagonizar la comedia Supersalidos. De este género te salen decenas de productos cada década, y destacar entre tanta competencia es bastante complicado, en especial para un debutante (Bo Burnham lo consiguió hace tan solo unos meses con la estupenda Eighth grade). Y aunque Mid90s diste mucho de ser una película sobresaliente, sí que me parece un trabajo sólido y bastante digno.Como debutante, Hill es prudente y sensato, y juega sus cartas con precaución. La historia de Stevie y su amistad con un grupo de skaters está contada de manera esquemática, minimalista. Los personajes están retratados a retazos, Hill nos da lo justo y necesario, pero no más. Lo mismo se puede decir de la relación del protagonista con su entorno. Katherine Waterson y Lucas Hedges (los actores que interpretan a la madre y al hermano de Stevie, respectivamente) no tienen demasiado con lo que trabajar, por desgracia. Como consecuencia, las interpretaciones son correctas, veraces y naturalistas, pero a ratos, planas. Por suerte, Hill es inteligente y corta la película (que dura 80 escasos minutos) justo cuando sus personajes empiezan a convertirse en parodias de sí mismos. El final es potente, pero demasiado abrupto, y aún no sé si eso juega a favor o en contra del resultado final, porque algunas resoluciones me resultan algo insatisfactorias.En la dirección, Hill es igual de cauteloso. Abundan los planos fijos y cortos, y cuando más movimiento hay suele ser en las escenas de skating. Estos planos, algo más largos, están resueltos con solvencia. Incluso la secuencia de más duración de la cinta (Fuckshit entrando en la casa, abriendo la nevera, volviendo a la calle y reuniéndose con sus compañeros) es relativamente contenida y sobria en su ejecución, y no llama la atención sobre sí misma. Y ojo, digo todo esto como un cumplido, porque el resultado es, por lo general, bastante efectivo. Sí, habría agradecido que el montaje se hubiera permitido el lujo de extender la duración de más de un plano fijo (por ejemplo, considero que la escena de Fourth Grade hablando en el sofá con la chica habría funcionado mejor con menos cortes), pero bueno, tampoco vamos a ponernos exquisitos. El aspect ratio de 4:3 es una idea que da muy buenos resultados, porque desde luego le da un rollazo de cinta amateur noventera que difícilmente se habría podido lograr en 16:9. La música, por su parte, funciona muy bien, pero es que claro, me metes a Pixies, Morrissey, A Tribe Called Quest y Big L en la misma película y a mí ya me tienes ganadísimo.En fin, Mid90s no es una gran película, ni tampoco revoluciona el género de las coming of age (en serio, necesitamos un término en español para esto, aunque igual lo hay y no me lo sé y estoy haciendo el gilipollas diciendo "coming of age"), pero es un producto muy correcto. No me ha dado la vida, pero desde luego tampoco me arrepiento de haberla visto, porque sus ideas, aunque no sean demasiado innovadoras, están desarrolladas con cierta calidad. Diría que no es la mejor película de este tipo de 2018 (Eighth grade le da mil vueltas, y The miseducation of Cameron Post, por poner un ejemplo, también me pareció más interesante), pero si te va el rollo, su buen hacer y su corta duración son razones más que suficientes para echarle un ojo. Y ahora a esperar el próximo proyecto de Jonah Hill, porque viendo esto, creo que tiene el talento suficiente para regalarlos buenas películas en el futuro. Espero no equivocarme.

Regresión

Crimen Misterio Suspense Terror
5.5

Regresión Minnesota, 1990. El detective Bruce Kenner (Ethan Hawke) investiga el caso de la joven Angela (Emma Watson), que acusa a su padre, John Gray (David Dencik), de cometer un crimen inconfesable. Cuando John, de forma inesperada y sin recordar lo sucedido, admite su culpa, el reconocido psicólogo Dr. Raines (David Thewlis) se incorpora al caso para ayudarle a revivir sus recuerdos reprimidos. Lo que descubren desenmascara una siniestra conspiración.Regresión CriticaSe hace difícil escribir sobre las calladas e inesperadas virtudes de esta cinta sin destripar el desenlace, que no por intuido y hasta lógico y necesario, deja de tener su fuerza dramática y convierte lo que a primera vista es un mero thriller competente en una aguda reflexión sobre lo influenciables que somos ante las modas sociales, los convencionalismos mediáticos, los tópicos colectivos y la credulidad enajenada. Porque ante todo estamos ante un artefacto muy bien construido ya desde el guión: no se engaña al espectador en ningún momento, sabemos tanto como el protagonista, pero nos dejamos arrastrar por sus interpretaciones y dejando en suspenso nuestro sentido común y nuestra capacidad crítica.A estas alturas, alabar la sabia y férrea dirección de Alejandro Amenábar y su demostrada capacidad por crear una atmósfera tóxica y viciada, es una redundancia. Hay pocos directores que hayan sabido beber con tanto provecho de las sigilosas enseñanzas del cine de suspense clásico (los otros paradigmas señeros podrían ser Atom Egoyan y M. Night Shyamalan). Y en este caso además añade una capa adicional de soterrada crítica colectiva al dañino y deplorable hábito de querer buscar y encontrar siempre tres pies al gato, imbuidos como estamos en un mundo propenso a las conspiraciones paranoicas, a la obtusa candidez de que el mal siempre acecha y los malos siempre son los otros, los demás.Estamos ante una película sencilla, diáfana, cristalina. Y quizás su humildad de planteamiento y lo (pero rigurosamente pertinente) de su resolución se ha tomado por algunos como simpleza, cortedad o ejercicio fallido, cuando en mi opinión eleva este interesante e intrigante cinta de detectives en algo más perdurable: el retrato nada inocente de una sociedad hipócrita y adocenada, necesitada de grandes emociones, horrendos crímenes e inabarcables conjuras rocambolescas que nos sirvan para ocultar, enmascarar o minimizar la mediocridad insatisfecha de nuestro vulgar devenir cotidiano. Por eso nos entusiasmamos con los crímenes ajenos, degustamos con delectación las desgracias de nuestros vecinos y lamentamos como plañideras histriónicas las guerras remotas.Si se entra en el juego propuesto, no sólo se puede uno encontrar con una cinta policiaca solvente, eficaz y llena de intriga… Además ofrece la oportunidad de comprobar que el cine no sólo es entretenimiento, sino que nos puede plantear una sutil reflexión sobre los males endémicos que nos asolan, sin sermoneos ni adulteraciones, sin recalcar machaconamente la relevancia de las cavilaciones propuestas, sino desvelándolo como quien no quiere la cosa, de forma tangencial y discreta. Dos en uno… ¿quién da más?

Un espacio entre nosotros

Aventura Ciencia ficción Drama Romance
7.1

Un espacio entre nosotros Gardner Elliot es el primer ser humano nacido en Marte, hijo de una astronauta que se embarcó en una misión espacial. El joven solo ha conocido a catorce personas en sus dieciséis años de vida, y ni siquiera sabe quién es su padre. Pero, ávido de respuestas, busca pistas sobre el origen de su progenitor. Así, inicia una peculiar amistad a distancia con Tulsa, una inteligente adolescente de Colorado que vive en la Tierra.Un espacio entre nosotros CriticaA veces uno pasa mucho tiempo buscando la película perfecta para así no perder dos horas de su vida, entonces termina dejando películas a los 5 minutos y luego pasas a la otra. Sucede para los que tenemos Netflix. A veces uno tiene que dejar tanta prevención y dejar que le cuenten una historia, y esto es lo que pasa con una película. Un chico que nació en marte por cuestiones que cuenta la película, de algún modo llega a chatear con una chica en la tierra, y luego cuando llega a la tierra, entonces lo único que hace es buscarla.Lo se, suena cursi, pero para los que en el fondo aún le suenan las cosas románticas, les puede parecer algo bonito. Además el inicio de la película, la estancia en marte, me pareció correctamente llevada. No es una película de ciencia ficción con tintes románticos, sino una historia de amor, con tintes de ciencia ficción, dos personas separadas por el espacio.Ahora bien, para el subnormal que dijo que este tipo de películas es para pelotudos y subnormales, lamento que le hayan roto el corazón, y que por ello aborrezca cualquier cosa que tenga tono romántico. Romanticismos que a veces puede ser cursi, pero que puede ser una buena pausa, de tanta película de drama o comedia. Lo otro es que si solo vas a que te cuenten una historia, esta película cumplirá su función.

Diré tu nombre

Drama
5.7

Diré tu nombre Durante una misión de rescate, Wren (Charlize Theron), directora de una organización de ayuda humanitaria conoce a Miguel (Javier Bardem), un apasionado médico que ha dedicado su vida a trabajar en los países más peligrosos del continente africano. Wren y Miguel se enamoran e inician una relación en medio de la barbarie que los rodea. Pero ambos tienen caracteres muy fuertes y puntos de vista totalmente opuestos sobre cómo enfocar los conflictos que les rodean.Diré tu nombre CriticaVeo con estupor la nota recibida por esta película en el momento de hacer mi crítica (un 2,6). Me pregunto ¿me dí un golpe en la cabeza ayer antes de verla? No es una peli redonda, pero ¿un 2,6?No es una película con un gran oficio de cámara detrás, aunque la calidad de muchos de sus planos y un tempo francamente adecuado para lo que se pretende contar la elevan a perfectamente correcta en ese sentido. Javier Bardem y Charlize Theron están MUY bien en sus respectivos papeles, resultan personajes completamente creíbles. (Leo en varias críticas que son sus peores trabajos en años, y me pregunto qué (y cómo) película han visto esos críticos).Es cierto que el hilo de la película, su línea argumental principal, a saber, la historia de amor entre sus protagonistas, no logra la garra suficiente como para involucrar al espectador en ella. Quizá la película no se sostuviera si sólo se confiase su éxito a dicha historia, pero entonces viene el cuerpo real del metraje, su sentido, su sensibilidad, la bofetada constante que el espectador recibe.Y con esto no hablo de los momentos terriblemente crudos y desagradables en los que se retrata la muerte y la crueldad a través de imágenes e imaginería espantosas ("le violaron, le desgarraron la vagina y el ano y ahora hasta se le escapa la orina, y sin embargo aquí está, riendo y bailando conmigo"). Ese es un recurso fácil, y por lo visto gusta mucho al espectador medio ("Diamante de Sangre" o la crudísima "Johnny Mad Dog" lo demuestran: cuando estamos frente a una pantalla de cine, parece que nos sentimos más fascinados que asqueados o aterrorizados ante la violencia desmedida y demencial del día a día de tantos países africanos en guerra).De lo que hablo es precisamente del valor de plantear un debate moral manchado de barro y sangre. Un debate en el que Miguel, el cínico y brillante doctor interpretado por Bardem, opina que la realidad de esas pobres gentes no va a cambiar jamás, que su labor no importa una mierda, no va a cambiar el mundo, y lo único que pretende es salvar vidas para que las personas que reciban dicho regalo puedan tratar de hacer algo con ellas durante un rato más, quizá disfrutar algo hasta la próxima vez que vuelvan a sufrir el HORROR, en mayúsculas. El clásico "no voy a cambiar el mundo, pero puedo cambiar la vida de un puñado de personas a mi paso por la Tierra".Dicha postura está en total oposición con la de Wren, (Charlize Theron), hija de un eminente y reconocido voluntario ya fallecido, que cree que el mundo ha de cambiar, que es posible hacerlo, y que lo que hay que hacer es destapar todo ese horror, llevarlo a la opinión pública, lograr que la gente se implique. Actuar "in situ" puede que sea importante, pero lo que realmente hay que hacer es una lucha en otro nivel, en un nivel político. (Meto aquí opinión personal acerca de lo fatuo del pensamiento de Wren en mi opinión, sirviendo a modo de ejemplo como esta película resulta vilipendiada y pasando desapercibida, parece no importar a nadie...)Así, el mensaje es devastador: Según un personaje hay que actuar de manera que las cosas, que el mundo, cambie, y sin embargo esa tarea se antoja imposible, una quimera. Según el otro, sólo se puede ayudar localmente a un puñado de personas, de las que ni siquiera puedes estar seguro de que sean buena gente, en un acto que quizá (seguramente) tenga más de cinismo y autocomplacencia que de verdadero altruismo.Cuando a dicho guión, a dicha historia, a dicho debate, le acompaña la firma de alguien (Sean Penn) que sabe perfectamente de lo que habla, este mensaje se convierte en un auténtico puñetazo en los morros. Supongo que no todo el mundo asiste al cine a pensar, y supongo que no a todo el mundo le gusta que le expongan un debate tan cargado de cinismo y de impotencia acerca de "ayudar al prójimo". (Nos es más cómodo creernos héroes cotidianos por pagar 20 céntimos al mes para Intermon Oxfam y dar un euro de vez en cuando a ese mendigo que nos cruzamos en la calle).Supongo que por eso "Diré tu nombre" tiene tan malas críticas y tan mala nota en esta web. Por eso he creído que esta crítica era necesaria, porque creo que películas como esta son necesarias. Ya saben, hacer el ejercicio de pensar, de reflexionar, nunca viene mal...